VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

El (S)CHAMANISMO Y EL MUNDO ACTUAL

El Chamanismo constituye ser la máxima expresión cultural y forma de vida de los pueblos naturales del planeta.

La población indígena en América Latina: 40 millones, con cerca 400 grupos étnicos. Alrededor del 80% de los indígenas latinoamericanos son pobres. De estos, más de la mitad extremadamente pobres.

Según el Banco de Desarrollo Interamericano (BID), el 25% de la pobreza en países como Bolivia, Brasil, Guatemala y Perú se debe en exclusiva a razones de raza y origen étnico.

La estructura social, económica y política de Latinoamérica esta afectada por el acelerado crecimiento de la población, la migración masiva migración del campo a la ciudad y la migración ecológica (por la destrucción del hábitat y naturaleza). Hecho que complica la disponibilidad de los Estados, para atender las demandas de salud, salubridad, educación, problemas ambientales, etc., agravando de esa manera la crisis económica, la brecha entre pobres y ricos y el descontento social.

El rublo de salud a Nivel de Latinoamérica es aún limitado para muchos sectores de la población, aproximadamente el 30% tiene acceso permanente a los servicios médicos, se hace necesario el desarrollo de nuevas alternativas y estrategias para poder llegar a zonas, que por razones geográficas, se encuentran apartadas de los centros de atención médica.

El Chamanismo, es una de las más valiosas expresiones de la resistencia a morir del espíritu, práctica cultural de los indígenas americanos.

La medicina se ha transmitido de generación en generación, de pueblo a pueblo, el principio vital es la unidad, la armonía con la naturaleza, la naturaleza es una prolongación de sí mismo, algo así como la propia piel y los propios órganos de los sentidos.

Este momento histórico es importante liberar a las prácticas naturales, de los principios y bases de la medicina occidental, que ha perdido la noción de los conocimientos indígenas. Dentro de la medicina indígena la salud y la perdida de la misma, son factores netamente activos, es decir una coparticipación entre el paciente y el Chaman (dominio del cuerpo y el sometimiento de la enfermedad).

En el tratamiento chamánico de un paciente, se combinan la fuerza curativa de las plantas de poder y la movilización de la energía interna del paciente. El Chaman es parte del proceso curativo. Para garantizar el éxito de la curación:

– utiliza su energía positiva, para cambiar la polaridad energética del paciente,
– su facilidad de comunicación con el subconsciente y
– la psique de las personas y su capacidad de captar las fuerzas del universo.

Basándonos en actuales investigaciones, podríamos decir, entre el 75% hasta el 80% de todos los pacientes, que hoy están en las salas de espera. De una u otra manera adolecen de un trastorno psíquico: Gran parte de estos pacientes, son sometidos a tratamientos largos que no conllevan a ningún resultado positivo. Los placebos han dejado de hacer efecto y la droga perfecta todavía no se ha creado.

El chamanismo y su terapia mágica van más allá del tratamiento de enfermedades corporales o psíquicas, sino que ayudan a las personas a crecer espiritualmente o despertar en una dimensión espiritual especial.

En la medicina actual, el paciente es pasivo e ingiere medicamentos y pastillas de todos los colores, el médico o terapeuta intenta realizar un make-up a las enfermedades, dejando de lado al enfermo.

Actualmente la selva amazónica se encuentra amenazada por las empresas petroleras, que están destruyendo el ecosistema y desplazando a las poblaciones indígenas a las ciudades, por otro lado las fumigaciones, la polución están exterminando aceleradamente con la vida en estos territorios.

Se hace urgente el apoyo de la población progresista, para la creación de unas “ Centros de Protección Indígenas y su medicina milenaria“, en todos los puntos del planeta, encargadas de evidenciar el valor de la medicina tradicional aborigen y legalización de manera total y a nivel global, las prácticas Chamánicas curativas.

La organización mundial de la salud ha entendido el valor curativo de las plantas y promociona actualmente la utilización de las plantas, como medicina alternativa, las cuales no causan efectos colaterales.

Paralelamente se comercializa de manera ilegal con muchas plantas, hasta el extremo, de que plantas sagradas y milenarias se han llegado a patentar, como es el caso de la Ayahuasca o Yagé (Banesteriopsis Caapi), por el americano Miller.

