VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

CUANTOS-ANOS-MAS-DEMORARA-LA-JUSTICIA-SE-PREGUNTAN-AFECTADOS-POR-TEXACO-A-LOS-23-ANOS-DE-LUCHA

2_justicia

El 3 de noviembre se cumplirán 23 años en la batalla jurídica que los ecuatorianos mantienen contra la empresa petrolera Chevron (Texaco), por los daños ambientales causados en sus territorios. Un resumen de avances y aprendizajes que se han vuelto el ejemplo en las luchas ambientales mundiales se contabilizan en este período.

Quito, 3 de noviembre de 2016.- Las y los afectados por las operaciones petrolera de Texaco, cumplen hoy 23 años de una batalla legal por conseguir que la compañía pague por las afectaciones ambientales provocadas en más de 450 mil hectáreas de las provincias de Orellana y Sucumbíos, para iniciar la inmediata reparación de la zona.

La sentencia obtenida en el “Caso Texaco” como se conoce a este juicio, ha sido la victoria más grande en un enfrentamiento entre indígenas y colonos contra una transnacional.  Luego de 18 años de iniciado el proceso se obtuvo la sentencia en primera instancia en la Corte de Lago Agrio. Este dictamen fue ratificado en apelación, así como por la Corte Nacional. La justicia ecuatoriana sancionó a Chevron al pago de 9.500 millones de dólares. A pesar de ello, el proceso no concluye para los demandantes, quienes iniciaron acciones para homologar la sentencia en Brasil, Canadá y Argentina, para de ese modo, empezar con las labores de reparación.

“Estos 23 años han sido de mucho aprendizaje para nosotros y también ha dejado lecciones en el mundo. Este caso ha servido para evidenciar la estructura de impunidad, a escala mundial, que blinda a las transnacionales, frente a las demandas de los ciudadanos”, señaló Humberto Piaguaje, Coordinador Ejecutivo de la Unión de Afectados por Texaco, organización que representa a los afectados.  Esto, al referirse a las constantes violaciones a los derechos humanos por parte de la petrolera, la denegación de justicia, las evidentes interferencias políticas y económicas a los sistemas jurídicos del Ecuador y de los otros países donde se llevan las acciones judiciales.

Otro de los logros conseguidos durante estos 23 años, comenta Piaguaje es que el caso  se ha convertido en un ejemplo de lucha y es por eso que ha estado, por tres años consecutivos en la Asamblea de las Naciones Unidas, lugar donde ha expuesto sobre las malas prácticas ambientales de Chevron. Además,  forma parte de la campaña global que llevan adelante las redes ambientales internacionales, que ahora buscan la aprobación de un Tratado Vinculante, que obligue a las corporaciones a someterse al cumplimiento de los derechos humanos.

Pablo Fajardo, abogado de los afectados, destaca el avance del caso en Canadá, en donde, en septiembre de este año,  los ecuatorianos lograron un pronunciamiento del Tribunal Supremo, que reconoce tener jurisdicción para tramitar la homologación del dictamen. El Juez de la Corte de Ontario rechazó los pedidos de Chevron y decidió que el juicio será tramitado hasta que se dicte sentencia.

Para el Coordinador de la UDAPT, el mensaje de las cortes canadienses es muy fuerte, pues ha demostrado que todas las acciones realizadas por la empresa, que incluye un juicio viciado en los Estados Unidos, no han dado resultado y Canadá está demostrando su imparcialidad, dijo Piaguaje.

Resaltó el dirigente que todos estos años, los afectados han resistido a las presiones de Chevron para dividirlos y amedrentarlos, incluso utilizando a personas de la zona que se han prestado a sus intereses.  A pesar de ello la organización está más sólida que nunca amparada en la UDAPT, que es la derivación de la organización de hecho creada a la par de las acciones en Ecuador ( 2003) y que tenía el nombre de Asamblea de Afectados por Texaco.  Dio a conocer que por conseguir estatus jurídico (2012), con el nombre de Unión de Afectados por Texaco, por lo que no se puede hablar de una organización nueva.  Como asociaciones, asamblea o unión, esta organización ha sido protagonista del caso los 23 años.

