VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

LA EXTRANJERIZACIÓN & LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LA AMAZONÍA

El Bosque primario arde y el mundo observa y calla

¡Qué significa internacionalización o extranjerización!, al hablar de internacionalización se habla de las empresas y su influencia a nivel internacional, creación de sociedades y empresas extranjeras, creación de nuevos mercados o  ampliación de los mercados de exportación, asegurar presencia y control total de las operaciones, instalaciones y distribuciones de las empresas o sociedades en el extranjero. 

En este sentido a la  Amazonia se lo quiere manejar como una empresa, su participación directa, integración a la economía global, los países como Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Guayana Francesa, y Surinam, no tendrán ninguna influencia sobre este territorio, sino aquellas empresas y gobiernos que inviertan para su conservación, mantención y desarrollo.
EEUU y Europa tienen la información de la Amazonía , de la cantidad de recursos existentes, sobre la población, sobre la Fauna y Flora, Agua, las culturas y lenguas de las 400 nacionalidades indígenas existentes en la región. A la Amazonia se lo declarará como una especia de parque Nacional, al estilo de África, donde sus habitantes serán parte no deseada de su proyecto, intentarán a la gente reubicarlos, expulsarlos o simplemente exterminarlos, al estilo de los misioneros y el Instituto lingüístico de Verano en la década del  60. En esa época a los indígenas les desarraigaron de su  hábitat, les desposaron de sus territorios, les  prohibieron sus lenguas y cultura, les llevaron a EE.UU, los presentaron como animales exóticos y raros. Les enceraron en campamentos y les otorgaron la Biblia y sus malas costumbres.

La Cuenca Amazónica alberga 30 millones de habitantes. La Amazonía con sus 7 000 000 km² de extensión, sería el emporio y reserva más grande del mundo, una reserva de Agua, los conocimientos de sus habitantes serán importantes para la creación de  nuevos medicamentos y  la creación de nuevas formas de terapia y curación. La sangre de los indígenas, sus genes y genomas se utilizaran para curar enfermedades tales como el cáncer, AIDS,  enfermedades intestinales, etc. La Amazonía es un laboratorio natural y una reserva de incalculable importancia.

Muchas empresas privadas o estatales supuestamente cuidan la Amazonía a través de las ONGs y Fundaciones, no es una tarea samarita sino una manera de pagar menos impuestos en los países de origen de las empresas. Con este tipo de apoyo calculado se demuestra la incapacidad de los gobiernos amazónicos de poder conservar la fauna y la Flora y atender las necesidades de sus pobladores.

Los pobladores de la Amazonía viven en la extrema pobreza, con excepción de poblados netamente indígenas, que se han liberado de la influencia de los misionarios, fundaciones y gobiernos. Los Indígenas no se han beneficiado del Boom del caucho, del petróleo, cacao y la explotación agresiva de los minerales, como el oro, cobre y uranio.

Desde el inicio de la colonización española, sus poblados fueron destruidos, quemados, fueron esclavizados, obligados a trabajos forzosos, asesinados, desalojados, perseguidos, criminalizados. Sobre las cenizas de sus pueblos se fundaron las ciudades o poblados actuales. Los consorcios internacionales y empresas nacionales han contaminado el agua, la tierra y el aire, con la construcción de carreteras, haciendas, empresas  ganaderas, agroindustriales, turismo en masa y construcción de ciudades y poblado artificiales.

Han desmantelado los bosques, contaminado ríos, lagos y lagunas, destruido el hábitat de plantas animales, insectos, pájaros, causando daños ecológicos irreparables. Los indígenas que viven cerca de los pozos petrolíferos y minas adolecen de enfermedades respiratorias, de la piel, del intestino y muchos casos de leucemia o cáncer a la sangre.

Los políticos y gobiernos nunca se han preocupado de verdad de las nacionalidades indígenas, se los ha tildado de enemigos del progreso y enemigos del bienestar y la modernización del país. La gente de los países amazónicos desconoce la vida, las costumbre, la cosmogonía, la forma de vida, son terrarios lejanos y en la memoria de la gente, territorios salvajes o abandonados. La colonia española y la república les han tildado de salvajes, peligrosos e incivilizados.

