VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

DESIGUALDAD EN LA DIÁSPORA, PARA ROSALINA: GARZÓN Y PARA AVELLANEDA DESAMPARO

Por Olga Capellán, España

MADRID, España.- Reacciones encontradas entre la comunidad dominicana residente en España, frente al anuncio de las autoridades del gobierno central de que el ex juez Baltasar Garzón, tomará la defensa por parte del Estado, en reclamo de los derechos de los familiares de Rosalina Ynoa, funcionaria del Ministerio de Economía, fallecida la semana pasada en  el  fatal accidente ferroviario acaecido en Santiago de Compostela, donde la funcionaria gubernamental perdió la vida, junto a otras 78 personas y que dejó un saldo de más de un centenar de heridos, algunos de ellos todavía en estado crítico.

Dicha reacción ha sido motivada al anuncio hecho por funcionarios del gobierno a sabiendas que la participación de Baltasar Garzón, en este caso conllevaría al desembolso de una millonaria suma en dólares a costa de los contribuyentes pagadores de los impuestos correspondientes, dineros que no serían retornados a las Arcas del Estado, ni siquiera con el pago del seguro de responsabilidad civil del RENFE, sistema ferroviario del gobierno español, mientras miles de dominicanos que residen en el Reyno de España, se encuentran pasando calamidades, sin encontrar una mano amiga o ayuda social de parte de las autoridades de su país.

La comunidad dominicana dice sentirse indignada y burlada, aunque respeta el dolor de los parientes de Rosalina Ynoa, pero no entiende el porqué la desigualdad entre los integrantes de la diáspora y pusieron como ejemplo el caso reciente de 5 miembros de una familia que perdieron la vida en un accidente automovilístico en la ciudad de Cuenca y sus parientes tuvieron que hacer acuerdos con una ONG para poder cubrir los funerales, ya que los representantes del gobierno dominicano en Madrid solo tuvieron una mínima participación, sin dotar a la misma de asesoría jurídicas que agilizase el proceso de indemnización económica correspondiente.

Se quejaron porque en el caso de la funcionaria dominicana estos (el gobierno de Danilo Medina)  han sido bien rapidito, ya que la señora Ynoa, no sólo era una activista del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), sino también funcionaria gubernamental, lo que hace ver la desigualdad entre los miembros de la diáspora, ya que apenas pasado 4 días de los hechos, la dama fallecida ya tiene defensores de tallas internacionales, lo que nunca se ha hecho con ningún otro ciudadano proveniente de este país.

En tanto, patético ha sido el caso de la joven Avellaneda Núñez Chevalier, adolescente de 17 años de edad que fue asesinada el día 12 de Noviembre del 2011, de mano de Joaquín Emilio Zapata, alegadamente por asuntos pasionales, según se dijo.

La víctima, era hija de la señora Juliana Chevalier Jorge, residente en Villalba, desempleada y sin recursos económicos para pagar abogados para que se haga justicia en el caso de su asesinada hija, mientras que las autoridades dominicanas no han brindado apoyo jurídico, asesoría, ni ayuda económica a la madre de la malograda adolescente, a pesar de que ya han pasado casi dos años de la tragedia.

De acuerdo a informaciones, está fijada  para los días entre el 16 al 23 de Septiembre próximo, donde el Tribunal del Jurado, Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid, y la misma será asistida por el Dr. Juan Domingo Geraldo, presidente de la filial del Colegio de Abogados Dominicanos CARDE en Europa, con asiento en Madrid, quien de manera voluntaria y gratuitas está dando asistencia jurídica de representación a la madre de Avellaneda, sin la participación de ninguna autoridad dominicana.

Sobre Baltasar Garzón:

Antiguo Magistrado de la Audiencia nacional radicado en Argentina, que actualmente se desempeña como asesor del Tribunal Internacional de la Haya.-Fue quién llevó la causa contra el general Augusto Pinochet, dictador chileno y otros casos relevantes como la causa contra los crimines del franquismo, y otros.

Sin embargo el Pleno Extraordinario del Consejo General del Poder Judicial el 14 de mayo del 2010 por unanimidad decidió suspender cautelarmente en sus funciones a Baltasar Garzón, después que el magistrado del Tribunal Supremo, Luciano Varela, acordara el 12 de mayo la apertura de juicio oral por la investigación de los crimines del franquismo y luego fue inhabilitado para ejercer de juez en España durante un período de  11 años.

Además, Baltasar Garzón, envió una carta elogiando la decisión de la fiscal del Distrito Nacional Yeni Berenice Reynoso, de archivar una querella interpuesta por el Dr. Guillermo Moreno, en contra del ex presidente  de la república Dr. Leonel Fernández, junto a su fundación FUNGLODE, donde se le acusa del cometimiento de diversos delitos de corrupción en perjuicio del Estado Dominicano.

Por su parte, el Dr. Moreno definió la actitud de Garzón, como producto de haber recibido favores, el cual no explico, tanto del ex presidente Fernández, así como de la FUNGLODE.

Según se rumora, el ex juez Garzón, había sido contactado para una posible demanda judicial contra el ex mandatario dominicano, por ante los Tribunales Internacionales, pero no fue posible, dada la suma millonaria en dólares exigida para realizar dicho sometimiento.

De acuerdo a los exponentes, dicha inconformidad se debe a la falta de atención de las autoridades dominicanas para con la diáspora, sin embargo, en cuestiones de cuatro días orquestaron una defensa a favor de los familiares de Rosalina Ynoa, a costa de los pagadores de impuestos, con un jurista internacional de la categoría de Garzón, y dijeron que la República Dominicana está dotada de grandes hombres de la jurisprudencia y pusieron como ejemplo la figura del Dr. Marino Vinicio Castillo profesional de gran talla y que recibe grandes beneficios del Estado Dominicano, otra alternativa lo sería el Dr. Abel Rodríguez del Orbe, entre otros.