Los laboratorios farmacéuticos, han clasificado a las plantas de poder utilizadas durante los rituales Chamánicos, como drogas alucinógenas y han codificado a las plantas sagradas dentro de las substancias adictivas, como la morfina, heroína, etc.  Muchos imperios farmacéuticos están utilizando la sabiduría de los chamanes y su conocimiento de las plantas, sin pagar un sol centavo por los derechos de autor y no reconocen el valor de estos conocimientos para tratar enfermedades incurables.

Un Chaman  amazónico esta en capacidad de diferenciar hasta 10 mil planteas, clasificándolas por sus cualidades y potencial curativo.

El Chamanismo esta en capacidad de construir un mapa completo del subconsciente, una especie de sistema de navegación interno, las culturas modernas conocen actualmente este proceso psíquico y  este desarrollo cerebral a través del mundo virtual.

No hay cultura o pueblo que no haya utilizado „las plantas de poder o sagradas“, para el desarrollo espiritual, pero siempre bajo la dirección de un Chaman o guía espiritual.

 

COMENTARIOS

Sergio Gonzalez

La ayahuasca y demás plantas alucinógenas, ni curan, ni son espirituales. Son drogas alucinógenas que destrozan el cerebro. Parece mentira que hoy en día aún se fomenta el uso de estas drogas en base a una situación espiritual, cuando mas que de espiritual, es de falta absoluta de espiritualidad. Para llegar a la espiritualidad, precisamente, hay que estar muy entero, no drogado.
Refrente al uso medicamentos, lo siento, si mi hijo se pone a 40 de fiebre y tose, prefiero un buen antibiótico.

Nacho Rivera

Gracias Walter.

Venga Sergio… Usar plantas alucinógenas por un chamán tiene mucho de espiritual. Son miles de años de uso, es toda una ciencia.

El uso de plantas alucinógenas por parte de una sociedad occidental esquizofrénica, eso es más preocupante, y es un insulto a la sabiduría indígena. No tiene nada que ver y ahí te doy toda la razón.

Respecto a los antibióticos. Te diré que un día, harto de ellos, me prometí no volverlos a tomar. Y te aseguro que desde entonces no he tenido ni una sola infección. Y eran muchas las que tenía cuando los tomaba.

Buscamos la pastillita milagrosa y en el camino nos olvidamos de cuidar nuestro cuerpo. Cuerpo que si le damos la oportunidad es capaz de curarse el sólito. Pero para ello hay que dejarle actuar. Cosa que limitamos al tomar un antibiótico.

Si no hacemos uso de nuestras defensas naturales, éstas se van debilitando. La media de uso de medicamentos es de uno cada 24h por persona. Todo un negocio.

Un abrazo.

Sergio Gonzalez

Nacho, usar plantas alucinógenas, por un chaman, o por quien sea, es estar alucinado. Punto. El cuerpo humano responde ante la química, siempre. Si lo quieres vestir de espiritualidad, que cada uno haga lo que quiera, pero a mi no me venden la moto. Otra cosa e drogarse por placer, o por lo que te apetezca, a libre albedrío. pero, por favor, seamos un poquito serios…….
Respecto a los medicamentos, como siempre, el abuso es malo, cuando son necesarios, una gran avance de la humanidad.

Nacho Rivera

Sergio, por esa regla de tres dejaríamos de tomar vino…ése tan bueno de l’alt Penedès… Y cualquier tipo de medicamento antidepresivo…etc. Y no hablemos del café, tabaco…

El uso de plantas alucinógenas por un chamán no tiene nada que ver con el uso que le puede dar un occidental. Son tribus milenarias que todavía no han hecho daño a nada ni a nadie. Dejémoslas en paz.

Salud.

Esther Ibañez

Hola chicos, ahoro entro yo en el debate. El uso de plantas alucinógenas es una vía para adentrarnos en el inconsciente y conectarnos con otras partes de nosostros mismos. Su utilización debe ser guiada por un experto, en este caso chamán, que ya ha realizado ese viaje interno y puede ayudar a otros a hacerlo. Hoy en día existen otras técnicas que buscan lo mismo: hipnosis, psicoterapia analítica, meditaciones elevadas…
Las plantas alucinógenas tienen efectos dañinos colaterales y creo que es mejor probablemente otro tipo de técnicas, pero era de lo que disponían en ese momento y la propia naturaleza lponía a su disposición una herramienta para „ir más allá del ego“, para explorar la trascendencia del ser humano.

Walter nos habla de la medicina natural a base de plantas, no solo de las alucinógenas. Para mi, lo más interesante del artículo es la crítica a nuestra medicina occidental, que busca tapar los síntomas y no ahonda suficientemente en las causas, no relaciona la enfermedad con el espíritu, considera el cuerpo algo mecánico, totalmente separado de las emociones de las personas. En ese sentido la medicina chamánica es mucho más completa.

