MUJER DE LEJOS

No sé , si llegaste para ser una historia,

te miró y te siento como desierta,

te pienso y es como si no existieras.

Mujer de este instante y para siempre,

sombra que apareces y realidad que no se cuenta,

me abrazas con tus ojos y me concluyes con tus versos.

Tengo que saber quien eres,

si un ser que amo o vino para amar

Eres paloma,viajera y pasajera,

que conduces tu espíritu y

empañas tus belos con mis inquietudes,

no se como entenderte,

tu estás aquí y conmigo.

Esperar un siglo para empezar amarte,

callar en silencio esperando tus retoños o

decirte ahora que nunca existimos,

por Walter Trujillo

 

DESAPARECER EN LOS VERSOS

 

Perderse dentro de la inspiración del poeta,
escabullirse dentro de las galeras que han creado tu indiferencia.

Me muero cien veces en versos,
te extraño tras las rejas de lo incierto y doloroso.

Desvanecerse quisiera en el perfil romántico,
de tu recorrido de mujer llena de calma,
la música delira acordes e imagines de formas difusas.

Miraré desde el aire las sonrisas sin límites,
las tormentas de rimas,
los ojos tristes y el beso escondido.

Creo en lo divino y en la transparencia de los suspiros,
vivo los sueños otrora soñados,
dibujo símbolos en paredes y
en las manos que beso cuando cierro mis ojos.

Sé que mañana despertaré en uno de mis mejores sueños,
brillaran las flores nocturnas,
los ángeles pintaran el horizonte;
el aleteo de las mariposas y el susurro de tu suspirar,
perfumaran los rincones,
donde esconderé lo inolvidable y
el retoño de mi alma eterna.



Cielo, por Walter Trujillo - Enero 2007-03-26