TESTIMONIO Y MEMORIA HISTÓRICA EN BERLÍN

Por Víctor Montoya, Bolivia, la Paz

La “Operación Cóndor” o “Plan Cóndor”,

La “Operación Cóndor” o “Plan Cóndor”

En junio de 2010, un día soleado en Estocolmo, me contactó la artista y documentalista Karen Michelsen, luego de haber leído mi cuento “En el país de las maravillas” en la antología “Vivir en otra lengua”, de Esther Andradi, quien tuvo la gentileza de proporcionarle mi correo electrónico. La razón era simple: invitarme a participar en el proyecto “Entfesselte Worte” (Palabras Desencadenadas), cuyo principal objetivo era llevar a cabo un ciclo de conferencias sobre la literatura escrita en prisión. Me especificó que todo el proyecto estaba bajo la responsabilidad de MEMOS, una organización ideal con sede en Berlín, que asumió la difícil tarea de rescatar la memoria histórica en torno a las crisis y los conflictos en el mundo.

Me llamó la atención el nombre de la organización y quise saber algo más sobre sus actividades desde el día de su fundación. Así que busqué más información en Internet y, para mi grato asombro, me encontré con una página Web en alemán. En el portal se lee: “Verein für Erinnerugskultur zu Krisen und Konflikten” (Asociación para la Cultura de la Memoria, Crisis y Conflictos). Seguidamente se informa que MEMOS es un foro para conservar la memoria histórica y cultural de quienes han sufrido la violencia bajo regímenes totalitarios en los distintos países, incluido Alemania, donde viven personas con una experiencia marcada por la presecución, la tortura y los conflictos armados. Se aclara, con absoluta razón, que estos testimonios no sólo forman parte de una biografía personal, sino que también son importantes documentos históricos, que deben ser registrados y archivados para la posteridad.

La misión de MEMOS es crear un archivo, muy parecido a los que se tiene sobre el holocausto del nazismo, con el fin de darlo a conocer a un público mayor a través de actividades concretas, como son las conferencias, exposiciones, lecturas y talleres, con la participación de personalidades del ámbito científico, literario, artístico y periodístico, sin otro afán que motivar un debate necesario, abierto y dinámico sobre la memoria histórica y cultural de los pueblos.

La asociación MEMOS, que actualmente redobla esfuerzos por establecer una red nacional e internacional que articule a personas y organizaciones comprometidas con la defensa de los Derechos Humanos, está compuesta por la antropóloga y documentalista Judith Albrecht, quien es la directora y promotora de este valioso proyecto; la antropóloga Anne Wermbter, experta en conflictos bélicos y desastres naturales; la politóloga y periodista Sabine Rietz, quien trabajó durante años con la situación de los inmigrantes y refugiados en Alemania. Se trata, sin lugar a dudas, de un grupo de activistas capaces de documentar los recuerdos y testimonios de las personas cuya dignidad fue vulnerada por los sistemas de poder.

La conferencia

En la conferencia, programada para el sábado 27 de noviembre por la noche, hablé de mi experiencia de antes, durante y después de la cárcel, sin dejar de mencionar que yo, sin saberlo hasta diciembre de 1992, fui una víctima más de los sistemas de torturas que aplicaron las dictaduras militares durante la tristemente célebre “Operación Cóndor”; esa enorme maquinaria del terror institucionalizado de la que me enteré en Suecia, quince años después de haber salido al exilio.

La conferencia, que se inició con la exhibición de un vídeo/entrevista, de diez minutos de duración y con subtítulos en alemán, contó con la presencia del Embajador de Bolivia y de personas interesadas en la memoria histórica de América Latina. Leonor Abujatum, a manera de introducción, disertó sobre la importancia de mi obra en el contexto de la literatura boliviana contemporánea, haciendo énfasis en los relatos que abordan el tema de la represión política durante la dictadura militar. Seguidamente, leí tres textos de mi libro “Cuentos violentos”, que fueron traducidos al alemán por Claudia Wente y leídos por el actor Tim Knapper. Al final de la conferencia pasé a contestar las preguntas de los presentes, quienes tenían interés en tratar temas concernientes a la política, la literatura y los actuales retos del gobierno boliviano.

LaOperación Cóndor

Dictaduras del Cono Sur

Dictaduras del Cono Sur

La “Operación Cóndor” o “Plan Cóndor”, que se constituyó en una organización clandestina internacional para la práctica del terrorismo de Estado, fue establecido el 25 de noviembre de 1975 en una reunión realizada en Santiago de Chile entre Manuel Contreras, jefe de la DINA (policía secreta chilena), y los líderes de los servicios de inteligencia militar de Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

La “Operación Cóndor”, cuyo plan siniestro consistía en instrumentar apresamientos, asesinatos y desapariciones forzadas de decenas de miles de opositores políticos, fue posible debido a una red de dictaduras establecidas en el Cono Sur. El general Alfredo Stroessner llevaba ya una década en el poder en Paraguay -desde 1954- cuando los militares brasileños derrocaron al gobierno democrático y popular de João Goulart, en 1964.

En Bolivia, después de una serie de golpes de Estado, se instaló en el Palacio Quemado una Junta Militar al mando del general Hugo Banzer Suárez, que dejó un reguero de muertos y heridos desde agosto de 1971. Durante su gobierno se inició el boom del narcotráfico, que se prolongó hasta la década de los ’80, y se perpetró el asesinato de tres militares cuya imagen y popularidad se convirtió en un peligro dentro de las Fuerzas Armadas: Andrés Selich, Joaquín Zenteno Anaya y Juan José Torres. Más todavía, la osadía de Banzer, en plena “Guerra Fría”, le impulsó a declarar: “Mientras en Europa se peleaba con la diplomacia, en Latinoamérica nosotros poníamos los muertos”.

