VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

¡DON PEPE PERDIÓ EL NORTE EN REPÚBLICA DOMINICANA!

Foto: Walter Trujillo Moreno

Foto: Walter Trujillo Moreno

Por Olga Capellán.-

Al parecer el ex presidente uruguayo Don Pepe Mujica, perdió el norte político de la comparación al llegar a la República dominicana é hizo declaraciones que no está a tono con su magnífica forma en que gobernó a su país en el pasado reciente, del que ha sido el presidente mejor valorado de toda América Latina y el Caribe.

Mujica con su estilo peculiar quiso advertir a las autoridades de este país que debían aumentar los ingresos a través de las recaudaciones impositivas, manifestándolo por medio a la comparación de esta media isla en subdesarrollo con países europeos supe desarrollados, lo que no se considera que es lo mismo ni tampoco es igual.

Dado el caso que los países escandinavos como naciones civilizadas: sus ciudadanos tienen casas de acogida, existen ayudas sociales (no dádivas políticas) y cada ciudadano percibe una renta de un monto determinado y además se le respetan sus derechos fundamentales, perciben un salario que le permite pagar altos impuestos y vivir su vida dignamente.

En cambio en República Dominicana existe más de un 40% de desempleo y más del 20% de trabajadores irregulares (chiriperos) y más del 60% de los trabajadores habituales devienen salarios de los llamados cebollas, es decir insuficientes para vivir, la mal llamada seguridad social del país es una verdadera enfermedad, ya que ni es segura y mucho menos social. Mientras un puñado de los funcionarios Estatales se lleva gran parte del presupuesto nacional en términos salariales; y el mejor ejemplo lo es el presidente del Banco Central.

En Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia y en los demás países civilizados, el gobierno está en obligación de proporcionar a todos sus ciudadanos medios de vida, ya sean a través de los departamentos de trabajo o mediante ayudas sociales, sin que esto signifique un compromiso político con los partidos gobernantes, pero tampoco pagan más del 50% de impuestos como lo definió Pepe Mujica, con la excepción de Dinamarca de ingreso laboral cuando esto sobre pasan a los 50 mil Euros anual.

Suiza es el país que posee la carga impositiva más baja de todos los países desarrollados, sin embargo es el más rico del mundo, donde se paga un 7.6% del valor agregado, luego de un aumento del 8% en el 2011, siendo la tasa más baja de toda Europa, en algunos suministros solo datan del 2.4% entre los que se encuentran: medicina, comida, libros, en tanto que la hotelería solo es afectada con el 3.6%, mientras que exentos del pago del IVA incluye: seguridad social, servicios sociales, educación y juegos.

En Suecia en cambio se paga un 25% en general, con un IVA reducido de 12% y súper reducido de un 6% en caso específico ya ante señalado.

Noruega tiene una tasa estándar de 25% sobre la renta de las empresas, solo en el caso de los trabajadores sin la tarjeta de permiso laboral sus salarios pueden ser afectados con hasta el 50% por retención hasta presentar dicha tarjeta.

En Finlandia, el IVA como seguridad y contribución sobre la Renta es de 24.5% y 14.1% sobre beneficios empresariales y un 1.2% de otros impuestos para sumar un total de de 39.8% ocupando la posición número 12 entre 186 países.

Sin embargo solo paga un 10% sobre el valor, posee un gran desarrollo como país y una elevada Renta que permite a sus ciudadanos vivir holgadamente, donde el desempleo no sobre pasa al 8% de la población.

Finlandia cuenta además con el mayor nivel educativo a nivel mundial, y es pionera en investigación y desarrollo a la formación, sistema bancario solido, empresas punteras a nivel internacional, y bajo endeudamiento público.

Dinamarca, puede llegar a pagar hasta el 53% del salario, pero solo si sobrepasa a los 50.000 Euros al año, dinero que regresa al trabajador traducido en bienes sociales, tales como: educación, maternidad, esta ratio puede regresar al trabajador a través de la declaración de Renta y los impuestos al valor son de un 25% para todo tipo de consumo, igual que para los beneficios empresariales.

Dinamarca tiene la tasa impositiva más alta de toda Europa, pero con la ventaja de carecer una corrupción endémica, lo que hace que sea un país equilibrado y feliz con la menor percepción en la lista de 177 naciones a nivel global, de acuerdo  al informe de  Transparencia Internacional.

