VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

TUVE UN SUEÑO, I HAD A DREAM, ICH HATTE EINEN TRÄUM

Abay Yala
Wiphala
Amazonas
Indigenas
Pititas
Pueblo
Dolor
Arte
Cultura

Me gustaría pensar que existe otro mundo,
un mundo de sueños, colores y realidades,
gente de colores, en blanco en negro y arcoíris,
un mundo con espacios grandes y claros,
donde todos sus habitantes son estrellas terrestres,
donde todos los seres vivos son valiosos.

Hoy tuve un sueño:
No es el color o la raza que hacen a la gente,
sino el lugar y el ambiente
todo lo que nos rodea.

Vivimos en tiempos de Fake News, donde la información post fáctica y lo falso se hace realidad y llega alcanzar el nivel de verdad absoluta. Vivimos en el tiempo de la atención excesiva, vivimos en el tiempo de los algoritmos, ellos te escogen y no tú.
Vivimos en tiempos de conspiración, donde grupos de derecha se aprovechan de la ingenuidad y desesperación de la gente, vivimos en un tiempo de hechos alternativos y posibilidades.

En estos tiempos han renacido frustraciones del pasado, proyecciones emocionales negativas, el miedo a perder se intensifica y se refleja en el espejo de la sociedad y la vida, palpamos acciones y recuerdos que ya no tienen espacio en el mundo actual, muchos creen que si no resisten van a desaparecer, van a perder sus derechos, van a dejar de ser élite, van a pasar a ser parte de un pasado dañino.
Los cambios son inevitables, ninguna ideología lo impedirá, ninguna política clasista lo detendrá, el mundo tiene que cambiar, la humanidad tiene que cambiar, nosotros tenemos que cambiar.

Frases sueltas que las pienso en alta voz:

Puedes ser blanco y superior,
la excepción de la creación,
tener todos los lujos del mundo,
ser siempre el primero en la repartición,
ser el primero en entrar en el cielo.

Ellos eran los dueños de la tierra,
Ellos eran los olvidados, los perdedores,
Ellos eran los indeseados, los innecesarios,
Ellos eran los nadie, los perdidos.

Ellos eran los dueños de la Biblia, los únicos creyentes.
Ellos eran los necesitados, los perdedores,
Ellos eran los derrotados, los débiles,
Ellos eran los indefensos, los desesperados.

Eso no existe, eso no significa nada, es no es nada, esas son mentiras.

La pregunta ahora es – Que necesitamos para vivir –

Nuevas ideas, nueva gente, nuevos retos, una sociedad donde el egoísmo y la individualidad no es lo más importante, tenemos que atrevernos a ser diferentes, buscar cosas en común, construir un sistema para todos, bienestar material y desarrollo espiritual de todas las generaciones.

He tenido un sueño, hoy en el 1300, desperté en medio del Machu Picchu, los Inkas quisieron estar cerca del cielo, caminando por las pirámides del sol y la Luna, Chichen Itzá de los Aztecas, pirámide que proyecta a la Serpiente Emplumada Quetzacóatl, recorro el Templo gigante de la Serpiente y el Templo del Jaguar de los Mayas, mi mirada se pierde en las líneas de Nazca, me conmueven las imágenes diversas del templo de Tiwanaku, vigilada por  los sacerdotes amautas, me fascina. El mundo andino no estaba solo, tenía contacto y conexión con todo el continente Abya Yala y conocía gente de otros continentes. Me deja pensando la Venus de Valdivia, una figura parecida existe en todas las culturas del mundo.
Finalmente me dejo deslumbrar por la Amazonía llena de flora y fauna, los pájaros de colores llenan los ríos y lagos, los protectores milenarios del bosque caminan sigilosamente y con cuidado.

Al tardecer camino por Europa, está vacía, la gente corre desesperada, el terror esta dibujado en sus rostros demacrados y pasos apresurados, se esconden de las epidemias, se esconden de la Inquisición, sus campos están secos, no se ven árboles ni vegetación, la guerra invade el continente, gritos de dolor y hambre, digo, ese continente se está muriendo.

