VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

LA PAZ DE POROSHENKO ES MÁS GUERRA UCRANIA Y RUSIA, LA OTAN Y USA VERGÜENZA POR EU Y EL PAÍS

El jueves, 4 de Febrero, con un día de retraso, compro El País en Alexanderplatz (Berlín) y se me atraganta el desayuno al leer el estilo y contenido de su página de Opinión Debemos parar a los matones de Putin. Confieso que Él País es desde su aparición, mí periódico de referencia, este yo en España o más allá de los Pirineos. Lo cierto es que mi sorpresa no es tanta si pienso que junto a excelentes plumas que bien justifican mi fidelidad ininterrumpida cohabitan en su seno la burda y pura demagogia amarillista de las voces de su amo.

Pasan los días y hoy 17 de Febrero veo que no amaina la desinformación y manipulación de la opinión publicada buscando impúdicamente acosar y derribar a Putin y de paso desintegrar a Rusia, todo sea dicho y hecho a la mayor gloria de la OTAN y beneficio de los amos del mundo.

Y el poeta, por Rusia y Ucrania, salta a la arena sin espada, que se basta con su pluma incisiva y una rosa roja, para hacerles butifarra y el salto de la rana a los astados-pasmaos germanófilos y recortar en el centro de la plaza a los verracos de colmillos retorcidos y acerados

Los chetniks y los ustachis, los neo nazis antisemitas de Bandera y Svoboda, los violadores de las rosas y asesinos de las alondras, no profanarán el vientre fértil y generoso de las doncellas y las madres eslavas, los poetas de la tierra defenderán el SER, la cultura y la dignidad de Rusia y de Ucrania, y los verbos, VIVIR y AMAR, le restituirán la salud y la honra a la EU que hoy agoniza, vendida por sus ilustres macarras, tristes y pobres putas, a la Troika y al Imperio USA.

La Libertad de Expresión no puede ser un privilegio unilateral de una de las partes, un mínimo de ética obliga a El País y a todo periódico creíble, a brindar su espacio a quienes también tienen el legítimo derecho a defenderse y dar su propia opinión, que no es de recibo, el publicar tan sólo la sesgada visión de una de las partes, pues, por más profesor de historia de Oxford que sea el emérito Timothy Garton Ash, no ha dejado de ser la voz del amo, un maniqueo y falsario adicto a las armas y a la violencia militar y mediática como solución para Ucrania.

Nos decía el insigne Doctor Timothy Garton Ash el 4/2/2015: Vladímir Putin es el Slobodan Milosevic de la antigua Unión Soviética: igual de malvado, pero más grande. (…) Como Milosevic, Putin está dispuesto a utilizar todos los instrumentos a su disposición

Respuesta de El último de la clase: Nunca fue ni será el zorro de Putin santo de mi devoción, y nos sobran razones para desconfiar de Él, que le podemos criticar muchas cosas, pero no tanto, su firme y hábil actuación en Crimea y en Ucrania, donde ha ido y va con pies de plomo, midiendo bien medido cada paso que le obligan a dar Poroshenko y los mercaderes de EU, Obama y la OTAN. Equiparar el papel de Putin y de Rusia en Ucrania, al de Milosevic y de Serbia en Bosnia-Herzegovina, es un insulto a la memoria histórica y la inteligencia humana que solo cabe en la mente de un pobre demente o de un canalla ser-vil. Hasta los últimos de la clase saben diferenciar a las víctimas agredidas de los victimarios agresores. Y en Ucrania, Milosevic (el necio) es Poroshenko, el rey mágico del chocolate que les envía con gran “dolor” peladillas de plomo fundido y bombones envenenados con uranio enriquecido a los niños y los ancianos de Donetsk que hablan ruso y aman y defienden su tierra.

Nos decía el insigne Doctor Timothy Garton Ash, el 4 de febrero: Los escombros de lo que era el aeropuerto de Donetsk evocan una escena propia de la atribulada Siria. En este conflicto armado han muerto ya alrededor de 5.000 personas, y más de 500.000 han tenido que dejar sus hogares  (…) Es razonable que los norteamericanos proporcionen la mayor parte del material militar pesado. (…) Puede que Estados Unidos tenga los mejores drones del mundo, y Alemania, la mejor maquinaria, pero Reino Unido tiene la mejor radio internacional. Una radio muy solicitada: el servicio en ruso de la BBC por Internet, pese a haberse reducido, sigue contando con una audiencia de casi siete millones; durante la crisis, la audiencia de lengua ucrania se triplicó, hasta más de 600.000