Sergio, supongo que preferirías dar a tu hijo plantas reforzantes del sistema inmunitario para prevenir las infecciones, que dar antibióticos.

Hay mucho que descubrir y relacionar en torno a la medicina y espero que en los próximos años se realicen avances en este sentido.
Muchas gracias Walter por tu artículo.

Alfredo Astort

Solo dos apuntes a tu agradable artículo:

El B.I.D. atribuye la pobreza a motivos étnicos; la pobreza es el opuesto de la riqueza ( concentrada en 1% de la población mundial ); el camino del medio entre la riqueza y la pobreza: es la prosperidad!.

chamán es un término siberiano derivado de la forma clásica de chamanismo en el norte de Asia. A través de rituales, el canto, la música, las drogas psicotrópicas, el mimetismo con la madre naturaleza, …. los chamanes llegan al trance con propósitos adivinativos y de curación…

Bueno, tres, tres cosas, los organismos Oficiales siempre llegan tarde, tres mil años, como que están un poco oxidados…..

Maria Oliver

Alfredo,Walter explica el origen del término en su anterior artículo, el primero sobre este tema. Y, además de los organismos oficiales, los alópatas, la ciencia occidental, también… Esperemos que no sea demasiado tarde!

Me pregunto, inspirada por el debate, y que me recuerda a otros, en especial los que siguen a artículos sobre astrología, ¿porqué desacreditar o negar o tachar de esto o aquello, lo que desconocemos? No sería mejor practicar una sana indiferencia, puesto que no nos va la vida en ello… por qué no manifestar escepticismo, o duda o miedo –si se puede reconocer–, a secas? porqué esa necesidad de afirmar como una verdad demostrada, o revelada (y punto) algo que… en fin, de lo que lo ignoramos todo y que no se nos impone… Por qué es tan difícil convivir sin desacreditar?
que prefieres la medicina alopática? adelante (te hablaría largo y tendido, con ejemplos, de las consecuencias del abuso de antibióticos, no lo haré). ¿Que te parecen unos espantajos aquellos que practican o creen en otras vías de sanación? y?
No he probado la ayahuasca, confieso que de encontrar chamán lo haría, pero sé de cómo trabaja la medicina alopática, „massa bé que ho sé“… Sabes? Igual me equivoco, pero no me atrevo a negar un saber milenario, eficaz durante siglos, principio y pilar de tantas culturas –sentido etnológico– por equipararlo a conductas adictivas de las sociedades moderrnas –grupos desquiciados y desnaturalizados donde los haya y, sobretodo, capados de la dimensión espiritual… Existe una cultura de la ayahuasca, del peyote, de la Belladona, del opio… y no tienen nada, absolutamente nada que ver con drogarse, con lo que los massmedia llaman cultura del éxtasis, por ejemplo. Se trata, en aquellas, sí, culturas, de usarlos como vehículos…Te ahorro, amigo Sergio, las tesis sobre el uso de setas e infusiones alucinógenas por parte de Santa Teresa a la hora de ayudarse en los éxtasis…
Sergio, perdona pero… no hay sólo una vía de acceso a la espiritualidad (y si algo sabía el chamán, es lo que descubren los verdaderos médicos: que no hay sanación si no hay espíritu, que existe una gran diferencia entre curar y sanar)… El alma (humana) es algo demasiado grande como para dejarse abordar sólo por una vía, no?
un abrazo

Carles Nebgen

Estoy en la linea de Esther. La medicina occidental ha realizado grandes adelantos, pero se equivoca al considerar el cuerpo como un elemento mecánico donde existen una serie de reacciones químicas. La enfermedad como un accidente, desvinculada de sus causas, en su mayoría emocionales.
El ser humano es un todo, con una parte espiritual y energética sobre la que podemos interactuar.

Walter Trujillo

Haya una cosa que me gustaría aclarar antes de continuar con mi opinión al respecto de los comentarios. Hay mucho que decir, no quiero tampoco justificar nada

Indudablemente que es difícil entender al Chamanismo sin haber tenido la posibilidad de experimentarlo o conocido personalmente. Algunos de los comentarios ahora escritos son los mismos que escuche hace 15 años, cuando por primera vez escribe un articulo sobre el Chamanismo. No confundamos el uso de las plantas medicinales, que son capaces de curar diversos de síntomas de la civilización, como la fiebre infantil, los dolores de cabeza hasta curar ligeras depresiones y neurosis. Con las plantas que utilizan los Chamanes a las cuales se les denomina plantas de Poder, el Chaman si hablamos basándonos en la Jerarquía occidental diríamos, el Chamán es el médico jefe o principal. La gente que trabaja con plantas medicinales se llaman curanderos o yerberos.