En conclusión, Mujica al comparar estos países desarrollados con una democracia sólida y casi libre de corrupción frente a los latinoamericanos y caribeños, olvidó que en estos últimos países prevalece el macuteo, los negocios turbios o por debajo de la mesa, y sobre todo es donde acampa la impunidad lo que hace que sean aún más vulnerables.

En el caso de la República dominicana, aquí no existe tal milagro, sino gracias al alto endeudamiento público con las instituciones bancarias internacionales nos permite mantener el nivel aparente, aunque los informes del presidente del Banco Central hablan de un crecimiento de un 7% del PIB, de igual manera las remesas enviadas al país por el colectivo dominicano residente en el exterior superan al 7%, con un total por encima a unos 16 mil millones de dólares anual, crecimiento poco notable, debido a los altos niveles de corrupción en las instituciones públicas y privadas del país.

Don Pepe Mujica es uno de los hombres más pulcro en Latinoamérica y un gran gobernante, que debió ser el favorecido con el nobel de la paz, pero con todo el respeto que merece, no puede hablar sobre la situación dominicana, porque de hecho  la conoce muy poco y desconoce además el nivel de pobreza existente en el país, los bajos salarios y la desigualdad social por la que atraviesan sus habitantes, donde se pagan impuestos acordes con los países más ricos del mundo, sirviendo únicamente para mantener y engordar la corrupción imperante en toda la esfera nacional.

 

Foto: Walter Trujillo Moreno

Foto: Walter Trujillo Moreno


¡PARA IMPONER LA LEY, PRIMERO HAY QUE CONOCERLA!

Foto: Walter Trujillo Moreno

Foto: Walter Trujillo Moreno

Por Olga Capellán.-

República Dominicana, el país donde todo es posible, esta hermosa tierra dónde Cristóbal Colón se apareció con sus tres carabelas, para acabar con la raza aborigen luego de conquistar por la fuerza todos lo más preciado que estos tenían: “El Dorado”. Que se convirtió en la maldición de todos los seres que habitaban en el continente americano.

Digo todo esto, dudando que el mismo fuera una conquista, sino una expropiación a los bienes de  una raza que era de por sí débil y carente de ciertos conocimientos, creyente en un  dios de madera y barro, hombres ingenuos y confiados quienes entregaron sus riquezas a cambio de una supuesta civilización.

Desde el 1492 hasta la fecha han pasado varios siglos, sin embargo nuestra Hispaniola sigue siendo tan ingenua como en aquella época, como en los tiempos en que sus habitantes entregaban a sus “conquistadores” todo el oro a cambio de espejitos donde podían percibir sus rostros.

En cambio, ahora transcurrido más de 500 años, cuando ya no existe la raza aborigen, pero los representantes del pueblo no solo  entregan el oro, sino la conciencia sin recibir ningún objeto para que los ciudadanos vean sus rostros y se den cuenta lo tontos que son, la ignorancia aún persiste, a pesar de tener la gloria de poseer la primera universidad del continente.

El analfabetismo existe a pesar de los esfuerzos hechos para erradicar el mismo, las leyes por la que se rige el país no son aplicadas a quienes deben aplicarse y aquellos que pretenden hacerlo la desconocen.

El mejor ejemplo lo ha sido cuando un agente de la AMET da un tiro a un neumático de un vehículo en marcha, sin saber que con su terca acción pudo haber provocado una desgracia que afectara no solo al conductor infractor de las normas regentes, sino también a muchos otros ciudadanos.

Pero es que estamos viviendo en un país en donde la medicina es peor que la enfermedad, donde la vida de un ser humano no tiene ningún valor, en lo que va de año en la República Dominicana cerca de 800 personas han perdido sus vidas por homicidios y asesinatos; y esto que no estamos en medio de una guerra civil, al menos declarada.

Aquí la única ley que se conoce es la del más fuerte, y cada cual la aplica a su conveniencia, y los verdaderos infractores no reciben su peso, porque son: chivos sin leyes, vacas sagradas o pejes gordos y contra estos sectores nadie puede, porque tienen sus amuletos de protección.

La situación del país debe cambiar, y solo será posible cuando todos los ciudadanos seamos capaces de decidir en base de nuestra conciencia de lo que nos conviene a todos, y no lo que beneficia a un grupito que impone su criterio.

Pueblo dominicano, despierta, porque aún está a tiempo y no esperes que pasen 523 años más para conocer tus derechos y deberes para poder ser libre como en cualquier país del mundo donde impera la ley.

Foto: Walter Trujillo Moreno


Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de