Por la noche camino por Egipto y las pirámide de Keops, la pirámide más vieja y más alta, una puerta al universo y la antesala al inframundo, paseo por  Babilonia el lugar donde estaban los jardines colgantes, por el Partenón, por el templo de Atenea, por el laberinto de Taurus y las cuevas donde estaba escondido Zeus durante su niñez y el templo de Poseidón: En la madrugada me encuentro paseando por los jardines y sus fuentes de agua  del Alhambra, los habitantes del Andaluz lograron conseguir el cielo sobre la tierra, la perfección del azul y el verde en sus azulejos y decoraciones.

Al caer un sueño profundo, exclamó estos pueblos fueron grandes, fueron la antesala de lo que actualmente conocemos, son la base de la civilización y la prueba que la grandeza existió, la gente que los construyo también fue grande y son un ejemplo, un precedente y una guía para lo que existe ahora.

Hoy me despierto el sol encandilando mis ojos, la TV y los medios en internet anuncian un nuevo Lock Down en Europa, tomo mi celular y miró Facebook.
Los autodenominados pititas en Bolivia y en el extranjero, declararon las elecciones actuales de ilegales y fraudulentas, parece que la mala consciencia no les deja dormir, pululan con mala fe y respiran odio, expiran racismo y demuestran miopía e ignorancia política. Al parecer sus estudios universitarios, nos les sirvió para mucho, el humanismo y la solidaridad no se aprende de los libros, sino se aprende en la realidad y se la recrea con los grupos diversos y heterogéneos. Les horroriza el hecho de tener un nuevo gobierno indígena, piden de rodillas al cielo que retroceda el tiempo y que declaren a sus candidatos preferidos como presidente, se olvidan como se olvidó Trump, que para ganar hay que tener la mayoría, ahora no se puede esconder papeletas o hacer votar a los muertos o sobrepasarse del número de votantes. Se arrodillan ante los militares y gritan desesperados, piden al ejército tomar el poder declaré un gobierno de Facto. Piden a gritos que la bota militar aplaste al pueblo indefenso, llenen las cárceles de presos políticos, manchen calles y plazas de sangre, miedo y terror. Indirectamente y sin saberlo exigen un nuevo Plan Condor o el renacer de las dictaduras sangrientas al estilo de Hugo Banzer, Alfredo Stroessner, João Goulart, Videla, Augusto Pinochet, que se dedicaron asesinar lideres progresistas y ha diseminar a las organizaciones de jóvenes de alternativa.

El ejército actual no es tonto, saben que gobernar no es solo ordenar, meter presos, perseguir y beneficiarse de los puestos de trabajo y despilfarrar el patrimonio del pueblo. Gobernar es un proceso complicado que demanda de un equipo de profesionales, muchos años de trabajo, esfuerzo y dedicación, eso no es para ellos, ellos están bien, protegiendo al pueblo y los intereses de los gobernantes y millonarios. Los Pititas al parecer son gente de poca memoria, se han olvidado que el proceso electoral estaba organizado y contralado por el gobierno de facto.
La izquierda, el MAS, los partidos políticos no tenían acceso a las urnas, software y computadoras. Las elecciones en Bolivia ganaron la mayoría, ganó el pueblo, un pueblo cansado de colonialismo, explotación, humillación y falta de privilegios.

Apago la TV, digo: si no escuchas noticias no estas informado y se escuchas noticias estas mal informado. Lo que vemos y escuchamos todos los días no es desinformación, sino confusión, terrorismo medial. Facebook se ha convertido en una plataforma de histéricos, traumados, desconsolados, solitarios, acomplejados, individuos que siembran la desconfianza en la humanidad, en la sociedad, en el futuro y en la solidaridad. Proyectan emocionalmente sus frustraciones, son vampiros psíquicos.