Respuesta de El último de la clase : En Kiev –aún- no ha caído una bomba pro-rusa, ni han cometido ningún atentado terrorista los ucranianos pro-rusos ni ha muerto nadie (directamente) a causa de la guerra civil, mientras que la destrucción indiscriminada se ceba en Lugansk y en Donetsk, y la población civil cuenta por millares sus víctimas inocentes, sumando más de un millón los desplazados, la inmensa mayoría buscando salvar sus vidas y poder hallar cobijo en las casa y en los pueblos de sus padres y sus hermanos rusos, los que hacen cuánto pueden para aliviar su situación y sostenerles contra viento y marea, le pese a quien le pese, le cueste a EU y a Rusia lo que le cueste, y caiga quién caiga, que está estúpida guerra fratricida, fría y caliente no la han buscado ni la han iniciado ni la van a perder Rusia y Ucrania del Este. Se equivocan McCain y Obama, se equivocan Mickey y Mimí y todos los elefantes-asnos republicanos y demócratas de Estados Unidos. Y se equivocan todos los presidentes y gobiernos de EU que intentan amedrantar a Rusia con más sanciones sin ver que están desatando la tormenta perfecta de pedrisco como huevos de avestruz que les va a caer sobre los techos de cristal de su maltrecha economía, pobres necios, obligados a ir contra los intereses económicos y la seguridad e integridad de sus propios estados y ciudadanos.

Y vuelve en El País del 17 de febrero 2015, el muy ilustrado Timothy Garton, para cuestionar, rechazar, de plano la forma y el fondo del acuerdo de paz alcanzado, vuelve, el juez y parte, para lanzar sobre Rusia sus cargas de profundidad, una vez más, fallidas, al no echar cuenta el colmillo embozado que todos los gatos del Támesis y las gatas del Soho han estado bailando (con botas) el charleston y meando a pelo sobre los barriles de wiski, de tinta china y de pólvora del oscuro y malogrado profesor.

 

Veamos las perlas acidas de nuestro alabado historiador:   „¡Nunca más!”, gritaron los europeos tras la Primera Guerra Mundial. Y volvió a suceder. “¡Nunca más!”, gritaron los europeos en 1945; y volvió a ocurrir. “¡Nunca más!”, gritaron los europeos después de Bosnia, en 1995; y ahora ha vuelto a pasar. (—)

Vladímir Putin está retando deliberadamente a la Unión Europea con una manera de hacer política diferente, antigua y peor. La fuerza impone su razón. Lo negro es blanco. La guerra vuelve a mandar, (…)

Gary Kaspárov, que conoce Rusia tuiteó recientemente: “Los realistas parecen tan contentos de condenar a millones de ucranios a vivir como prisioneros en un territorio ocupado. En Europa, en pleno siglo XXI”. (…)

Aunque las encuestas que muestran la increíble popularidad actual de Putin en Rusia son creíbles… También Adolf Hitler gozó de enorme popularidad durante un tiempo, igual que Slobodan Milosevic. Los pueblos pueden dejarse llevar por rumbos desastrosos, sobre todo cuando una hábil propaganda sabe explotar los mitos y los agravios nacionales más arraigados (…)

Aquí, en cambio, a pesar de la complejidad de Ucrania, existe una manera de desbloquear la situación, que se puede resumir en 14 palabras: Putin debe retirar sus fuerzas y Ucrania recuperar el control de su frontera oriental.

Respuesta de El último de la clase: ¡SÍ!! ¡SEÑOR!! ¡AMEN!! Que tiene usted toda la razón, y hay que joderse y darle muy duro y al culo, a Putin, y darle, con el nervio de un toro de lidia, que Ucrania no puede convertirse en Siria, ni Rusia en Irak, y tenga por seguro que no se convertirán, pese a todos los pistoleros a sueldo y los escribientes empesebrados de su calaña que están haciendo cuanto pueden y más para conseguirlo al negar en Ucrania el derecho inalienable de los pueblos a la paz y la libertad de su autodeterminación.

 

Pueden echar todos ustedes pestes de Putin, de Rusia y de la Ucrania pro rusa, pueden vomitar sapos envenenados y víboras cornudas por su dulce boquita demonizando a Putin y haciéndole culpable de todos los males y crímenes habidos y por haber en el mundo mundial y de estar emulando en la Ucrania pro rusa con premeditación, nocturnidad y alevosía, la limpieza étnica y el genocidio de Hitler y de Milosevic al invadir y anexionarse Crimea con las malas artes de una gran fiesta popular de baile de disfraces amenizada con los coros del ejército ruso y una orquesta popular de flautas y violines, de acordeones y balalaicas.

