LOS BOLIVIANOS EN EL EXTERIOR DESEAN VOTAR


Edwin Perez Uberhuaga
(Periodista Free Lance-La Paz)

Bolivia febrero 2001

   Podria el voto de los bolivianos en Argentina definir quien sera el nuevo Presidente de Bolivia?. Habra un profesional de Harvard que después de muchos años llegará a La Paz a ocupar un curul en el Parlamento?. Alguna comunidad boliviana denunciará fraude en su consulado en favor de un candidato?.

Esas preguntas surgen ante la posibilidad de que, por primera vez en la historia democrática de Bolivia, los residentes en el extranjero depositen su voto y participen activamente en las elecciones del 2002, cumpliendo un mandato constitucional.

No es un tema insignificante.  Segun la Direccion de Migración, ahora hay mas de dos millones y medio de compatriotas fuera de nuestras fronteras. Si bien muchos están en situación de ilegalidad, casi un millón de personas está en la edad o podría habilitarse para votar.

Ellos quieren hacerlo. En un sondeo mediante internet todos afirmaron que estan dispuestos a participar mas en la vida democrática del país y exhortaron a la Corte Nacional Electoral a facilitarles el camino como electores o elegidos.

No se trata solamente de poner a alguien en el Palacio de Gobierno, sino que, al ampliar el universo de votantes, las propuestas de los candidatos y sus acciones también alcancen a los migrantes, con ideas para evitar la "fuga de cerebros", facilitar su legalizacion o mejorar la atención en las embajadas, algo que hasta ahora han olvidado.

Hay periódicos y revistas como el "Vocero Boliviano" en Argentina, que aprovechan las visitas de los políticos para obtener criterios de la
situación de los migrantes.

Contestaron a las preguntas de LA PRENSA Yvett Jurado Braun (EE.UU.), Felix Martinez (Finlandia), Carlos Jahnsen, Carmina Alvarado, Daniel Ramirez (Alemania), Roony Quisberth Tineo (Africa), Jaime Padilla (Suecia),  Juan Chugar (Argentina) y Fernando Lora (Colombia) y Gladys Dávalos Arze (La Paz), junto al ecuatoriano Walter Trujillo.


MUCHAS VENTAJAS


Carlos Jahnsen (Berlin), opinó que hay que hacer diferenciaciones: que los residentes en países vecinos deberían votar sin que el tiempo de permanencia sea una limitante. Por ejemplo, si uno vive en la Argentina hace treinta años o cinco años y antes de viajar vivió por lo menos seis meses en Bolivia debería tener ese derecho.
Los del resto del mundo deberian votar si no están mas de diez anos fuera del país y si antes vivieron por lo menos seis meses en Bolivia.
En ambos casos los Consulados se  encargarian de organizar el voto,
registrar a los ciudadanos y compatibilizar sus datos con la Corte
Electoral, que a su vez enviaría los respectivos sobres a las Embajadas y Consulados.

Desde Bogotá, Lora coincidio con el criterio de calcular bien los tiempos de residencia, ya que hay gente  que vive muchos años fuera y esta desactualizada de la identidad y conducta de los candidatos.

Roony Quisbert (Africa), señalo que, en esos casos sera fundamental el papel de la prensa, de manera que pueda informar con veracidad e imparcialidad en torno a las propuestas de los candidatos y si realmente dicen la verdad.  "Algunos de los residentes tienen parientes que viven en Bolivia y cuentan los entretelones de lo que ocurre, pero otros solamente tienen el internet como fuente para  entrerarse", agrego:

Carmina Alvarado (Frankfurt), dijo que en la mayoría de los paises se vota por correo, pero en Bolivia no se lo hace "tal vez por el temor de los partidos políticos de no poder influenciar en las opiniones de los que están lejos".

Trujillo expreso que la Patria es transportable y la llevamos dentro de
nuestros corazones y que con el voto los residentes se sentirán más
bolivianos que nunca, por la identificación con el quehacer y la vida
política del país, "aunque quizá los burocratas tendrán un poco más de trabajo".

