VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

El poeta que canta, cuenta y reniega

Walter Trujillo Moreno
GLOBAL e.V Germany/Alemania

Reino Garcés, Pedro Arturo. América: Guitarra de otros verbos, Amerika: Gitarre anderer
Worte. (Ecuador – Studien und Editionen) (German and Spanish Edition). Peter Lang
Edition, 2013. Pp.434. ISBN-13: 978-3631640296, ISBN-10: 3631640293.

The book review “El poeta que canta, cuenta y reniega” publication in Confluencia Volume 32 Nº 1 (Fall 2016)

Leer poesía es navegar por un mundo
peligroso, personal, íntimo, es arriesgar a tener
que opinar, pensar por sí mismo o a cuestionar
el futuro, pasado e historias contadas. Leer
su poesía en castellano y alemán, es buscar la
armonía, la dinámica del poeta con dos armas
diferentes, la primera cerca de Jorge Enrique
Adoum y la otra cerca de Novalis.

El trabajo de Pedro Arturo Reino Garcés, que reseño, comienza con el prólogo y
agradecimiento de la traductora Erna Pfeiffer, necesario para entender el lazo de amistad
literaria entre el autor y la traductora. Un acercamiento de Germán Calvache Alarcón
al capítulo “Cenizologías y Rescoldos”, quien plantea que la poesía no es historia sino
“creación imaginaria”. Reino Garcés demuestra durante todo el libro que la poesía da fuerza
a la historia, es la otra perspectiva de contar y narrar hechos reales, la poesía es tan evidente
y palpable como la vida misma, y tiene un compromiso social y moral sobreentendidos.
El libro está lleno de versos al amor, la sangre, las montañas, la fuerza de la música y a los
instrumentos andinos.

El lenguaje utilizado en este poemario, en parte es tanto local, familiar como
refinado, estilizado, armónico y en la mayoría de los casos universal. Finalmente describe
poéticamente los héroes del Abya Yala, sus sinsabores, luchas y el efecto de la conquista
en sus culturas, filosofía y vida. Las ilustraciones del pintor ecuatoriano “Oswaldo Viteri”
le dan fluidez y perfección a los poemas de Reino Garcés. La entrevista final realza la
curiosidad, el mundo y los sueños del poeta.

El poeta percibe al mundo actual desde el pasado, desde el fondo de la tierra y la
posición de los héroes vencidos. El poeta invita al lector a no quedarse *incólume ante
el devastador pasado: pasado oculto, escondido, mal intencionado, mal pronunciado y
generador de una identidad falsa con creencias en dioses foráneos y crueles. Reino Garcés
VOLUME 32, NUMBER 1 221 emprende un viaje analítico a través de la historia oficial y ofrece un nuevo análisis
sobre el pasado, presente y futuro de los pueblos del continente; remarca repetidamente la
importancia de las lenguas incaicas, pre-incas y la proto-lengua. Pone además en duda los
bautizos de los volcanes, ríos y personajes. Pide reflexionar y exige reconsiderar los valores
autóctonos antes de la llegada de los conquistadores de lata y a caballo.

El trabajo del autor se puede dividir en cinco momentos poéticos, el primero, una
oda a la fuerza de los dioses naturales, sus recuerdos infantiles y su pedido final en caso
de muerte. El segundo momento poético, un canto a los ríos, la furia de los volcanes y
recuerdos de su terruño añorado. El tercer momento poético es su amor a la tierra, las
montañas, memoria ancestral y sueños musicales. El cuarto momento poético se refiere
al poblador autóctono, los dioses indefensos, la plegaria al poeta, la crítica indirecta al
gobernador y conformista, una plegaria al mañana y su nombre. El quinto momento
poético demanda el abuso, capricho, egoísmo, independencia, remembranzas y conquistas.
Un grito de protesta ante la falacia, felonía y abuso de los pequeños, sin nombre, sin Dios
y sin futuro.

Su poesía evidencia lo callado, los tabúes, lo ignorado, lo olvidado y lo nunca
aprendido. El mundo interior nunca contado y el mundo exterior nunca vivido. En este
sentido no es posible criticar, ni digno intentar corregir o dar explicaciones a lo escrito.
Al contrario se debe abrir el raciocinio con dignidad e intentar aprender y reflexionar
sobre lo escrito y ofrecido. El poeta crea y revive lo olvidado, recita a los no aclamados y
destruye a los falsos e indignos de dormir en los libros y las memorias eternas. El segmento
final nos permite comprender, que un momento histórico ha sido falsificado, ha sido mal
entendido, manipulado y endiosado. Los sitiadores de la conquista del mundo nuevo,
pintan a sus héroes, como súper hombres, llenos de virtudes, convierten a esos personajes
contradictorios, victimarios taciturnos en víctimas de los levantamientos y protestas
indígenas.

El último capítulo sería muy difícil entender para el lector lineal o conformista, que
consume y no aprende más allá de la lectura. Reino Garcés ofrece amplias notas, detalladas,
documentadas y con acceso a la información y ofrece la posibilidad de profundizar
y esclarecerse. Reino Garcés remarca sus dones de historiador, lingüista y estudioso
de la colonia y sus efectos pasados presentes y futuros. Nos demuestra que el tiempo
transcurrido, no es sinónimo de haber esclarecido todo, al contrario, nos ayuda a entender
el comportamiento, mentalidad e intenciones de los conquistadores y los conquistados
a la fuerza. Nos evidencia el poder desmedido de las armas e ignorancia, por un lado, la
lucha constante de los indígenas que nunca han aceptado ser elementos secundarios de
este continente nuevo, dispuestos a morir por una causa y derecho, dispuestos a resucitar si
es necesario seguir luchando. Y por el otro invita a los intelectuales y estudiosos a realizar
estudios del lenguaje antes de la colonia y el tiempo incásico, las lenguas, las lenguas
extintas de Ecuador.

Escribir en un tiempo que los poetas pasan desapercibidos, en un tiempo donde
la poesía ha dejado de ser la voz de profetas y lenguaje para comunicarse con Dios, es
exteriorizar la ira por lo injusto, renegarse ante el abuso y la acciones salvajes, y narrar con
fuerza lo ya sabido, lo ya contado, lo ya oído y mal entendido. La poesía de Reino Garcés
no sólo aporta con información fehaciente para la discusión de nuestra historia colonial,
222 CONFLUENCIA, FALL 2016 sino que abre el telón a un abanico de posibilidades,
interrogantes sobre lo escrito y dicho.
Manifiesta, que no es tiempo de callar o permitir que nos manden acallar, aún más cuando
la historia no se ha saldado, los muertos siguen deambulando sin tumbas, despedazados y
mancillados, y los autores indirectos de ese genocidio todavía nos gobiernan o son dueños
de los territorios y recursos ancestrales.

*tierra en plena madurez o tierra de sangre vital.


Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de