El 11 de septiembre de 1973, el general Augusto Pinochet, con el apoyo y las instrucciones de la CIA, terminó con el experimento socialista de un gobierno elegido democráticamente, derrocando al presidente Salvador Allende, quien se suicidó en la Casa de la Moneda sitiada por disparos y bombardeos. Ese mismo año, coincidiendo con el plan general de ajustar el Cono Sur, donde crecían movimientos populares de envergadura, Juan María Bordaberry posesionó a una dictadura cívico-militar que, entre 1973 y 1985, asesinó, torturó, encarceló, secuestró y desapareció a los activistas de izquierda, bajo el argumento de lucha contra la “subversión”.

El 24 de marzo de 1976, una Junta Militar, presidida por el general Jorge Rafael Videla, asaltó el poder en Argentina, país en el cual había comenzado a actuar la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A) desde el 21 de noviembre de 1973, cuando Juan Domingo Perón todavía era presidente. La Triple A actuó, en una coordinación criminal, con la dictadura de Pinochet. Esto surgirá en las investigaciones sobre la “Operación Colombo”, un modelo de guerra sucia que actuó impunemente en 1975.

La DINA chilena y la SIDE argentina, a patir de 1976, fueron la vanguardia del “Plan Cóndor”. De ahí que durante el llamado “Proceso de Reorganización Nacional”, en Argentina, no sólo se torturaron y asesinaron a los prisioneros, sino que también se conoció casos de “tráfico de bebés”, que eran los hijos de las prisioneras que dieron a luz en las mazmorras de la dictadura y que, una vez arracandos de los brazos de sus madres y suprimida su identidad, fueron entregados en adopción a oficiales o personas afines a la dictadura militar. La mayoría de estos “hijos de desaparecidos” aún tienen un paradero desconocido, a pesar de los esfuerzos desplegados por las “Abuelas de Plaza de Mayo”, quienes durante años lucharon por identificarlos y devolverlos al seno de sus verdaderas familias.

A estas alturas de la historia, para nadie es desconocido que los “vuelos de la muerte”, que fueron también utilizados durante la Guerra de Independencia en Argelia (1954-1962) por las fuerzas francesas, se aplicaron impunemente en Argentina, a fin de que los cadáveres, y por lo tanto las pruebas, desaparecieran sin dejar rastro alguno. Según confesiones de Rodolfo Scilingo, ex oficial de marina, se sabe cómo se llevó a la muerte a personas con vida, lanzándolas desde un avión al Río de la Plata. No importaba mucho si los prisioneros estaban conscientes o sedados. Lo importante era deshacerse de ellos a como de lugar. En los “vuelos de la muerte” fueron eleminados alrededor de 2.000 detenidos políticos.

La “Operación Cóndor”, además de las torturas y asesinatos, se ocupó de la captura y entrega de personas consideradas “sediciosas” o “subversivas” por los distintos regímenes dictatoriales. Es decir, los aparatos de represión no sólo intercambiaron información por encima de las fronteras nacionales, sino que también intercambiaron prisioneros. No en vano un documento desclasificado de la CIA, con fecha 23 de junio de 1976, explica que ya “a principios de 1974, oficiales de seguridad de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia se reunieron en Buenos Aires para preparar acciones coordinadas en contra de blancos subversivos”. En el acta de clausura de la reunión Interamericana de Inteligencia Nacional, se apuntó, entre otros, “Iniciar contactos bilaterales o multilaterales, proporcionar antecedentes de personas y organizaciones conectadas con la subversión y establecer un directorio completo con los nombres y las direcciones de aquellas personas que trabajen en Inteligencia para solicitar directamente los antecedentes de personas y organizaciones conectadas directa o indirectamente con el Marxismo…”.

Los Archivos del Terror

La “Operación Cóndor”, que estaba en pleno apogeo entre 1975 y 1982, utilizó la tortura como el arma principal de lucha contra la “subversión” en el concepto de la guerra sucia. Por lo tanto, los prisioneros, considerados “peligrosos” para el orden y la ideología instaurados por las dictaduras militares, fueron sometidos a interrogatorios con apremios psico-físicos.

En el libro “Nunca Más”, informe e investigación que fue presidido por el escritor Ernesto Sábato, no sólo se echa luces sobre las desapariciones, secuestros y torturas, sino además se relata que los instrumentos, métodos y grado de crueldad de los tormentos, excede la comprensión de una persona normal: “simulacros de fusilamiento”, “el submarino”, estiletes, pinzas, drogas, “el cubo” (inmersión prolongada de los pies en agua fría/caliente), “la picana eléctrica”, quemaduras, suspensión de barras o del techo, fracturas de huesos, cadenazos, latigazos, sal sobre las heridas, supresión de comida y agua, ataque con perros, rotura de órganos internos, empalamiento, castraciones, presenciar la tortura de familiares, mantener las heridas abiertas, permitir las infecciones masivas, cosido de la boca… El sadismo de los torturadores es un dato común. Todos los detenidos/desaparecidos eran torturados: hombres, mujeres, ancianos, ancianas, adolescentes, discapacitados, mujeres embarazadas y niños (hay varios casos de niños menores de 12 años torturados frente a sus padres). En el caso de las mujeres, se combinaba la violación con la tortura.

En la Escuela de las Américas, situada desde 1946 a 1984 en Panamá, se adiestró a centenares de oficiales en “acciones preventivas” (métodos de tortura) y asesinato, con el fin de sembrar el pánico y el terror entre los activistas de la izquierda latinoamericana. Según algunas investigaciones, se deduce que la división de servicios técnicos de la CIA suministró equipos de tortura y ofreció asesoramiento sobre el grado de shock que el cuerpo humano puede resistir. De ahí que los métodos de tortura fueron similares en todos los países del Cono Sur, donde las fuerzas policiales fueron puestas bajo la autoridad del Ejército, y en particular de los paracaidistas, quienes generalizaron las sesiones de interrogatorio, la utilización sistemática de la tortura y las desapariciones.