Solo le queda a nuestro insigne aprendiz de brujo, al Dr. NO, el desvelarnos donde tiene Putin los campos de exterminio y los hornos crematorios para poder bombardearlos con napalm así como los silos subterráneos que albergan los misiles intercontinentales de ojivas nucleares para que Súperman y Spiderman, el Capitán América y la Antorcha Humana los puedan sellar e inutilizar con la silicona de las tetas de Miss América

 

Obama dice que Rusia no puede cambiar las fronteras de Europa a punta de pistola. ¡Patético! Es ya sabido, creen los ladrones de vidas y haciendas que todos son de su condición. Y los cuatreros, tahúres y pistoleros a sueldo, los genocidas de los genuinos americanos, los expertos en el uso indiscriminado de las armas de destrucción masiva, los hermanos de (mala) leche de las Potencias del Eje, los racistas y neofascistas del KKK, los maestros humanistas del arte de la guerra preventiva, la CIA y los padrinos de los más letales golpes de estado en Latinoamérica y en toda la Aldea Global, los almirantes, generales, comandantes y capitanes programados de la OTAN, los gurú (divinos adivinos) creen que todos los demás somos necios. Y se equivocan en EU con los millones de electores libres que les hemos dado y les vamos a dar nuestro voto de confianza a SYRIZA, PODEMOS y… Se equivocan muchísimo con Rusia y Ucrania, con los pueblos eslavos que tienen la decencia y el coraje, la historia y memoria, la cultura e inteligencia para permanecer unidos y ganarles el envite de la guerra, a los vende-patrias y demás endriagos sin corazón y sin alma.

¿Cuándo llegarán a comprender los elefantes-asnos que con el pueblo ruso no se juega? Que fue Rusia, su heroico pueblo y el Ejército Rojo y no el General Eisenhower y sus marines quiénes derrotaron a La Wehrmacht y le hicieron cavar su tumba en la orilla oeste del río Volga al 6º Ejército Alemán del general Paulus cambiando la batalla de Stalingrado el curso de la Gran Guerra y precipitando el desembarco de Normandía, el final del Tercer Reich y el posterior suicidio de Hitler

Quienes siguen creyendo que pueden comprar, dominar y esclavizar el alma eslava para saquear las riquezas y reservas naturales de Rusia y de Ucrania son unos pobres lerdos sin la humanidad ni la talla ni la clase, el coraje y la inteligencia, para poder medirse en ningún campo con los hijos y nietos de Tolstoi y de Dostoievski, de Chejov y de Gorki,  de Shólojov  y de Turguénev, de Alexandre Griboyédov y de Nikolái Nekrásov, de Pushkin y de Lérmontov, de Yesenin y de Yevtushenko, de Mayakovski y de Pasternak, de Bulgakov y de Mandelstam, de Marina Tsvetaeva y de Anna Ajmátova,  de Serguéi Mijalkov y de Aleksandr Solzhenitsyn, de Sergei Eisenstein y de Dziga Vértov, de Lev Kulidzhanov y de Andréi Tarkovski, de Eldar Riazanov y de Gueorgui Danelia, de Serguei Bondarchuk y de Nikita Mijalkov, de  Karandash y de Arkady Raikin, de Vladímir Vysotski, de Lyudmila Gurchenko y de Yuri Nikulin. De Stravinski y de Chaikovski, de Serguéi Prokófiev y de Galina Ulánova

Los dos Bush, Clinton y Obama, el padre, el hijo, su primo y el espíritu santo, con la connivencia de Felipe González, ZP, Rubalcaba y Pedrín (el dandi) John Major, Tony Blair y Cameron, José Mari Aznar, Aceves y Rajoy, sus fieles y amantes costillas y las santas que les parieron, cantan a coro y bregan al alimón alimentando la fragua de Vulcano y avivando el fuego del averno, educando a sus cachorros en la defensa de la asociación del rifle y la práctica de su única LEY, la ley del Dios colérico y vengativo de Sodoma y Gomorra y del Diluvio Universal, la inhumana ley de la selva donde solo valen, cuentan y quedan, los nº 1, los más ricos, los más fuertes, los más altos, los más guapos, los más rápidos para correr, desenfundar y disparar metiendo la bala donde meten su ojo, entre las cejas del que se les pone por delante y les tose.