No sé por qué, Trump revivió el Darwinismo social, el odio racial, la nostalgia por un pasado egoísta y de clase, la derecha están convencidos de que antes vivían mejor, tenían más y gozaban mejor, se han olvidado que no llegaron al Abya Yala de turistas o trabajadores invitados, estaban huyendo de la guerra en Europa,  huyendo de la pobreza, huyendo de las persecuciones, con la muerte en los ojos;  nuestro continente les dio acogida, sin pedirles nada a cambio, ni darles fechas para abandonar los países. Ahora se sienten dueños y creen que el desarrollo mediano del continente se los debe a ellos. Sin discusión esa gente se desarrolló, se hicieron ricos, muy ricos, se adueñaron de tierras, bosques y ríos, engañaron a la gente local y sencilla, les obligaron a trabajar como esclavos y sin protestar, tenía de su lado a los políticos y gobernantes, eran sus conocidos y familiares y estaban protegidos por la policía y el ejército. 

Los conquistadores y colonos de Europa llegaron al paraíso, al paraíso que lo conocían a través de la Biblia, las leyendas y cuentos. Se tomaron el paraíso por asalto y convirtieron el paraíso en infierno. Los pobres, los locales, los indígenas, son los habitantes de ese infierno. Destruyeron culturas milenarias, exterminaron pueblos completos, prohibieron lenguas locales e impusieron la religión, las creencias, su moral y su ética. Nunca compartieron sus riquezas, lujos o bienestar. Los pobres para llegar al cielo estaban obligados a entregar lo poco que tenían.

Ahora los pueblos han despertado, no se pueden defender, no saben cómo defenderse, pero han despertado, algún día se alzarán, exigirán derechos, ventajas y privilegios, nadie los podrá parar, no tienen nada que perder.

Los conquistadores y colonos fueron recibidos con los brazos abiertos, se aprovecharon de la solidaridad y hospitalidad de los indígenas, ellos eran los dueños las tierras, no los individuos, no los jefes, sino la nación, los colectivos, el sistema.
Los indígenas tenían los recursos, las riquezas, despertaron y no tenían nada, solo la Biblia, los prejuicios, el despotismo, la crueldad, un cielo y un infierno extraño.

Los descendientes de los conquistadores y los nuevos colonos lograron que sus gobiernos, ejército y policía tengan el control absoluto de la sociedad y de las vidas de sus habientes, de sus recursos, de las finanzas, de las tierras, de la fuerza de trabajo. La vida de un pobre no vale nada, ni siquiera los consideraban humanos o dignos de esa sociedad, odiaban a los indígenas y ese odio han heredado las nuevas generaciones, que odian al indígena, aunque no saben por qué, tampoco pueden argumentar por qué. La justicia era solo para los pobres, utilizan la palabra democracia, para justificar persecuciones, encarcelamientos y para asesinar líderes y personajes populares. 

El continente despierta, eso es inevitable, no se puede esperar más, se ha llegado a los límites, sé ha llegado al final de la tolerancia y paciencia, los indígenas ahora son conscientes que son la mayoría, saben que la mayoría decide lo que pasa en las sociedades o con la minoría. Sin embargo, los indígenas no se aprovechan de eso, y quieren que la minoría también se integre a la sociedad y sean parte del crecimiento y desarrollo social y parte de un sistema colectivo.

En el momento actual muchos hijos de los colonos están regresando a los países de origen de sus padres, allí no les recibirán con bombos o platillos, se los considerará como mano de obra barata y no calificada, tendrán que hacer colas y esperar como todo el mundo espera, sin privilegios, ni reconocimiento alguno, si crean malestar, desconfianza u odio, serán amonestados, sorteados o aislados.