Las víctimas de la “Operación Cóndor” se cuentan por millares en América Latina. En Uruguay, en tiempos de la dictadura, había un preso por cada 500 habitantes, en Paraguay se echaba en prisión al primero que opinaba en contra del régimen de Stroessner, en Chile la palabra “tortura” pasó a formar parte del lenguaje coloquial durante el régimen de Pinochet, y en Argentina, donde desaparecieron miles de presos en las mazmorras, todos los sectores de la sociedad resultaron afectados por la brutalidad de los aparatos represivos que pretendían combatir la “subversión” por medio de la tortura y el terror institucionalizado.

Todos estos actos, calificados de lesa humanidad, no fueron públicamente conocidos hasta el 22 de diciembre de 1992, en que un volumen importante de información sobre la “Operación Cóndor” salió a la luz cuando el juez José Fernández y el abogado Martín Almada, profesor y ex preso político paraguayo, descubrieron en la antigua comisaría de un suburbio de Asunción, concretamente en Lambaré, los archivos secretos del “Plan Cóndor”, que pasaron a ser conocidos como los “Archivos del Terror”. Se trata de toneladas de papel que revelan la entretela de la mayor organización represiva del Cono Sur, incluyendo su lenguaje cifrado y codificado. En estos archivos están registrados, de manera detallada, 30.000 desaparecidos, 50.000 asesinados y casi medio millón de encarcelados por los servicios de seguridad en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Y todo esto sin contar a quienes fueron torturados, asesinados y desaparecidos antes y después de la “Operación Cóndor”.

 Un testimonio personal

Todo comenzó a mediados de 1976, el día en  que me detuvieron los agentes del Ministerio del Interior en la ciudad de Oruro, donde estaba clandestino junto a un grupo de dirigentes mineros de Siglo XX y Llallagua, poblaciones ubicadas al norte del departamento de Potosí.

Me torturaron varios días y varias noches. Fui sometido a casi todos los métodos de suplicio que, en los años ‘70 y ‘80, utilizaron las dictaduras militares en su denominada “lucha contra la subversión comunista”. Los mismos métodos se aplicaron en otros países: la represión sistemática, las amenazas y las torturas, que tenían la brutal consecuencia de marcar de por vida y llevar el martirio al límite de las pesadillas. En este contexto, los latinoamericanos fuimos perseguidos y torturados por el simple “delito” de haber simpatizado con las ideas libertarias y habernos opuesto a la brutalidad de los regímenes totalitarios.

Durante las sesiones de tortura, me desnudaron completamente y me encapucharon para que no viera ni reconociera a mis torturadores. Me hicieron “la percha del loro”, amarrándome con una cuerda los pies y las manos en una barra colocada de manera horizontal, probablemente, sobre el respaldo de dos sillas, y, mientras me interrogaban entre gritos e improperios, me golpeaban por todas partes.

Después me hicieron “el submarino”, que consiste en sumergir al preso, encapuchado y las manos atadas a la espalda, en un recipiente o turril de aguas servidas a manera de intimidarlo y provocarle náuseas. Algunas veces, me sujetaron de pies y manos en una silla o en un somier, donde, luego de echarme agua fría, me aplicaron “la picana eléctrica” o “la maquinita de picar carne humana” en las zonas más sensibles del cuerpo, como ser la lengua, las orejas, los testículos y el ano. “La maquinita de picar carne humana” es un magneto que da golpes de corriente o descargas sostenidas en contacto con el cuerpo. Y, claro está, mientras me torturaban una y otra vez, subían el volumen de una radio para que no se oyeran mis gritos ni lamentos.

Me dejaron con el rostro y el cuerpo lleno de hematomas y contusiones, tras propinarme patadas y puñetes, y golpearme con la culata de un fusil y otros objetos contundentes. La tortura, aun no teniendo nombre ni rostro, es ejecutada por individuos que asumen la función de verdugos, como si dentro de ellos cargaran una bestia o un asesino potencial.

Las torturas comenzaron en el Departamento de Orden Político de la ciudad de Oruro, prosiguieron en los sótanos del Ministerio del Interior y culminaron en el Departamento de Orden Político de la ciudad de La Paz.

Concluidas las torturas y los interrogatorios, me encarcelaron en el Panóptico Nacional de San Pedro y en otras prisiones de alta seguridad, hasta que Amnistía Internacional, que me adoptó como a uno de sus presos de conciencia, me ofreció asilo político en Suecia. Así llegué a Estocolmo, directamente de la cárcel en 1977.

Por todo lo relatado, es justo que me considere una víctimas más del terrorismo de Estado que las dictaduras militares aplicaron sistemáticamente contra sus opositores políticos.

La tortura se usaba con la intención de doblegar la voluntad más firme del prisionero. Sólo quien haya sufrido el tormento en carne propia, con métodos y utensilios diversos, sabe que este acto inhumano y despiadado es más doloroso que la muerte y el olvido.

Por fortuna, quienes sobrevivimos a las mazmorras de las dictaduras, hemos denunciado las atrocidades que nos tocó vivir en carne propia, con la única finalidad de dejar un testimonio vivo a las generaciones del presente y del futuro, que deben aprender a decir: Nunca más a las dictaduras ni a las torturas.

El tema de la tortura, en tiempos en que el clamor popular pide que los exdictadores sudamericanos sean juzgados por sus delitos de lesa humanidad, vuelve a ser un punto de apoyo para no olvidar el pasado ni repetir la historia. Por eso mismo, todos los testimonios, y en todas las manifestaciones del arte, son necesarios para esclarecer uno de los acontecimientos más sombríos de la historia contemporánea.

Yo escribí un libro de cuentos que revela los crímenes cometidos por el régimen dictatorial de Hugo Banzer Suárez. El libro, publicado en 1991, con el título de “Cuentos violentos”, describe en sus páginas, impregnadas de realismo descarnado y hechos insólitos, los sótanos dantescos de las cámaras de tortura a partir de una experiencia personal y colectiva, con la preocupación de rescatar la voz anónima de las víctimas y dejar un testimonio de la flagrante violación a los Derechos Humanos.