Gladys Davalos (La Paz), dijo que desde el momento en que nuestras
elecciones son limpias y la CNE pone todo su esfuerzo para que no pase el fraude, cada voto cuenta...y a lo mejor la sorpresa va a ser que los bolivianos en la Argentina definan quién será el presidente.


PROPUESTAS ELECTORALES


Jahnsen sugirio que los candidatos deben plantear un programa de gobierno con perspectivas reales de empleo, estabilidad, inversión, sin descuidar el fortalecimiento culturales.

Yvett Jurado Braun (Washington) dijo que es portuna la preocupación de Jahnsen en cuanto a la necesidad de políticas de integración y reintegración (doble nacionalidad), tema urgente si se considera la situación de las segundas y terceras generaciones de bolivianos en el exterior. "Hay hijos de bolivianos que ya no se consideran como tales", puntualizo.

Lora (Bogotá) y Jaime Padilla (Gotemburgo) y Felix Martinez (Helsinki), coincidieron  en que los candidatos deben ofrecer mayor protección a los migrantes, por la inseguridad y peligro tremendo sobre todo en los casos de no tener papeles de resiodencia. Muchos se sienten huerfanos.

Alvarado lamento que en ningun momento se respeta la voluntad  del pueblo y es imposible que un candidato llegue a la absoluta mayoría de votos como indica la ley, por lo que lo que se debe respetar la mayoría absoluta.

Gladys Davalos dijo que se debe gestionar ante otros gobiernos que no se practique la xenofobia con bolivianos. A nivel interno, agrego, se debe luchar contra el desempleo y su secuela mas dolorosa: la migración.

Daniel Ramírez (Berlín), dijo que nunca antes voto en las elecciones
bolivianas, por lo que tiene cierta indiferencia al respecto. Sin embargo, planteo que si se aprueba esta medida, las embajadas pueden fracilitar los tramites y asi generar más interes en los nacidos en Alemania, pero con sangre boliviana.


FRAUDE?


Uno de los riesgos del voto en el exterior es que los resultados sean
manipulados por intereses de los gobernantes, que designan politicamente a embajadores y consules, cuya credibilidad sera puesta a prueba en esta ocasion.

Un ejemplo: en abril del 2000 fui testigo de como el gobierno de Alberto Fujimori hasta el ultimo momento trato de lograr la reeleccion, por las buenas o por las malas.

Junto con la periodista de la Agencia EFE en Berlín, Carmen Valero, tratamos de compatibilizar los datos de la Embajada Peruana con los consulados en Münich, Frankfurt y Berlín, que eran diferentes a los del observador peruano y del gobierno aleman. "Con toda la tecnología del mundo no coinciden las cifras de menos de mil votantes, es increible", comento la española Valero.


UNA DECISION URGENTE


Segun el vicepresidente de la Camara de Diputados, Morgan López, la Corte Electoral tiene pendiente la elaboración de disposiciones para el sufragio extraterritorial (articulo 97 de la Ley Electoral).

A su vez, el Vocal de la CNE, Jorge Lazarte, dijo que no se analizó el tema, debido a que previamente  el gobierno tiene que realizar un censo de bolivianos en el exterior.


No hay duda, los bolivianos deben votar. Por lo pronto, son como
espectadores que se quedaron fuera del estadio en la final de la Copa del Mundo con la impotencia de no apoyar a su equipo preferido y deben esperar afuera a que sus parientes o amigos les cuenten lo sucedido.



LAS PERSONAS CONSULTADAS



Yvett Jurado Braun (EE.UU.): Vive casi 30 a
ños en Washington, es experta en aministración de lujosos hoteles y es una activa dirigente de la comunidad.

Felix Martínez (Finlandia): Vive 30 años en Helsinki, es funcionario de la Alcaldia. Su hijo Petr desde hace unos meses es campeon mundial de box tailandes.

Carlos Jahnsen (Berlín): Vive mas de 20 a
ños en Europa. Es el único asesor latinoamericano del SPD ( Social Democratas), partido gobernante en Alemania. Ayudo a la reactivacion economica de Viet Nam y otros paises.

Carmina Alvarado (Frankfurt): Es responsable del intercambio comercial de Bolivia con Alemania. Fue funcionaria de organismos internacionales, con amplia experiencia pese a su juventud.