En el momento, los afectados han firmado varios convenios con ONG´s, Institutos Académicos y Universidades ecuatorianas y de otros países, especialmente europeos que están interviniendo en proyectos, que en conjunto lograrán la elaboración de los planes de reparación, lo cual ha sido resaltado como un acierto, por Ramiro Ortiz, indígena Cofán, responsable de coordinar los proyectos de la UDAPT.

Donald Moncayo, representante colono, sostiene que lejos de enfriarse la lucha y el compromiso, la UDAPT ha logrado un espacio a escala mundial, pero también en las bases, cuya cohesión ha permitido poner en práctica iniciativas para llevar algún alivio a los pobladores que impactados por la contaminación. “Si Chevron creía que íbamos a desistir por cansancio y falta de fondos, se equivocó. Lo que logró es que aprendamos a resistir y buscar alternativas colectivas que nos unen más”, dijo.

Finalmente, Humberto Piaguaje a nombre de la organización, demanda a la Corte Constitucional que resuelva, en justicia, la acción extraordinaria de protección solicitada por Chevron.   “No es posible que por dos años y nueve meses la Corte Constitucional no se haya pronunciado y de ese modo, permita a la compañía de seguir alargando el proceso y no cumplir con la sentencia ecuatoriana”.

Pablo Fajardo, sostuvo que lo que Chevron intenta colocar a la Corte Constitucional como una cuarta instancia, lo que resulta aberrante y violatorio al sistema judicial. “Chevron intenta que se vuelvan a discutir argumentos que ya fueron desechados en otras instancias, por lo que la petición de la empresa debería ser negada, si la Corte Constitucional es garantista de los derechos constitucionales y humanos.

Contactos: Unión de Afectados y Afectadas por las Operaciones de Texaco (UDAPT)

Quito Ecuador

Teléfonos: (593) 2 273533

Correo electrónico: casotexaco@gmail.com

Web: www.chevrontoxico.net

María Eugenia Garcés: 0999225516

Nancy Rodríguez: 0999949337


AFECTADOS ECUATORIANOS POR CHEVRON PIDEN AL ESTADO CUMPLIR CON LA SENTENCIA EMITIDA POR CORTE NACIONAL DE JUSTICIA

ScreenHunter_278 Jul. 07 03.37

Quito, 6 de julio de 2016.- La Unión de Afectados por Texaco (UDAPT), considera que sería muy grave y un “atraco al país”, si el Estado llega a pagar a Chevron en lugar de hacer efectiva la orden de embargo en favor de los indígenas y campesinos que lograron una sentencia para que la petrolera pague para la reparación de los daños ambientales provocados en las provincias de Sucumbíos y Orellana.

Humberto Piaguaje, coordinador de la UDAPT, informó que hasta el momento el Presidente de la Corte Provincial de Sucumbíos no ha emitido los oficios con los que se notifica el embargo impuesto a los activos y bienes de Chevron en Ecuador y que está vigente desde junio del 2013, lo que resulta bastante extraño.  Si el Estado llega a pagar a Chevron por falta de notificación, los culpables de este acto en contra del país serán responsabilidad del Juez y de la Corte Superior de Sucumbíos.

El dirigente de los afectados hace un llamado a los órganos correspondientes, a las organizaciones sociales y a la ciudadanía en general a estar pendientes para evitar este acto que sentaría un grave precedente para quienes, aún habiendo obtenido una sentencia favorable para lograr justicia y restablecimiento de derechos, estén sujetos a dictámenes de justicias de otros países, lo que pondría en grave riesgo la soberanía nacional y favorecería los intereses económicos de las transnacionales, en perjuicio de los derechos de los ciudadanos ecuatorianos. Las organizaciones del país pedimos respeto a la institucionalidad ecuatoriana, “sería inaceptable que se desacate una orden judicial ecuatoriana y se obedezca una norteamericana” dice Piaguaje

El “caso Chevron” como se le conoce, ha adquirido reconocimiento mundial por haber sentado en el banquillo a una de las empresas multinacionales más grandes del mundo.  Este juicio ha logrado poner en evidencia las estrategias que utilizan este tipo de empresas y destapar la estructura de impunidad mundial que favorece el cometimiento de violaciones a los derechos humanos de las poblaciones donde operan.  Por esta razón, este caso está siendo motivo de análisis en los principales foros mundiales.  Una falla administrativa de una Corte ecuatoriana, no haría más que retardar la justicia, lo que sería muy mal visto a nivel global, considera Humberto Piaguaje.