“Cuentos violentos”, a dos décadas de su publicación, cuenta con lectores en diversos países y forma parte de esas obras que perpetúan la memoria histórica. Varios de los cuentos, de un modo implícito o explícito, denuncian los atropellos a la dignidad humana, que las dictaduras cometieron antes, durante y después de que se firmara el documento de fundación del “Plan Cóndor”; más todavía, aun siendo un trabajo de carácter literario, donde se ensamblan los elementos de la realidad y la ficción, aporta datos para seguir el juicio contra los responsables de los crímenes, con la esperanza de que no queden impunes ni se olvide la memoria de las víctimas del terrorismo de Estado.

En “Cuentos violentos”, aparte de reflejar la tragedia de un país asolado por una dictadura, he logrado escribir la experiencia vivida y sufrida por un grupo de luchadores sociales, sin otro afán que el de recuperar los eslabones perdidos de la memoria. No en vano estos cuentos, tras una apariencia de literarura de ficción, hoy constituyen un testimonio valioso y una clara denuncia de la represión política que los sistemas de poder institucionalizaron en el Cono Sur de América Latina.

 

Cuentos violentos por  Víctor Montoya

Cuentos violentos

En síntesis, cumpliendo mi deber de creador y comunicador social, debo manifestar que he logrado forjar, sin más recursos que la memoria honesta y modesta, una literatura de conciencia crítica, desde el “Tablero de la muerte”, que recrea la captura y muerte del Inca Atahuallpa, hasta “Días y noches de angustia” que, además de desvelar las atrocidades cometidas por la dictadura militar, obtuvo el Primer Premio Nacional de Cuento en la Universidad Técnica de Oruro, en 1984, seguido por la crítica especializada, que no dudó en señalar que con “Cuentos violentos” se establece el tema de la tortura en la literatura boliviana del siglo XX.


POLITICAL COMMUNICATION TECHNIQUES

By Tobias Baumann, Germany – Berlin

 Mi., 3.07., „Violence and Patriarchy: Religious Fundamentalisms and Women’s Rights“

Gender-Politik sowie religiöser Fundamentalismus standen im Mittelpunkt dieser Veranstaltung, die von intensiven internen Diskussionen über die Gewichtung der jeweiligen Themen geprägt war. Die Vortragenden lehnten den „Universalismus der christlichen Kirche“ ab, dessen äußeres Nebenprodukt der Kolonialismus gewesen sei und dessen inneres Charakteristikum die Marginalisierung der Frau war, die außerhalb des öffentlichen Lebens stand und häufig zum Objekt des Mannes degradiert war. Das Patriarchat sei auf der Genesis begründet und hierbei hatte Adam das Vorrecht, den Tieren ihre Namen zu geben und auch Eva hatte nur den Sinn, „Adams Einsamkeit zu beenden“ – hieraus leite sich maßgeblich die traditionelle symbolische Macht des Mannes in der christlichen Welt ab.

Colette Mo aus Frankreich hob den Kampf der Vernunft gegen die Dogmen im Rahmen der historischen französischen Laizismus-Bewegung hervor, verurteilte frauenfeindliche Tendenzen in Teilen der antirassistischen Linken Frankreichs, namentlich der Bewegung Les Indigènes de la République, und verteidigte das französische Gesetz, welches das Tragen von sichtbaren religiösen Zeichen (signes religieux ostentatoires) in Schulen und anderen öffentlichen Einrichtungen verbietet. Gegenüber diesem formal-laizistischen Ansatz vertrat Birge Krondorfer aus Österreich den Standpunkt, dass der westliche Fortschrittsbegriff insgesamt und somit auch vermeintlich fortschrittliche Institutionen wie die „Homoehe“ abgelehnt werden sollten.

Tobias Baumann erinnerte an den Dresdner Parteitag von DIE LINKE 2013, wo ein großer Fortschritt bei der Forderung nach einer strikten Trennung zwischen Staat und Kirchen im Parteiprogramm erreicht wurde, und kritisierte sowohl die Position von Birge Krondorfer, die zu werterelativierenden Positionen führen kann, wenn der freidenkerische Aspekt im Fortschrittsbegriff vernachlässigt wird (Beispiel französischer linksradikaler Splittergruppen, die einen radikaIen Islam aus ihrer extremen Eurozentrismus-Kritik heraus rechtfertigen), als auch die Position von Colette Mo, da das genannte französische Gesetz nicht nur tatsächliche Lücken der strikten Trennung von Staat und Kirchen in Frankreich verdeckt (z.B. der klerikale Sonderstatus der Region Elsass sowie des Département Moselle, wo immer noch das napoleonische Konkordat herrscht und Religionsunterricht an staatlichen Schulen sowie Theologie an öffentlichen Universitäten usw. fortbesteht), sondern auch die Opfer des Patriarchats doppelt sanktioniert werden: Die vom Gesetz bislang Betroffenen waren muslimische Mädchen und Lehrerinnen, die ihr Kopftuch nicht mehr tragen dürfen, was sie mitunter in einen Gewissenskonflikt bringt, zumal sie bei Beachtung des geltenden Rechts ggf. von den patriarchalen Familienoberhäuptern geächtet werden. In jedem Fall müsste eine emanzipatorische Politik anders als dieser formalistische Zwangslaizismus aussehen, der mit der sinnvollen Forderung nach strikter Trennung von Staat und Kirche nichts mehr zu tun hat.