Los indígenas en general son los perdedores del desarrollo
 y las víctimas de la modernización.

Desde la época de la colonia se desconoció sus derechos como personas y sus derechos de propiedad a sus territorios ancestrales, simplemente no poseían títulos de propiedad legales o legalizados. Se realizaron reformas agrarias y reparto de territorios vírgenes para la agricultura, ganadería y se fundaron pueblos desordenados, precarios y lastimeros. Poblados cercanos a las minas y pozos de gas y petróleo, sin planificación, sin infraestructura básica, sin ningún tipo de medidas de seguridad o reglas de respeto a los derechos humanos y derechos de la Naturaleza. Nunca se dio un valor o se consideraron a los indígenas y sin miramientos se destruyó la flora y fauna original.

A propósito de la quema de los bosques en la Amazonía, los aborígenes de todos los continentes saben cómo utilizar el fuego y la quema contralada de los bosques para ampliar sus territorios y utilizarlos como vivienda, nuevo suelos para el cultivo e infraestructura necesaria. Los colonos actuales, los políticos y gobernantes y consorcios no tienen ni la menor idea, ni la sensibilidad necesaria para poder entender el valor del bosque primario, razón por la cual causan incendios y destrucción masiva de la flora y fauna.

La Amazonía es un sistema ecológico complejo y cerrado, la capa de humos o el suelo productivo, es apenas de 10 centímetros, es decir sus terrenos no son aptos para el cultivo a largo plazo, las raíces de los árboles son superficiales o están casi en el aire. No es la tierra la que nutre la flora y la fauna, sino la flora y fauna nutre la tierra. Los árboles, plantas, pájaros, animales, insectos viven en una simbiosis activa, cada planta, cada insecto, cada animal tiene una función en el bosque primario.

El bosque se auto regenera y se amplía continuamente, los ríos no solo son terrestres sino también aéreos, la evaporación del agua riega los colosos gigantes y el bosque en general.

La Amazonía se inunda durante meses, sus bosques se vuelven acuáticos y la vida se desvuelve en las cúpulas de loa árboles y en el agua.

La Amazonía esta siempre en movimiento, el bosque se mueve individual, en grupo y en conjunto. Es decir si tala una árbol, mata un animal se altera el ecosistema de manera irremediable y se pone en peligro la existencia del bosque.

Los indígenas viven en un bosque que tiene la biodiversidad más grande del planeta, la reserva de agua más grande del mundo, el bosque purifica el 20 % del CO2 de la atmósfera, es un pulmón gigante que purifica el aire.

Los indígenas viven desde hace miles de años en el bosque primario, viven no en armonía, sino en dialogo con la Naturaleza, están en capacidad de entender el lenguaje, los códigos y los mensajes  del bosque, son los únicos seres capaces de garantizar la existencia del bosque, y, no los consorcios, las ONGs paternalistas o los filántropos de última hora.

Sus conocimientos milenarios de las plantas y animales son valiosos, son el verdadero tesoro de la Amazonía.  Nunca fue necesario destruir o explotar la Amazonía, las ganancias fueron mínimas, el impacto ecológico sin precedentes y más grande que los réditos. Los países no se benefician de la explotación de los recursos naturales de la Amazonía, sino los consorcios y los países industrializados, se llevan los minerales y recursos vegetales y nos dejan a cambio los desechos, la destrucción la polución, la contaminación, el hambre, la miseria y  la muerte.