Daniel Ramirez (Berlín): Universitario hijo de boliviano. Con su amigo
Andreas Sieber, que llego a Bolivia en cuatro ocasiones, todas las semanas juega futbol con las camisetas de Strongest, Bolivar y Wilsterman.

Roony Quisberth Tineo (Africa): Lleva mas de 30 a
ños recorriendo en el mundo como artista y empresario. Actuo con Julio Iglesias y cada 6 de agosto organiza el exitoso "Etnofestival" en Finlandia.

Jaime Padilla (Gotemburgo): Periodista prestigioso que escribe sobre temas latinoamericanos en publicaciones suecas. Es uno de los organizadores de reuniones anuales de compatriotas.

Juan Chugar (Argentina): Uno de los mas antiguos residentes en Argentina, que con sus multiples actividades conoce bien su problematica.

Fernando Lora (Bogotá): Contador y artista. Fundo grupos colombianos que interpretan nuestra música y en sus actuaciones dicen "somos bolivianos". Apoya a su esposa Amelia Montero, Agregada Cultural de la Embajada en Colombia.

Gladys Dávalos Arze (La Paz): Escritora destacada en el país, que fue la ú
nica orurena que enseño literatura alemana a los alemanes. Ahora se prepara para dar una conferencia en Cambridge.

Walter Trujillo (Berlín): Periodista ecuatoriano especialista en temas de latinoamerica. A traves del internet refleja su diversidad.




PENSAMIENTO POLITICO DE LOS MIGRANTES BOLIVIANOS

Exiliados políticos, profesionales, estudiantes, amas de casa, obreros,
enfermos o personas al margen de la ley, forman parte de la amplia variedad de bolivianos en el mundo.

Si bien en esencia son igual que los que habitamos en Bolivia, su choque a veces traumatico con otras culturas, costumbres y sistemas económicos les dan una visión un poco mas amplia de la situación política mundial y nacional.

En todo el mundo, pero sobre todo en Escandinavia, hay centenares de exiliados políticos de las dictaduras. Por un lado, muchos han cambiado sus esquemas socialistas y se han vuelto mas capitalistas que los demás.

Pero por el otro, hay quienes continúan con su discurso de izquierda y recuerdan la huella del Che Guevara y Marcelo Quiroga Santa Cruz.
Varios se han casado entre bolivianos, pero la mayoria se casaron con europeos y se enfrentan al dilema de embarcarse en experiencias políticas en Bolivia o permanecer en su nuevo sistema de vida.

Por otra parte, estan los "exiliados económicos", nombre que se da a quienes tuvieron que abandonar el país por falta de empleo, la crisis económica y las dificultades para estudiar.



Ellos crecieron con los cambios originados por el decreto 21060 en 1985 y ahora viven bajo los moldes del libre mercado (desde Estados Unidos hasta Argentina) o la economía social de mercado de Alemania y los intentos de nuevas corrientes que formula Gran Bretaña.


También está aquellos que han vivido durante decadas en los países
satelites de la Unión Sovietica y que disfrutaron de las ventajas del
"Papá Estado", aunque ahora soportan cambios traumáticos.

Su importancia electoral varía. Por ejemplo, en Argentina: si del millón de bolivianos pueden y quieren votar 300 mil (una población electoral como la de Cochabamba o Santa Cruz), tendrían mucho peso en los resultados finales.

Las comunidades bolivianas son muy diversas afuera del país y, como ocurre adentro, es muy difícil ponerse de acuerdo, porque siempre se quieren imponer los criterios de clase social o posición económica, a lo que se suma si uno es "legal"o "ilegal".



Hasta ahora las discusiones se han concentrado en campañas de solidaridad o temas culturales (participación de grandes comparsas en carnavales, tipos de baile y vestimentas) y, aun ahí, aunque no se lo crea, hay una fuerte division de criterios.


La posibilidad de votar puede abrir interesantes discusiones ideológicas y programáticas y estimular liderazgos adormecidos, pero también puede quebrantar la frágil unidad alcanzada hasta el momento.

Pero es un hecho que nadie rechazara la posibilidad de participar en el proceso de construccion de un país al que, tarde o temprano, volverán.