2. Do., 4.07., “The evolution of the left parties in Europe”

Die Referenten erläuterten die Entwicklung linker Parteien in Europa und erfassten deren Bedingungen; auch formulierten sie analytische Ansätze und präsentierten einen möglichen Ausblick auf die Zukunft der europäischen Linksparteien. Cornelia Hildebrand von der Rosa Luxemburg Stiftung stellte die aktuelle wirtschaftliche und politische Lage in den Mitgliedsländern sowie die Situation der jeweiligen Linksparteien dar. Kate Hudson aus Großbritannien betonte in ihrem Beitrag die Notwendigkeit einer politischen Führung, welche die von einer „Tyrannei der Strukturlosigkeit“ geprägten sozialen Bewegungen einhegen solle. Sie hob hervor, dass Bewegungen „nicht demokratisch“ seien und dass sich die Parteien nicht auf die extreme Beweglichkeit der Bewegungen ausrichten sollte, sondern der von den Akteuren der sozialen Bewegungen häufig gewünschten Strukturgebungsrolle entsprechen solle, um sich nicht in den amorphen Bewegungsdynamiken zu verlieren. Sie unterstrich dabei den historisch belegten Zusammenhang, dass, wenn die Linke es nicht schaffe, den Bewegungen eine Führung zu bieten, die extreme Rechte dies übernähme. Auch wies sie darauf hin, dass línke Parteien keine zentristische Politik betreiben dürften, wenn sich nicht ihre Glaubwürdigkeit verlieren wollten und nannte das illustre Beispiel der Französischen Kommunistischen Partei (PCF), die unter dem Premierminister Lionel Jospin bis 2002 eine liberale Politik mittrug.

Tobias Baumann erwähnte die diesbezüglich notwendige Analyse der Kräfteverhältnisse: die Linke dürfe nicht mit einer sozialdemokratischen Partei koalieren, solange nicht reale Bedingungen für eine „radikale Transformation“ (Nicos Poulantzas) von Staat und Gesellschaft bestünden. Außerdem nannte er die linken Parteien der ALBA-Länder, die in den Regierungen mittels partizipativer Demokratie und nachholender Sozial- / Rechtsstaatlichkeit die EU bereits in vielen Bereichen wie auf dem Gebiet ausgeglichener Handelsrahmenstrukturen überholt haben – wovon die linken Parteien Europas viel lernen könnten.

3. Do., 4.07., „Latin America and Europe“

Die Referenten stellten linke Bewegungen und links gerichtete Regierungen Lateinamerikas als anschauliches Vorbild für europäische Sozialisten vor, ohne die inneren Widersprüche der lateinamerikanischen Linken zu verschweigen. Valter Pomar vom Foro São Paulo hob die Herausforderungen hervor, vor denen die Linke in vielen auch progressiven Ländern Süd- und Mesoamerikas noch steht, insbesondere angesichts der fortdauernden materiellen Macht der Oligarchien, die in den meisten Fällen nur politisch, weniger aber wirtschaftlich eingeschränkt wurde. So erklärte er, dass die großen regionalen Mächte Brasilien und Argentinien im Vergleich zu den ALBA-Ländern politisch ins Hintertreffen geraten sind, weil ihre oligarchische Struktur sich bislang auf einen breiten nationalen Konsens stützen konnte, der u.a. aus der territorialen und politischen Größe beider Länder resultiere.
Der ecuadorianische Generalkonsul in Lissabon, César Frixone (Mitglied der Bewegung Alianza PAIS), erläuterte die Fortschritte Ecuadors in den Bereichen Sozialstaat, ökologisch verträgliches Wirtschaftswachstum und Presse- / Meinungsfreiheit; seit Juni 2013 besteht das neue Kommunikationsgesetz, dass jede Form der Vorzensur und Zensur durch ein neue öffentliche, transparente Überwachungsstruktur sanktioniert, das Recht auf Richtigstellungen stärkt usw. Tobias Baumann erwähnte u.a. die revolutionäre Umweltinitiative Ecuadors (Yasuní-ITT), das ecuadorianische Konzept der vermiedenen Netto-CO2-Emissionen bei Entwicklungsländern (auf internationale Ebene zu implementieren), das die historische Verantwortung der Industrieländer für den Klimawandel in Betracht zieht, und das Schuldenaudit von 2008, das einen Großteil der Auslandsverschuldung als illegitime Schulden identifizierte und ein Vorbild bei Maßnahmen gegen die gegenwärtige, von der Troika verwaltete Überschuldungsfalle Südeuropas sein kann.

 4. Fr., 5.07., „Out oft he debt crisis: new role of ECB and public banking sector in financing the economy

Die Referenten kritisierten die Struktur und Arbeitsweise der unabhängigen Europäischen Zentralbank, welche zweifelsohne die mächtigste Zentralbank weltweit sei und ein „Klassenkriegsinstrument“ darstelle – sie müsse in eine öffentliche, demokratisch kontrollierbare Bank überführt werden, wozu die Änderung des Europäischen Vertragsrechts nötig sei. Sie hoben hervor, dass das Dogma der Inflationsbekämpfung durch die EZB sowohl die gesamte EU-Wirtschaftspolitik lediglich zwei Ziele verfolge: Erstens die Kosten für die Produktionsmittel so niedrig wie möglich halten und zweitens das Ansteigen der Löhne verhindern.

Eine öffentliche Kontrolle des Kredits, die mit der Einheitlich Europäischen Akte (EEA, 1986) und definitiv mit dem Vertrag über die Europäische Union (EUV, Maastricht, 1992) aufgehoben war, wurde von Antti Rokainen aus Finnland zurückgefordert. Zudem forderte er eine Kontrolle und Koordinierung der Investitionsflüsse innerhalb der EU – auch diese sind als Kapitalströme seit 1992 vollständig liberalisiert und auch die Devisenkontrolle ist in der EU seit den 1990er Jahren im Rahmen der Umsetzung des EUV endgültig abgeschafft worden. Als Maßnahme zur Umsetzung empfiehl er nationale Referenden zur Regulierung der Kapitalverkehrsfreiheit (und damit zur demokratisch legitimierten Einschränkung der sogenannten vier Grundfreiheiten von 1992, zu denen die Kapitalverkehrsfreiheit gehört).