Nuestros gobiernos y políticos egoístas son cómplices directos y conscientes de la destrucción del bosque.  La Amazonía para los oligarcas y terratenientes fue una hacienda rica en todo, pero difícil de explotarla en condiciones normales. Hasta los años sesenta se vendían haciendas con indígenas incluidos. Actualmente no es necesario destruir o quemar la Amazonía, los consorcios y países desarrollados están en capacidad de producir energía alternativa y autónoma, como lo quería Nicolás Tesla, “energía y progreso para todo el mundo”. Los minerales o metales los puedes sacar de los aparatos viejos, como ordenadores, electrodomésticos, celulares, etc., al parecer a las empresas les sale más barato explotar los minerales de la tierra que reciclar la basura tecnológica.

La intención de la geopolítica de EEUU, del pentágono, las ONGs pseudo-naturistas, Fundaciones ecológicas fue privatizar el bosque primario, declarar a los gobiernos amazónicos de incapaces de conservar y garantizar la existencia del bosque, declararon a sus pobladores una molestia, con la consigna “defender la Selva, pero libre y limpia de habitantes”. Antes de expulsarlos, aprovecharse de sus conocimientos milenarios, de sus organismos diferentes y su capacidad de supervivencia.

Los gobiernos y políticos amazónicos deberían declarar a la Amazonía patrimonio de los indígenas en primer lugar y una reserva ecológica del resto de habitantes, se debe prohibir la tala de los árboles, la fundación de poblados y ciudades nuevas. La explotación de minerales no es rentable; si se emplea técnicas modernas y ecológicas, no ganan nada. Mejorar se debería aprender de Costa Rica e Indonesia y empezar utilizar el bosque primario para el turismo inteligente, sostenido, educativo y ecológico.

Propuesta para ayudar a la gente que se está quemando en Bolivia, nadie de Uds. se muere de hambre en Alemania, más aun los  privilegiados, se puede hacer donaciones masivas, por ejemplo donar 100€ por familia, para apoyar a la reconstrucción. La idea sería recoger unos 50 mil euros, ese dinero  se lo envía directamente para el beneficio y protección de los animales silvestres que están quemándose, son vendidos ilegalmente, o masacradas por los nuevos colonos o campesinos.


Artículo por Walter Trujillo Moreno , Septiembre 2019
Info@vulcanusweb.de
 
Literatura:

-El río, Wade Davis, Bogotá, 2001
-Plantas de los dioses, Albert Hofmann & Richard Evans Schultes, México 2000
-Contribuciones de Richard Evans Schultes
-El “Schaman del fin del mundo” ,Walter Truillo Moreno”,  2008, Ecuador
-Declaraciones de Cristovao Buarque. „Chico“ Buarque, Ministro de educación de Brasil. “Internacionalizar la
Amazonía”, 2008, Universidad de EE.UU

DECLARACIONES DE CRISTOVAO BUARQUE. „Chico“ Buarque,
MINISTRO DE EDUCACIÓN DE BRASIL.

INTERNACIONALIZAR LA AMAZONIA

No todos los días un brasileño les da una buena y educadísima bofetada a los estadounidenses. Durante un debate en una universidad de Estados Unidos, le preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y actual Ministro de Educación de Brasil, CRISTOVÃO BUARQUE, qué pensaba sobre la internacionalización de la Amazonia. Un estadounidense en las Naciones Unidas introdujo su pregunta, diciendo que esperaba la respuesta de un humanista y no de un brasileño.

Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque:

“Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonía . Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, él es nuestro.Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonía, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás, que es de suma importancia para la humanidad.

Si la Amazonía, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero. El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonía para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.

De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonía a es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonía es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales. No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación.

También, antes que la Amazonía, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer solo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea manipulado y destruido por el sólo placer de un propietario o de un país. No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro. Por el contrario, ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado.

Durante este encuentro, las Naciones Unidas están realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de países tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos Manhatan debería pertenecer a toda la humanidad. De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de Janeiro, Brasilia… cada ciudad, con su belleza específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero.

Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonía , para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos todos los arsenales nucleares. Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.

En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda. Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonía. Cuando los dirigentes traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían estudiar; que mueran cuando deberían vivir.

Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia, sea nuestra. ¡Solamente nuestra!”

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Comment

 

Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma


 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de