Donald Moncayo, miembro del Comité Ejecutivo de la UDAPT, calificó como un hecho muy grave si el Estado acuerda el pago a la petrolera Chevron. “No podemos permitir que se pague casi 100 millones de dólares a la petrolera que ha sido la culpable de muerte de ciudadanos ecuatorianos, graves problemas ambientales, económicos, sociales y culturales en contra de pobladores indígenas y colonos de las provincias de Orellana y Sucumbíos”.  Consideró que como Estado, Gobierno y ciudadanos no podemos permitir que esto ocurra.  Informó que si no se inician inmediatamente los trabajos de reparación ambiental, seguirían incrementándose el número de enfermos y muertos por efectos de la acumulación de tóxicos que permanecen en el suelo y agua de las zonas contaminadas. Recordó que el monto de la sentencia será invertida en su totalidad en la reparación de los territorios afectados, de acuerdo a lo que consta en el dictamen judicial.

Los afectados por Chevron mantienen un litigio contra la petrolera Chevron, que lleva 22 años.  La demanda judicial fue resuelta en las tres instancias judiciales en Ecuador y fue favorable a los demandantes ecuatorianos.  La sentencia obliga a Chevron a pagar más de 9.500 millones de dólares que deberán ser utilizados para la reparación de suelos, fuentes de agua, restablecimiento de las culturas de las nacionalidades indígenas, establecimiento de sistemas de agua segura y cobertura de salud para quienes sufren afecciones relacionadas con la contaminación.

Chevron retiró todos sus activos y bienes del país, por lo que los afectados están siguiendo acciones de ejecución en Brasil, Argentina y Canadá.  En meses pasados la Corte Suprema de Canadá emitió un dictamen mediante la cual  acepta la jurisdicción para que se tramité la homologación de la sentencia ecuatoriana, lo que abre el camino para el cobro del total de la sentencia en ese país.

Mientras evade la justicia ecuatoriana, Chevron ha utilizado el Tratado Bilateral de Inversiones para demandar al Estado ecuatoriano, como resultado de lo cual ganó el caso conocido como Chevron 2, cuya demanda está basada en la no resolución por parte de las cortes ecuatorianas, de juicios comerciales instaurados por la petrolera.  Este juicio, no tiene relación alguna con el juicio ambiental privado que mantienen los afectados ecuatorianos.  Es necesario ratificar que pesa orden de embargo sobre todos los bienes y activos que tiene la petrolera en Ecuador.

 ****

Contactos: Unión de Afectados y Afectadas por las Operaciones de Texaco (UDAPT)

Quito Ecuador

Teléfonos: (593) 2 273533

Correo electrónico: casotexaco@gmail.com

María Eugenia Garcés: 0999225516

Nancy Rodríguez: 0999949337

Posted on julio 6, 2016 in Blog

ScreenHunter_278 Jul. 07 03.37


ECUATORIANOS INICIAN TRÁMITE ANTE CORTE PENAL INTERNACIONAL EN CONTRA DE CEO DE CHEVRON

ScreenHunter_37 Oct. 02 00.13

ScreenHunter_36 Oct. 02 00.13

23 de octubre de 2014.- Afectados ecuatorianos por la contaminación dejada por Chevron en Ecuador, presentaron una denuncia ante la Corte Penal Internacional en busca de que se condene penalmente a los directivos de la compañía, por los crímenes de lesa humanidad cometidos en contra de la población de la Amazonía ecuatoriana.

La carta, que es el equivalente a una denuncia, fue entregada a Fatou Bensouda, Fiscal de la mencionada corte. En ella se describen los hechos que ocurren en la selva amazónica de Ecuador y se explica la manera en la que las acciones y decisiones tomadas por John Watson, CEO de Chevron, junto con otros directivos de la compañía constituyen un ataque generalizado y sistemático contra la población civil de la de esa zona, lo que es penado en el artículo 7 (Crímenes de lesa humanidad) del Estatuto de Roma.