Andrej Hunko unterstrich den dogmatisch neoliberalen Charakter der EZB-Politik. Diese Ausrichtung sei auch nach 2012 trotz partieller Anwendung keynesianischer Maßnahmen nicht aufgegeben worden. Mariana Mortágua vom Bloco de Esquerda (Linksblock Portugals) hob hervor, dass eine finanzielle Stimulierung oder auch ein öffentliches Investitionspaket in den südeuropäischen Ländern keine strukturelle Verbesserung bringen würde, dass vielmehr neuartige ökonomische Kooperation durchgesetzt werden müsse (z.B. ähnlich dem kooperativen Handel unter den ALBA-Ländern). Sie betonte, dass der linke Slogan „Löhne in der BRD erhöhen“ zu kurz greife, da dies nur ein erster Schritt hin zur grundlegenden Umgestaltung der sozialen Produktionsbedinungen auf nationaler sowie europäischer und globaler Ebene sein könne.

5. Fr., 5.07., „Political communication techniques“

In diesem Workshop erläuterte insbesondere die portugiesische Architektin und Cartoonistin Gui Castro Felga, wie die neue Website des Bloco de Esquerda verbessert wurde (in der linken Spalte befinden sich offizielle Nachrichten und Informationen und in der rechten Spalte Meinungen und Beiträge aller Mitglieder, für die nur die Autoren des Beitrags verantwortlich sind; so haben sie es erreicht, dass derzeit bis zu 20.000 Personen täglich die Seite anklicken). Außerdem hat sie ein online social network for communicating vorgestellt (mehr: https://n-1.cc und eine neue international ausgerichtete Website in Portugiesisch und Englisch (mehr: http://www.beinternacional.eu/).

Gui nennt ihre Strategie der ironischen Cartoons subversiv (mehr hier), weil sie damit die rechten Krisenlösungsstrategien lächerlich mache. Unter ihren Graphiken und Cartoons präsentierte sie z.B. ein Bild einer Sackgasse mit dem Text „Revolutionen entstehen immer in einer Sackgasse“. Diese Karikaturen und sarkastischen Kommentare sind eine Dekonstruktion des herrschenden Krisenmanagements, dessen Scheitern noch an einer stärkeren Kohärenz der linken Alternative bedarf. Siehe auch ihre englische Workshop-Zusammenfassung als PDF-Datei im Anhang.

 

6. Sa., 6.07., „The struggle about history“

Beide Vorträge versuchten, Ansätze einer linken Bewegungsgeschichte der Europäischen Integration für eine alternative historische Regionalidentität in der EU zu skizzieren. Frank Deppe hob den Vorsprung der europäischen Rechten bezüglich einer gemeinsamen Geschichtspolitik hervor: die „Pöttering-Kommission“ (Hans-Gert Pöttering von der KAS) vereine rechte und antikommunistische Historiker europaweit. Dem müsse eine linke Alternative gegenübergesetzt werden, so wie es auch Francis Wurtz gefordert habe mit den Worten „lutte pour l’histoire“ (Kampf um Geschichte). Deppe unterstrich, dass Geschichte die Bewegung der Widersprüche sei, an deren Austragung wir teilnehmen, und erwähnte die christlich ausgerichteten rechten Historikernetzwerke, welche u.a. in Polen und Ungarn beträchtlich seien. Für die Europäische Union formulierte er die Kautskysche Superimperialismus-These als historisches Erklärungsmoment.

Birgit Daiber von der Rosa-Luxemburg-Stiftung hob hervor, dass die Idee eine linken europäischen Integration insbesondere unter italienischen Antifaschisten bedeutende Wirkungsmacht entfaltet hatte. So skizzierte sie deren Wirken vom Zweiten Weltkrieg bis in die Nachkriegszeit nach und relativierte die Aussage Deppes, dass der ehemalige Kommissionspräsident Jacques Delors sozialistische Zielvorstellungen gehabt hätte, als er von „Europäischem Sozialstaat“ schrieb. Sie erwähnte, dass Jacques Delors soziale Maßnahmen stets unter dem Vorbehalt einer guten wirtschaftlichen Konjunktur in Aussicht stellte und bereits 1983 als Finanzminister Frankreichs die progressive Politik Mitterrands beendete. Tobias Baumann wies hierzu auf die Zugehörigkeit Jacques Delors zum katholischen und wirtschaftsliberalen Flügel des Parti Socialiste hin und betonte die konservative politische Gesinnung aller Väter Europas (bzw. der EU, d.h. des Europas der Eliten): der ehem. französische Außenminister Robert Schumann, luxemburgisch-französischer Herkunft, der der ersten Vichy-Regierung 1940 angehörte und der bereits in der Zwischenkriegszeit als Abgeordneter des Département Moselle für die lothringischen Konservativen extrem rechten Strömungen des Katholizismus vertrat; der liberale Unternehmer Jean Monnet, ebenfalls Franzose, der noch lange nach seiner Arbeit als Banker in Kalifornien in Europa als informeller Mitarbeiter der Geheimdienste der USA tätig war; beide trieben nach dem Zweiten Weltkrieg die Idee einer Montanunion, die 1951 in die EGKS mündete, voran. Weiter hob Tobias Baumann hervor, dass es für eine linke Gegenhistorie auf EU-Ebene unabdingbar sei, nicht die konservativ bzw. liberalen Hintergrund der Väter Europas (Monnet, Schuman, Adenauer, Delors) klar zu erfassen, sondern auch die gesamte Vorgeschichte der europäischen Integration in den 1920er Jahren als Einigungsbestrebungen der deutschen und französischen Großindustrie und eben nicht der europäischen Völker zu erkennen (um den luxemburgischen Großindustriellen Émile Mayrisch gründeten 1926 die Stahlindustrien Frankreichs, Belgiens, Luxemburgs, des Saarlands und Deutschlands unter Führung Thyssens das Internationale Stahlkartell, erster Schritt hin zur späteren EGKS, die direkter Vorläufer der Europäischen Gemeinschaft war).


NOSOTROS SOMOS LOS DUEÑOS

Y estos (de Bolivia) son nuestros territorios. Nosotros somos los dueños y los blancoides y colonialistas deben entender con claridad el mensaje. Lo contrario es demasiado evidente. El derecho y la legitimidad nos pertenecen.