Los apóstoles del Nuevo Orden Mundial no saben ni contestan, y en sus refugios de plomo y hormigón armado, copulan frenéticamente con las súper ratas y los caniches enanos que dirigen las HAZAÑAS BÉLICAS de las mesnadas de analfabetos funcionales y autistas, de psicópatas terroristas, que si por azar, oyen y leen, jamás, han escuchado ni comprendido la fuerza y el valor de la palabra y la imagen, de la voz y la obra imperecedera de Walt Whitman y de Edgar Poe, de Arthur Miller y de Ernest Hemingway, de John Steinbeck y de Scott Fitzgera, de Tennessee Williams y de William Faulkner, de Marlon Brando y de Bette Davis, de Paul Newman y de Robert Redford, de Elizabeth Taylor y de Meryl Streep, de Humphrey Bogar y de Katharine Hepburn, de Montgomery Clift y de Dustin Hoffman, de Jack Nicholson y de Robert de Niro, de John Huston y de Stanley Kubrick, de Orson Wellesy y de F. Ford Coppola, de Woody Allen y de James Cameron, de Michael Moore y de Oliver Stone, de Martin Scorsese y de Al Pacino, de Martin Luther King y de Rosa Parks, de Louis Armstrong y de Duke Ellington, de Aretha Franklin y de Ray Charles, de Joan Báez y de Bob Dylan.
Hoy, en Kiev, se atrinchera un gobierno golpista y neofascista, máximo responsable de llevar a Ucrania a un callejón sin salida después de haber provocado su guerra civil y su desintegración, su ruina y quiebra económica. Un gobierno con las manos manchadas de sangre inocente, un presidente banal sin credibilidad ni autoridad moral y política para apagar el incendio que ha provocado. Poroshenko (el chocolatero) y su corte de los milagros buscan su propia salvación pidiendo armas más letales y el apoyo de la OTAN para vaciar hasta la última grivna de las arcas del estado ucraniano. Poroshenko, sabe que sin el apoyo militar de Obama no puede imponer su falsa paz y sin el mana de la Troika, su gobierno no llega al mes de mayo, solo le queda echar balones fuera, declarar la ley marcial, y ganar tiempo mientras espera el milagro de que Rusia caiga en su provocación arrastrando a EU al abismo de la noche sin retorno.

Pero ni Putin es tonto para caer en la trampa de Poroshenko ni Rusia es Irak para ser destruida, invadida y saqueada impunemente. Y Alemania y Francia, Europa, ya pago y bien caro el precio de su ceguera sufriendo el espanto de la Primera y la Segunda Guerra Mundial para caer ahora por tercera vez en la misma piedra. Esa y no otra, ha sido la máxima preocupación y la razón del esfuerzo diplomático abanderado por la canciller Ángela Merkel y el presidente François Hollande, que conociendo a Rusia y teniéndola por vecina con buen juicio y mejor criterio rechazan la letal e incontrolable escalada militar auspiciada por USA y la OTAN. Hoy, en Berlín y París, Bruselas, Roma y Atenas, Madrid y Barcelona en todas las calles y plazas de EU se tienen que levantar millones de voces y manos abiertas clamando al cielo ¡Queremos Vivir!! Y VIVIR, en PAZ y en LIBERTAD, en Ucrania y en Rusia, en Europa, y en otro Mundo posible.

Hoy, USA y EU están jugando con fuego sentados sobre un polvorín, y si el iluso ilusionista de Obama y los zombis descerebrados del Pentágono no ven que su política es el pasaporte directo para el suicidio colectivo, mal, muy mal, lo pasaremos todos, si los hijos de Lucifer abren las puertas del infierno y del invierno nuclear. Hoy, puede ocurrir cualquier cosa, pero nosotros, mientras nos quede un resquicio de luz y un soplo de aliento, por la supervivencia de la especie humana y por legar un futuro mejor y sin  guerras a nuestros hijos y nietos, lucharemos hasta el fin sin dejarnos abatir.

En Ucrania del Este Poroshenko no cree en la paz ni la quiere que su paz es la guerra, todas las cartas están dadas y las cosas están bien claras, el ejército ucraniano, desnortado, dividido y enfrentado, se bate en franca retirada, sin poder romper el cerco y salir del culo de saco donde se ha metido, cuando uno ha perdido la partida, la batalla de Debáltsevo, no rompe las cartas, los acuerdos, que saca bandera blanca, se rinde y entrega las armas. Un ejército que carece de razones o motivaciones para morir combatiendo, termina abandonando las posiciones para huir en desbandada. Lo dijo Bertolt Brecht, los soldados pueden pensar y comprender las razones ocultas de quienes les ordenan disparar contra la población civil y matar a sus propios vecinos y hermanos. Poroshenko envía el ejército a ocupar unos territorios declarados en justa y legitima rebeldía, y los soldados pueden pensar, y ver, que ellos nada van a ganar y que tienen todas las de perder ante unas milicias pro rusas qué seguras de que Rusia no les negará el pan ni les cerrara la puerta, han tomado las armas al tener el apoyo solidario y decidido de la población civil, para poder defender la vida de sus mujeres y de sus hijos, la tierra, la paz y la libertad, su lengua y su cultura, y lo más auténtico y sagrado, su tierra, su identidad y su dignidad

Y cierro con un poema de El último de la clase

 

 

EL ÚLTIMO DE LA CLASE

 

No temo salir a la calle,

Ir delante del viento

Y llamar a una puerta,

Presentarme desnudo,

Y ofrecer a quien abra

Lo único que tengo,

Cerezas y flores,

Globos y cromos,

Amor y versos.

No temo ser el payaso,

El último en hablar,

El tonto de la clase.

 

 

 

Olivier Herrera Marín

 Presidente de POETAP

 Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía

 

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.

Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de