Esta denuncia abre un camino muy importante para que las violaciones a los derechos fundamentales no queden impunes, tomando en cuenta que, y según la postura de reconocidos jurista las masacres actualmente no tienen las características clásicas y se extienden a hechos como la creación de un espacio vital que ha sido contaminado, el hostigamiento de los pobladores de una región, o lo que es aún peor, el mantenimiento indefinido de condiciones violatorias a los Derechos Fundamentales, todo esto hacen que este conjunto de acciones constituyan un Delito contra la Humanidad en los términos del Estatuto de Roma; y es justamente esto lo que el CEO de Chevron ha hecho en Ecuador.

Es por esto que, a través de la acción ante la Corte Penal Internacional los pobladores ecuatorianos, más de 30 mil indígenas y colonos de la Amazonía denuncian la acción de los directivos de la multinacional que mantienen las condiciones ambientales generadas, lo que ha causado impactos negativos y la violación permanente de sus derechos. Esto a pesar de que existen sentencia dictaminada por las cortes ecuatorianas, la misma que ha sido desconocida por la petrolera. De acuerdo a los afectados, inmediatamente se cumpla el pago que debe hacer la petrolera, se iniciarán las acciones de reparación ambiental, que permitirán reducir los impactos generados.

Chevron-TEXACO causó el mayor desastre registrado en la historia de la industria petrolera. EL daño lo causó en la Amazonía ecuatoriana, donde operó entre 1960 y 1992; por ello, representantes de los afectados iniciaron un largo proceso legal en 1993 y que culminó con condena ambiental, refrendada en octubre de 2013 por la Corte Nacional de Justicia de Ecuador. Contrariando la sentencia, la empresa ha desarrollado una estrategia clara de ocultamiento de la contaminación, desprestigio de los afectados y una constante negativa a asumir sus responsabilidades internacionales en materia de Derechos Humanos.

Una acción de esta naturaleza ante la Corte Penal Internacional no tiene precedentes y constituye un avance en materia de Justicia Penal Internacional, pues permitirá juzgar acciones de particulares que generan crímenes, considerados en el Estatuto de Roma, como de lesa humanidad. Las acciones dilatorias y que no han permitido la reparación de las condiciones que están causando muertes a una población y que les ha obligado a modificar su medio de vida y costumbres, deben ser motivo de análisis y resolución de esta Corte, obligada a velar por el cumplimiento de los derechos humanos en el mundo.

Esta acción se suma a importantes avances registrados en temas de derechos humanos a nivel supranacional, como lo fue la resolución de la última reunión de Ginebra, en la que se creó un grupo de trabajo para elaborar un instrumento internacional jurídicamente vinculante, que obligue a las transnacionales a cumplir todas las normativas referentes a derechos humanos. En esa ocasión el caso Chevron fue presentado, a través de Pablo Fajardo, abogado principal de la causa, en representación de los afectados ecuatorianos.

Con este caso, la Corte Penal Internacional tendrá la oportunidad de investigar y probar la responsabilidad penal individual de personas físicas que actúan a través de una persona jurídica, con lo cual las empresas deberán ajustar sus prácticas y sus representantes deberán responder por las violaciones a los derechos de las poblaciones en las que desarrollan sus actividades.

*****

 

Contactos:

Ecuador:

Unión de Afectados y Afectadas por las Operaciones de Texaco (UDAPT)

Quito Ecuador

Teléfonos: (593) 2 273533

Correo electrónico: casotexaco@gmail.com

Pablo Fajardo: 593993977811

María Eugenia Garcés: 593999225516

Nancy Rodríguez: 593999949337

 

xxxx—–xxxxx

Denuncia de las víctimas de Chevron ante la Fiscal de la Corte Penal Internacional

Crímenes de lesa humanidad cometidos por Chevron Corporation

La más reciente acción de la Unión de Afectados y Afectadas por Texaco (UDAPT) relacionada al largo juicio contra la compañía norteamericana Chevron Corporation, busca que se condene penalmente a los directivos de la compañía. Para esto la UDAPT acudió ante la Fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda y procedió a presentarle una comunicación que describe los hechos que se están desarrollando en este momento en el suelo ecuatoriano – equivalente de una denuncia en el sistema penal doméstico. En esta comunicación se explica cómo las decisiones y acciones tomadas por John Watson como CEO de Chevron, junto con otros directivos de la compañía, revisten las características de un ataque generalizado y sistemático contra la población civil de la Amazonía ecuatoriana.