En estas sociedades  modernas, posiciones neonazis o racistas no son bien vistas y son fuertemente criticadas, si es necesario  son penadas: Esta gente huyen del supuesto socialismo y comunismo del continente Abya Yala, cuando llegan a Europa, se asustan porque aquí hay estructuras de carácter socialista, donde la salud, la vivienda, la educación y recreación es un derecho, y no un privilegio, tienen todo gratis, ellos no construyeron estos países, sus antepasados estaban ocupados construyendo su propio mundo, fuera de la realidad social y económica. Mucha de esta gente se aprovecha de las condiciones y estructuras, pero de ninguna manera quieren que los países, de los que ellos provienen. No permiten el progreso de la sociedad, y les es difícil aceptar que la mayoría tenga derechos universales, tengan derecho a vivir bien, derecho a tener bienes materiales, educación de élite, medicina moderna, infraestructura y sociedades con mentalidad contemporánea. Para ser aceptados o percibidos en Europa empiezan a mal utilizar el patrimonio cultural de los indígenas, sin respetar su origen, reconocer el valor moral y el valor ideal.
Se adueñan de manifestaciones culturales, que en sus países de origen las odiaban o los rechazaban.   

Los políticos y gobernantes entregaron a las empresas los monopolios las corporaciones, como es el caso de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, con la esperanza de que ellos les ofrezcan tecnología, progreso, modernismo y civilización, cosa que nunca paso y nunca pasará.  Al contrario, se llevaron todos los recursos, el capital que produjeron se lo llevaron, contaminaron los suelos, agua y aire, dejaron enfermedades incurables y muerte, esa es la triste herencia que dejaron los consorcios y emporios. Los únicos beneficiados fueron sus cómplices y facilitadores, si eso es progreso, entonces cualquier tipo de revuelta, resistencia o lucha está justificada.

Siempre me pregunté cómo es posible tener edificios o coches de lujos, haciendas, campos de Golf, aviones y yates, si tu sueldo mensual es de máximo 3000 0 4000 dólares al mes, en condiciones normales necesitarías 100 años, o sacarte la lotería, mínimo una vez por año, durante 10 años seguidos. Algo estaba mal, la corrupción se había apoderado de los políticos y las clases altas, Actualmente, como es el caso de Bolivia o Ecuador, no les da vergüenza, y compran terrenos, casas, abren cuentas en el extranjero, todo con el dinero del pueblo, todo con el dinero de los contribuyentes, hasta cuando mi Dios, hasta cuando nos toman el pelo, hasta cuando nos tratan como idiotas e inservibles.

Si Dios existiese, seguro que le daría un ataque cardíaco, se llenaría cólera y desilusión, de ver tanta crueldad humana, tanta injusticia social y tanta pobreza innecesaria. Se pondría a llorar al ver los pecadores golpeándose el pecho, hojeando sus Biblias gigantes, buscando la frase elegante, para pedir más y más a Dios. Esa gente no se cansa de pedir y exigir a Dios.

Les duele Bolivia, les duele Venezuela, les duele Cuba, les duele Argentina, los países ya no sus países, no pueden más administrarlas, como si fuesen sus haciendas o propiedad privada. Los países ahora son de la mayoría, las alambradas, los muros, las paredes gigantes de sus palacios, mansiones, villas, fabricas van a desaparecer o tendrán que cumplir una función social o colectiva.

Los conquistadores y colonos foráneos se adueñaron del país y declararon a los locales e indígenas; extraños. los tildaron de vagos, haraganes, ladrones y los volvieron invisibles.

La Amazonia en Brasil Bolivia, Perú, Ecuador esta extremadamente contaminada, los indígenas están enfermos, la flora y fauna desaparece de manera acelerada. Como puede ser posible que se quemen los bosques tropicales, solamente por satisfacer el consumismo de Europa y EEUU, se destruye espacios verdes, hábitats, zonas ecológicas y sagradas, tierras y viviendas indígenas. Siembran Soja manipulada, destruyen árboles gigantes, desaparece la fauna y flora única, la llenan de ganado de todo tipo. Por Dios en qué mundo vivimos. Un cambio, un supuesto progreso, a que costos.

La Amazonía tiene una capa de humos de apenas 10 centímetros, eso significa, que se la puede explotar solo un par de años, luego se convierte en zona árida en desierto inaccesible. La Amazonía es un sistema cerrado, que se provee, alimenta, reconstruye y destruye de manera armónica y autónoma, es un río volante o volador, vuela de norte a sur, de este a oeste, un paraíso perfecto, el pulmón del mundo y el paraíso verde sobre la tierra.