La medicina occidental ha progresado mucho, la mayoría de los preparados siguen siendo placebos y grana parte de estas medicinas causan adicción y efectos colaterales o secundarios y sus costos son elevados, llegando al extremo de prohibir la venta de genéricos que se producen en Brasil, La india o México, por ser demasiado baratos y afectan los intereses financieros de la industria farmacológicas. Sin embargo el inconsciente o el consciente profundo, no les dejemos a las tabletas o las pastillas, sino a expertos espirituales o expertos de la conciencia, como los Chamanes.

Ah! a mi hijo con 40 grados de fiebre y tos, de ninguna manera le doy un paracetamol o codeína, sino a beber una planta curativa fría Sauce ( Salix ), Jengibre ( Zingiber officinale), Eucalipto ( Eucalyptus globulus), etc, estos no tiene que ver con Chamanismo.

* Para evitar confusión de las plantas de poder con los alucinógenos o drogas, las denominaremos psicotrópicos de la conciencia.
*las visiones se diferencia de las alucinaciones, las visiones tiene una base real y las alucinaciones carecen de esa base real y son netamente psíquicas.

Para evitar la confusión con una „droga“ o con un psicotrópico común lo vamos a denominar „PSICOCATALÍTICO DE LA CONCIENCIA“, su uso causa alteración de la conciencia, donde existe la interacción activa necesaria entre el Chamán y el Participante. Su consumo de ninguna manera es individual, el objetivo es siempre curativo o espiritual, no causa ninguna dependencia ni psíquica ni física, ni provoca conductas antisociales o psicopáticas. La prueba de lo que estoy diciendo, lo tenemos en los cuatro siglos de utilización de muchos pueblos Indoamericanos sin haber observado en ellos estados de degeneración ni desintegración social ó cultura, a causa del consumo de las „Plantas de Poder“. Al contrario su consumo siempre ha tenido que ver con su destino y desarrollo. Los únicos autorizados para su utilización han sido los „Médicos Indígenas“ ó „Chamanes“.

El consumo de Psicotrópicos sintéticos e industriales, causa alteraciones de la conducta social, lesiones orgánicas, en cuyo „high fly” se trasladan a realidades totalmente enajenantes, una realidad divorciada de un „Socium“, se transportan a un mundo individual, donde solamente ellos son los dueños de su propio tiempo y espacio, Al final terminan siendo esclavos y victimas de su propio consumo y desesperación. El consumo se da sin ninguna conducción espiritual o religiosa, sin finalidad de cambio, ni de mejora de su existencia, sino por el mero placer o necesidad de sentirse libres, sin problemas, nuevos, diferentes.

Una cosita más, me gustaría alertar a los psiconautas o experimentadores espirituales: la utilización de las Plantas de Poder, en manos inexpertas o curiosas, siempre tener la seguridad necesaria de lo que se quiere encontrar al momento de su utilización y no intentar alucinar fuera de una realidad pequeña o amplia.

Saludos chamánicos Walter T.

Maria Oliver

Muchísimas gracias Walter por tus serias aclaraciones.
M.

Andrea Sydow

Para llegar a la espiritualidad, precisamente, hay que estar muy entero, no drogado – GRACIAS Sergio por este comentario, lo dice todo.

Me permito poner en duda esta facultad: „(el chamán) utiliza su energía positiva, para cambiar la polaridad energética del paciente“. Esto me parece lo más violento y abusivo que se le puede hacer a alguien.

Cómo sabe el chamán que su „energía positiva“ es mejor que la „polaridad energética del paciente“? De donde viene la idea de que la energía del chamán es mas favorable que aquello que otra persona lleva adentro?

Porque no enseñarle a esta persona justamente ir adentro, conocerse, entender sus resonancias y sus bloqueos a aceptarlas para que se puedan transformar? Sin que se sustituya lo que el paciente tiene adentro y es parte de su riqueza y experiencia por la supuesta energía positiva del chamán. Sin drogas que opaquen y hacen volar.

