Selva del Alto Amazonas, 22 de Agosto del 2.008

Señor Doctor
Alan García
Presidente de la República del Perú

Estimado Señor Presidente


Soy un indígena Achuara del Alto Amazonas y ahora por mandato de mis hermanos cumplo las funciones de Presidente de la Coordinadora Binacional del Pueblo Achuara del Ecuador y el Perú, Cobnaep. Tu eres Presidente y como Presidente tu prometiste trabajar y luchar por la vida y el adelanto de tu pueblo, eso hago yo, lucho y trabajo por los Achuaras y por eso te escribo. Te escribo porque no entiendo ¿...porque siendo tu Presidente de todos los peruanos, quieras quitarles su territorio a mis hermanos Achuaras y a los hermanos de más de sesenta pueblos originarios de la amazonía que también son peruanos.....?; te escribo porque no entiendo ¿...porqué tu dices que nosotros los indígenas somos un estorbo para el desarrollo del Perú...?.

Señor Presidente Alan García usted debe acordarse que nosotros vivimos en éstas selvas desde hace miles de años, muchísimos años antes de que tus antepasados blancos vinieran a conquistar América, muchísimos años antes de que tus antepasados blancos vinieran a apoderarse de algo que no les pertenecía, de que tus antepasados blancos llegaran a esclavizar a nuestros antepasados indígenas para hacerles construir las haciendas de ustedes, las ciudades de ustedes, las casas de ustedes, incluyendo la casa desde la que gobiernas, construida también por indígenas a los que tu llamas estorbo para el desarrollo.

Los indígenas de Perú, los estorbos como tu nos llamas, hemos dejado nuestra vida construyendo los templos y los palacios, los pueblos y las ciudades que vienen a visitar los turistas del mundo entero y de los que los peruanos están tan orgullosos. Los indígenas de la amazonía dejamos nuestra vida y nuestro sufrimiento cuando tus abuelos caucheros y los empresarios del automóvil y la bicicleta de Estados Unidos y de Europa se enriquecían en el siglo pasado. Pueblos enteros de indígenas amazónicos se extinguieron para que tus antepasados y esas empresas transnacionales se hicieran ricos. Y tu nos llamas estorbo.

Cuando los campesinos de la sierra y de la costa pedían tierra para sembrar, ustedes apenas repartieron las haciendas de los blancos y los mestizos terratenientes; en lugar de eso les enviaron a colonizar la amazonía, porque decían que eran tierras baldías que pertenecían al Estado, pero no era verdad eran tierras nuestras, tierras de los pueblos amazónicos. Cuando las grandes Compañías Petroleras de los Estados Unidos quisieron explotar crudo, les enviaron también sin consultarnos a la amazonía porque decían que eran tierras que pertenecían al Estado, pero no era verdad eran tierras nuestras. Y allí recordamos lo que les pasó a nuestros abuelos en la época del caucho, allí recordamos que la presencia de las compañías significa destrucción y muerte.

Si no pregunte Señor Presidente a los Kandoshi que por la contaminación de la Oxi casi desaparecen, pregúnteles a los mil quinientos Kandoshi asesinados por la ambición de esa compañía y por el queminportismo de los gobiernos. Pregúntenos a los Achuaras, sobre todo a los del río Corrientes, que ahora tenemos nuestras tierras, nuestros ríos, nuestras chacras contaminadas por petróleo....?, pregúntenos a nosotros que sabemos que usted, y que ninguno de los gobiernos anteriores han hecho nada por solucionar nuestros problemas.

Y ahora señor Presidente usted quiere que abandonemos nuestros derechos ancestrales sobre nuestros territorios, derechos heredados de nuestros padres y abuelos, y a nosotros los legítimos dueños originales quiere darnos como a finqueros títulos individuales sobre pequeños pedazos de nuestra propia tierra. Para entregar el resto a quién Señor Presidente...?, a las empresas petroleras..?, a las madereras?, a las nuevas compañías de bio combustible..?.

Para nuestra Cultura la tierra no es algo que se deja, que se cambia, que se vende, la tierra es el lugar sagrado de donde nacemos, de donde nos alimentamos, la tierra es nuestra madre. Me pregunto usted abandonaría a su madre...?, vendería a su madre....?, permitiría que su mamá sea maltratada y contaminada. Conocemos que los blancos son capaces de hacer cualquier cosa por dinero, pero creo que usted no permitiría eso....

Señor Presidente nuestros territorios son amplios porque vivimos de la caza, de la pesca, de la recolección de lo que necesitamos, de una agricultura que cambia de lugar las chacras para no agotar al suelo ácido y pobre de la amazonía. Por eso nosotros hemos podido vivir de la selva miles de años sin dañarla, mientras ustedes en pocos años la están exterminando.

Por todo esto Señor Presidente, debo decirle que así como usted defendería la vida de su mamá con su propia vida, así los Achuaras y los demás pueblos amazónicos vamos a defender a nuestra madre, a nuestra tierra, a nuestro territorio, así sea al precio de nuestra vida. Ahora se ha vuelto usual decir que los que defienden sus derechos son terroristas, no Señor Presidente, no somos terroristas, somos hijos que defendemos a nuestra madre, y con nosotros hay muchas personas honestas en el mundo que quieren defender nuestra selva, porque defienden también el agua, el aire puro que la amazonía asegura para el futuro de la humanidad entera.

Atentamente

Alejandro Mayapra
Presidente de la Coordinadora binacional del pueblo Achuara de Ecuador y Perú COBNAEP