 La Amazonía es una obre de arte de los mejores Dioses del Universo

Hoy vivimos en el siglo XXI, donde la información no es más un Tabú, el conocimiento no se puede esconder, falsificar o tergiversar fácilmente, ahora sabemos exactamente cuáles fueron las intenciones de los conquistadores y colonos, que les movió / motivo hacer lo que hicieron en nuestro continente y con nuestra gente, por qué dividieron y sembraron la discordia entre Hermanos.
Acaso fue solo para gobernar y dirigir en paz, creyeron que podían mantener eternamente ese estilo de gobernar. Se equivocaron, nada es eterno, todo cambia, todo se desgata, todo se termina, todo tiene que renovarse. Si queremos existir como humanos, como planeta, tenemos que cambiar, tenemos que vivir diferente.

Muchos creen que se crearon las redes sociales, se crearon exclusivamente para sacar a relucir demonios internos, satanizar todo lo que te rodea, acusar de comunistas, socialistas anarquistas al que no esté de acuerdo con ellos, proyectar insuficiencias emocionales y frustraciones y traumas de la niñez, amenazar lideres o desprestigiar activistas sociales o políticas, hacer llamados al odio y venganza.
Las redes sociales no son cuevas de ladrones, todo lo dicho se grava y todo lo dicho tiene consecuencias, no importa si te escondes en el anonimato, avatares o dobles.
Lo bonito de la técnica, si uno se propone puede encontrar fácilmente a los infractores de normas y reglas, alteradores de la paz social, tergiversadores de la verdad, si es necesario hacerles responsables por lo dicho, obligarlos a retractarse de sus conductas asociales o responder con sanciones dolorosas o draconianas

Por eso lo digo en alta voz, parte de ese mundo es irreal, es una mentira, tampoco te puedes desahogar a costa de los demás, o utilizar las redes sociales cómo una especie de medicina. Las redes sociales no son medicina ni terapia, al contrario, pueden agudizar depresiones y remarcar paranoias y acentuar conductas o trastornos disociales.

El virus Corona o COVID 19, no solo ha causado muerte, confusión y desorden social y mental, sino también nos ha dado la posibilidad de reconocer el color de los ojos de nuestros semejantes, mirar sin tener miedo, ver a los ojos, reconocerse al espejo, una opción para revivir, aprender a sobrevivir, reconstruir y refundar las relaciones familiares y sociales.

El COVID 19 nos ha demostrado que no somos inmortales, somos temporales, somos pasajeros, somos débiles y no podemos decidir sobre nuestro futuro, tampoco necesitamos esperar la vejez para morir, desaparecer, dejar de existir.
La muerte nos puede sorprender dormidos, llegar sin avisar, cogernos descuidados y sin defensas. El problema no es el COVID, es nuestra forma de vida, que debemos cambiar o al menos probar a ser diferentes.

El tiempo actual es para reflexionar, meditar, perdonar, agradecer, reconocer, entender, informarnos mejor, informarnos de manera neutral y objetiva, respetar los valores de los pueblos ancestrales, reconocer la cultura y los importante de las estructuras sociales colectivas. Sortear completamente el pasado y presente; proyectarnos en dirección presente futuro y futuro presente.

Ayudar a la deconstrucción de las sociedades caducas, exclusivistas y racistas, ayudar a la construcción de una sociedad de derechos, chances, bienestar para todos y cada uno de nosotros, esto no es comunismo, sino humanismo y una necesidad de construir un mundo nuevo.

Nuestra responsabilidad de gente siglo XXI
es romper la continuidad colonial,

descolonizar conceptos,
deconstruir pensamientos
y formas de vivir arcaicas.
Eliminar creencias coloniales,
preatenciones darwinistas sociales,
erradicar de la cabeza y el cuerpo,
sentimientos de superioridad,,
prepotencia e intolerancia.

.Por Walter Trujillo Moreno, Noviembre 2020

Print Friendly, PDF & Email
Categories: CEM

Leave a Comment

Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden.

 

Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma


 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de