Salir de su cuerpo en viajes astrales o impulsado por drogas serán buenas vacaciones de vez en cuando. Pero son todo lo contrario de estar presente en la experiencia humana que está diseñada para ocurrir dentro de un cuerpo – con todo lo que ello conlleva, incluidos los bloqueos.

El verdadero poder está en la verdad momentánea de cada uno adentro y con la mente clara.

Walter Trujillo

Estimada Andrea,
por supuesto que tu lo puedes alcanzar un estado de espiritualidad elevado sin usar „drogas“ yo diría plantas de poder para no confundir con el LSD, la morfina o la heroína, etc. El único problema que Nos. tenemos 4 mil años de retraso, nuestro inconsciente esta tan contaminado, que es muy difícil rescatar de la mente arquetipos individual o colectivos o símbolos universales.

El Chamán no te pone a volar, sino te da la oportunidad de conocer una realidad nueva, que va más alla de la que nos presenta el cine o la tele.
Me es difícil explicarte más, tendría que vivir un ritual contigo, porque aqui no se trata de convencer a nadie, el chamanismo no es religión o doctrina, sino una forma de vida una filosofía de la vida.

En mi vida profesional, soy psicólogo y trabajo en una clínica alemana de rehabilitación de drogadictos, se lo que son las drogas convencionales, por esa razón te puedo confirmar que el Chamán no tiene nada que ver con esas drogas.

Siempre se ha querido confundir a la gente, denominada a las „plantas de poder“ como drogas, sin embargo a pasado más de 500 años desde la llegada de los españoles a nuestro continente, que también pensaban lo mismo que tú (sin tratar de ofenderte), sin embargo el chamanismo sigue existiendo y seguirá existiendo, porque al momento que muera, muere una parte importante del planeta y de nosotros.

Las transnacionales farmacéuticas, también denominan a las plantas de poder, drogas, sin embargo envían sus especialistas o expertos a la amazonia, para apoderarse del conocimiento de los chamanes, porque no decirlo robar los conocimientos ancestrales y producir drogas maravillosas, que no serán denominadas drogas, sino calmantes, analgésicos, reguladores del metabolismo, equlibradores de la consciencia o antidepresivos.

Saludos y un abrazo a nombre de los Chamanes del mundo, en septiembre para mejor comprensión, pondré un par de artículos a disposición sobre la botánica y antropología de las plantas de poder y experiencias propias en rituales.

Walter

Andrea Sydow

Gracias Walter por tus informaciones. Es cierto eso que vamos con cuatro mil anhos de retraso? Con respecto a que parámetro? No entiendo esto del retraso y sobre todo pongo en duda la idea de que otra persona sepa de afuera que es lo que le conviene a otra y se empenhe a cambiar sus energías.

Walter Trujillo

Me refiero al conocimiento del inconsciente, para tratar de ser más didáctico, si una persona en nuestro mundo moderno, de un momento a otro recibe un caudal de información del inconsciente, no está en capacidad de soportar esta información, automáticamente cae en un estado de psicosis o locura. El chaman en cambio ha trabajado toda su vida con los contenido del inconsciente, ha logrado construir un mapa o un sistema de navegación del inconsciente.

Indudablemente nadie puede decir lo que bueno para los demás, en ningun sentido, a si como no podemos obligar a nadie a perdonar u olvidar. Si no lo entendemos de una manera racional y objetiva, cualquier cambio será pasajero, superficiales o auto engaño.

El chaman no es cúralo todo o un cura, sino un guía espiritual, solamente tu decides si necesitas su ayuda o conducción. Hay personas que se sanan con las estampitas religiosas o bajo la manipulación de algún Gurú o manipulador emocional.

Saludos

Walter

 Carolina

Otro artículo interesante!!

Maria, me ha gustado muchísimo tu manera de plantear la cuestión!!

En lo referente al chamanismo y las plantas sagradas rituales, creo que se les debe un respeto y como dice Walter se las debe distinguir de las plantas medicinales. Y todas ellas, añado, me parecen fascinantes!!
Se les debe un respeto a la plantas sagradas, sobretodo porque los chamanes saben con qué están trabajando, es decir qué es lo que se llevan entre manos. Son saberes milenarios que se han transmitido de genereción en generación y se basan en el conocimiento de las plantas y en la responsabilidad del chaman como guía espiritual y encargado de velar por aquellos que llevan a cavo un ritual con alguna de las plantas sagradas.