Las víctimas de la contaminación dejada por Texaco denuncian a los directivos de Chevron por haber tomado decisiones y acciones para evitar que la compañía asuma su responsabilidad por la reparación de estos daños. Así, se acusa que la compañía ha emprendido una serie de acciones dilatorias, difamatorias y contrarias a la debida reparación del daño, lo que constituye un ataque generalizado contra los habitantes de la Amazonía; y que los directivos de Chevron “continúan evitando su responsabilidad y contribuyen, en cada oportunidad que pueden, a evitar que la contaminación del Oriente sea remediada”.

En este sentido, la denuncia tiene como base la postura de reconocidos juristas que plantean que en la actualidad los ataques en los que se producen las masacres no tienen las características clásicas, esto es a través de las armas únicamente, por el contrario la creación de un espacio vital contaminado, el hostigamiento de los pobladores de una región, o lo que es aún peor, el mantenimiento indefinido de condiciones violatorias a los Derechos Fundamentales hacen que este conjunto de acciones constituya un Delito contra la Humanidad en los términos del Estatuto de Roma

Son muchos los ejemplos de estas decisiones y acciones, por lo que estamos convencidos de que los hechos denunciados son una clara contribución delictiva al resultado reconocido por las tres sentencias de los tribunales ecuatorianos, que luego de 10 años de litigios encontraron responsable a la compañía Chevron.

Confirmando esto, en la comunicación se describe con firmeza el interés personal que tiene el señor Watson de no reparar los daños ambientales que la compañía Texaco causó en el Ecuador, puesto que fue el principal promotor de la fusión de Chevron y Texaco. Esta fusión creó la segunda empresa petrolera más grande de los EEUU y catapultó la carrera de Watson; un revés en este sentido sería desastroso para él y para sus intereses dentro de la estructura jerárquica de poder que hoy administra.

Los crímenes por los que se acusa a Watson sólo pudieron ser cometidos desde su posición de poder al frente de Chevron (Presidente y CEO), tomando las decisiones estratégicas relativas al proceso con el único objetivo de mantener la contaminación en Ecuador, desde la cima de la pirámide de poder que representa la compañía. Por ello se considera su conducta como un aporte fundamental al resultado dañoso de la población de la Amazonía ecuatoriana, y por lo cual se lo debería tener como autor de los crímenes denunciados en los términos del artículo 25 del Estatuto de Roma.

Por todo esto, se considera que la competencia de la Corte Penal Internacional por un crimen cometido en el territorio de Ecuador viene garantizada por los artículos 11, 12 y 13 del Estatuto de Roma, que fue ratificado por Ecuador el 5 de mayo del 2002. Puntualmente, los crímenes de lesa humanidad de los que se acusa a Watson son los establecidos en el artículo 7 del Estatuto de Roma (ER), que dispone que “se entenderá por ‘crimen de lesa humanidad’ cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil, y con conocimiento de dicho ataque: a) Asesinato; b) Exterminio; d) Deportación o traslado forzoso de población; h) Persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género definido en el párrafo 3, u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional, en conexión con cualquier acto mencionado en el presente párrafo o con cualquier crimen de la competencia de la Corte; y k) en general otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física.

Por haber cumplido con los requisitos formales y haber demostrado con pruebas que se ha cometido un crimen de lesa humanidad, la UDAPT tiene plena confianza en los resultados del proceso. La presentación de esta comunicación implica precisamente el primer paso del proceso penal internacional, que inicia con el estudio que hará la fiscal de la misma, y proseguirá con la investigación de los hechos denunciados. Se espera finalmente obtener el enjuiciamiento penal, y posteriormente una sanción apropiada para John Watson, CEO de Chevron, y cabeza del ataque sistemático y generalizado que sufren los pobladores amazónicos.

_____________________

 

Contactos:

Ecuador:

Unión de Afectados y Afectadas por las Operaciones de Texaco (UDAPT)

Quito Ecuador

Teléfonos: (593) 2 273533

Correo electrónico: casotexaco@gmail.com

Pablo Fajardo: 593993977811

María Eugenia Garcés: 593999225516

Nancy Rodríguez: 593999949337

 


Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de