BOLIVIA Y NUESTROS IMAGINARIOS ESTATALES


Por Max Murillo Mendoza, Bolivia.

Nuestros imaginarios de Estado se han roto y destruido el siglo XVI, cuando la invasión europea. Después de eso sólo hemos tenido burdas imitaciones de los estados europeos, que se han profundizado con las “independencias” del siglo XIX. Esos llamados estados republicanos, nos han tratado como a extraños y absolutamente migrantes en nuestros propios territorios. Esas costumbres republicanas anti indígenas y anti bolivianas, siguen siendo el pan del día en este siglo XXI. Esas mentalidades republicanas, que consideran a nuestros pueblos como migrantes y extraños, siguen participando en los sistemas educativos, en los sistemas de la cooperación internacional, y en el trato mismo hacia nuestras costumbres: en nada nos respetan, en nada nos consideran los más importantes. Y seguimos siendo nomás extraños y migrantes en nuestros propios territorios y espacios. Pues por todo esto, la construcción (reconstrucción) de nuestros estados es la condición más importante de nuestra sobrevivencia, como razas, como mentalidades, como maneras de ver el mundo.

Los estados republicanos siempre han estado en manos de colonias extranjeras. Estos blancoides que no tenían, y no tienen, sus imaginarios en nuestras culturas, sino en culturas ajenas y extrañas a las nuestras (europeas, norteamericanas, árabes, asiáticas), se encargaron de destruir más que en la colonia nuestros imaginarios propios. Intentaron no sólo destruirnos espiritualmente, sino también físicamente. Las excusas han sido las mismas: en nombre del progreso, en nombre del desarrollo, en nombre de la civilización occidental. Lo que tenemos hoy es la carga, la enorme carga mental, de estos grupos “republicanos” anti indígenas y anti bolivianos, sin identidad alguna con lo nuestro, sin sueños e imaginarios hacia nuestros espacios y socio económicos proyectos comunitarios.

Para estas colonias de apellidos exóticos, nuestros pueblos eran un obstáculo para el desarrollo. Para estas mentes somos, seguimos siendo, sub desarrollados, primitivos, arcaicos y poco aptos para el desarrollo. Básicamente eso era en definitiva el estado republicano. Lo que tenemos hoy es la carga, la enorme carga mental, de estos grupos “republicanos” anti indígenas y anti bolivianos, sin identidad alguna con lo nuestro, sin sueños e imaginarios hacia nuestros espacios y socio económicos proyectos comunitarios. Estas mentes racistas y pigmentocráticas sólo atinan a disimular con lo mestizo, para encubrir sus costumbres anti indígenas y anti bolivianas.
—————————————————————————————————

Para estas mentes somos, seguimos siendo, sub desarrollados, primitivos, arcaicos y poco aptos para el desarrollo.

—————————————————————————————————
Pues por tanto, las reconstrucciones de nuestros imaginarios de estado son las condiciones de sobrevivencia más importantes de estos años. Este proceso de cambio sólo tendrá sentido si esta condición de construcción sea impuesta. Por derecho histórico. Por derecho y legítima defensa contra las mentalidades del apartheid republicano que siguen amenazando y amenazando cotidianamente, desde dentro del estado y desde fuera por la oposición extranjera y colonial. Esa oposición que nada entiende de liberalismo y costumbres democráticas, porque esencialmente son oligárquicos y dictatoriales, cree que siguen siendo los demiurgos de los destinos de estas tierras. Sus costumbres señoriales e ignorantes no les dejan ver los enormes cambios que están sucediendo. No les podemos pedir más; pero tampoco podemos dejarle cancha para sus aventuras. Tenemos que rayarles la cancha. Tenemos que enseñarles que los dueños de estos territorios somos nosotros. Que como invitados no se han portado bien. Que como invitados han destruido la confianza y todo lo demás de nuestros territorios.

En estas reconstrucciones de nuestros imaginarios, lo más importante es la inclusión de millones de seres que han sido condenados a la marginación por el estado republicano. Condenados a tener una educación de tercera categoría, una salud de quinta y un sistema económico insostenible y obsoleto. Morirse de hambre es una costumbre muy republicana. Ser bachiller mediocre sin futuro alguno, es otra costumbre republicana. Mientras las colonias extranjeras viven como reyes medievales, nuestros pueblos siguen en la miseria y la pobreza más insultante. Entonces, las construcciones de nuestros imaginarios son de vida o muerte. Hoy  más que nunca, quechuas, aymaras y guaraníes tenemos que estar alertas contra esas mentalidades republicanas y extranjeras. Hoy más que nunca tenemos la obligación de tener la claridad de nuestras construcciones. Las fuerzas anti indígenas, es decir anti bolivianas son enormes y económicamente poderosas. Casi todas las instituciones están en sus manos, en manos de estas mentalidades que siguen complotando y boicoteando nuestras construcciones. No debemos tener dubitaciones, ni dudas al respecto. Si el momento requiere tenemos que actuar también con fuerza y leyes. Por fin estamos poco a poco al mando de los destinos de estos territorios, por fin podemos empujar el futuro de nuestra historia a nuestro favor. Por fin podemos empezar a hacer ciencia, economía y vivencia totalmente nuestra.

—————————————————————————————————

Tenemos que rayarles la cancha. Tenemos que enseñarles que los dueños de estos territorios somos nosotros.

—————————————————————————————————

Reconstruir nuestros estados perdidos hace cientos de años, es una obligación moral. Nuestros dioses y antepasados no se sacrificaron en vano. Nos toca tener esa claridad milenaria. Y estos son nuestros territorios. Nosotros somos los dueños y los blancoides y colonialistas deben entender con claridad el mensaje. Lo contrario es demasiado evidente. El derecho y la legitimidad nos pertenecen.

                                                        La Paz, 7 de julio de 2013

Tomado  de Tani Tani, www.amigo-latino.de


Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de