Sergio, nunca he tomado ninguna de estas plantas, pero conozco gente que sí lo ha echo. Lo han echo con la ayahuasca. Gente sana física y mentalmente, no son drogodependientes ni nada por el estilo y mucho menos estan alejados de la espiritualidad. Son gente con una apertura de mente importante que además de haber echo un viaje sanador a través del ritual de la ayahuasca, también hacen viajes interiores solamente a través del uso de la meditación y la visualización sin necesidad de sustancias externas. Solamente a partir de sus capacidades mentales y que están al alcance de todo ser humano. Y precisamente por ello te digo que tomar plantas para ahondar en la espiritualidad de cada uno realizando un viaje sagrado en el sentido de que se hace como un ritual, no está reñido con ser una persona espiritual ni reñido con poder usar igualmente y en paralelo todas tus capacidades. Lo cortés no quita lo valiente.

Nunca, como decía he probado plantas rituales, pero tal vez algún dia lo haga, no lo sé. Pero lo que sí te diré es que medito y hago visualizaciones, una manera de ahondar en uno mismo y una manera de experimentar alteracions de conciencia que te permiten realizar viajes interiores sanadores así como de alcanzar objetivos, y sin uso de plantas. Y precisamente por ello creo que las plantas también son una vehículo para nada desdeñable en las búsqueda de uno mismo y un vehículo de conexión con el entorno y la naturaleza en su totalidad.

Sobre la medicina alopática diré que trata síntomas, pero no sana. Funciona como un parche; ahora te remiendo por aquí, ahora te apaño por allá, ahora te mando esto para espabilar a tu organismo y para que así vayas tirando hasta que vuelvas a petar por algún lado. Una doctora (buena profesional y reconocida en su ámbito) me dijo una vez que la medicina moderna ayuda, pero no cura. Tenía muy claras las muchas limitaciones de la medicina moderna occidental.

Ahora dejando por un momento de lado el tema de las plantas rituales quiero añadir que pensar que las plantas medicinales no tienen el poder de curar enfermedades serias, es limitar tantísimo el ámbito de la medicina y limitar tanto las posibilidades de ahondar en los males de cada persona como totalidad, que es una pena. Que se rechacen de antemano saberes tan antiguos de los que se puede aprender mucho es condenar al olvido conocimientos que, a mi parecer, son importantísimos.

Por favor un poco más de respeto a la medicina natural en general y a los conocimientos indígenas en particular. El tema no es moco de pavo.

Muy interesante la temática y el artículo!!

Alfredo Astort

Es que no he recaído por aquí pero es verdad no me había leído el artículo anterior porque voy del siete al tres y del cuatro al uno pasando por ninguno.
! Que Vaina!. Pero gracias por indicármelo.
¿Tu no piensas que el conocimiento adquirido es el equivalente a una droga sintética, o lo que es lo mismo, a muchos años de condicionamiento?.
Y volviendo a los chamanes, eran un puente, y algunos contados y pocos, lo siguen siendo, entre el mundo invisible, procedencia, y la tortilla en la que estamos…..
Gracias por vuestras notas, de vez en cuando me resulta agradable leerlo, cuando aterrizo….

Alfredo Astort

Es que no he recaído por aquí pero es verdad no me había leído el artículo anterior porque voy del siete al tres y del cuatro al uno pasando por ninguno.
! Que Vaina!. Pero gracias por indicármelo.
¿Tu no piensas que el conocimiento adquirido es el equivalente a una droga sintética, o lo que es lo mismo, a muchos años de condicionamiento?.
Y volviendo a los chamanes, eran un puente, y algunos contados y pocos, lo siguen siendo, entre el mundo invisible, procedencia, y la tortilla en la que estamos…..
Gracias por vuestras notas, de vez en cuando me resulta agradable leerlo, cuando aterrizo….

Walter Trujillo

Hola Alfredo

¿Tu no piensas que el conocimiento adquirido es el equivalente a una droga sintética?

En realidad el Chamanismo es un conocimiento, el conocimiento como tal no causa adicción, la adicción tiene mucho que ver con el aprendizaje y conductas adquiridas o asimiladas. El chamanismo sigue siendo una forma de vida, así como es el Judaísmo, no es necesariamente la religión el centro de su existencia, sino las reglas y normas que están alrededor de la misma.

Los Chamanes son un lazo entre el inconsciente, la naturaleza y el hombre,
el chamanismo no es religión, no necesita ser religión, posee su espiritualidad propia y se desarrolla continuamente.

Saludos

Walter

online casino

I want to express my admiration of your writing skill and ability to make reader to read the while thing to the end.


Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de