VULCANUS DIGITAL

VULCANUS DIGITAL

Journalismus und Kommunikation

TUVE UN SUEÑO, I HAD A DREAM, ICH HATTE EINEN TRÄUM

Abay Yala
Wiphala
Amazonas
Indigenas
Pititas
Pueblo
Dolor
Arte
Cultura

Me gustaría pensar que existe otro mundo,
un mundo de sueños, colores y realidades,
gente de colores, en blanco en negro y arcoíris,
un mundo con espacios grandes y claros,
donde todos sus habitantes son estrellas terrestres,
donde todos los seres vivos son valiosos.

Hoy tuve un sueño:
No es el color o la raza que hacen a la gente,
sino el lugar y el ambiente
todo lo que nos rodea.

Vivimos en tiempos de Fake News, donde la información post fáctica y lo falso se hace realidad y llega alcanzar el nivel de verdad absoluta. Vivimos en el tiempo de la atención excesiva, vivimos en el tiempo de los algoritmos, ellos te escogen y no tú.
Vivimos en tiempos de conspiración, donde grupos de derecha se aprovechan de la ingenuidad y desesperación de la gente, vivimos en un tiempo de hechos alternativos y posibilidades.

En estos tiempos han renacido frustraciones del pasado, proyecciones emocionales negativas, el miedo a perder se intensifica y se refleja en el espejo de la sociedad y la vida, palpamos acciones y recuerdos que ya no tienen espacio en el mundo actual, muchos creen que si no resisten van a desaparecer, van a perder sus derechos, van a dejar de ser élite, van a pasar a ser parte de un pasado dañino.
Los cambios son inevitables, ninguna ideología lo impedirá, ninguna política clasista lo detendrá, el mundo tiene que cambiar, la humanidad tiene que cambiar, nosotros tenemos que cambiar.

Frases sueltas que las pienso en alta voz:

Puedes ser blanco y superior,
la excepción de la creación,
tener todos los lujos del mundo,
ser siempre el primero en la repartición,
ser el primero en entrar en el cielo.

Ellos eran los dueños de la tierra,
Ellos eran los olvidados, los perdedores,
Ellos eran los indeseados, los innecesarios,
Ellos eran los nadie, los perdidos.

Ellos eran los dueños de la Biblia, los únicos creyentes.
Ellos eran los necesitados, los perdedores,
Ellos eran los derrotados, los débiles,
Ellos eran los indefensos, los desesperados.

Eso no existe, eso no significa nada, es no es nada, esas son mentiras.

La pregunta ahora es – Que necesitamos para vivir –

Nuevas ideas, nueva gente, nuevos retos, una sociedad donde el egoísmo y la individualidad no es lo más importante, tenemos que atrevernos a ser diferentes, buscar cosas en común, construir un sistema para todos, bienestar material y desarrollo espiritual de todas las generaciones.

He tenido un sueño, hoy en el 1300, desperté en medio del Machu Picchu, los Inkas quisieron estar cerca del cielo, caminando por las pirámides del sol y la Luna, Chichen Itzá de los Aztecas, pirámide que proyecta a la Serpiente Emplumada Quetzacóatl, recorro el Templo gigante de la Serpiente y el Templo del Jaguar de los Mayas, mi mirada se pierde en las líneas de Nazca, me conmueven las imágenes diversas del templo de Tiwanaku, vigilada por  los sacerdotes amautas, me fascina. El mundo andino no estaba solo, tenía contacto y conexión con todo el continente Abya Yala y conocía gente de otros continentes. Me deja pensando la Venus de Valdivia, una figura parecida existe en todas las culturas del mundo.
Finalmente me dejo deslumbrar por la Amazonía llena de flora y fauna, los pájaros de colores llenan los ríos y lagos, los protectores milenarios del bosque caminan sigilosamente y con cuidado.

Al tardecer camino por Europa, está vacía, la gente corre desesperada, el terror esta dibujado en sus rostros demacrados y pasos apresurados, se esconden de las epidemias, se esconden de la Inquisición, sus campos están secos, no se ven árboles ni vegetación, la guerra invade el continente, gritos de dolor y hambre, digo, ese continente se está muriendo.

Por la noche camino por Egipto y las pirámide de Keops, la pirámide más vieja y más alta, una puerta al universo y la antesala al inframundo, paseo por  Babilonia el lugar donde estaban los jardines colgantes, por el Partenón, por el templo de Atenea, por el laberinto de Taurus y las cuevas donde estaba escondido Zeus durante su niñez y el templo de Poseidón: En la madrugada me encuentro paseando por los jardines y sus fuentes de agua  del Alhambra, los habitantes del Andaluz lograron conseguir el cielo sobre la tierra, la perfección del azul y el verde en sus azulejos y decoraciones.

Al caer un sueño profundo, exclamó estos pueblos fueron grandes, fueron la antesala de lo que actualmente conocemos, son la base de la civilización y la prueba que la grandeza existió, la gente que los construyo también fue grande y son un ejemplo, un precedente y una guía para lo que existe ahora.

Hoy me despierto el sol encandilando mis ojos, la TV y los medios en internet anuncian un nuevo Lock Down en Europa, tomo mi celular y miró Facebook.
Los autodenominados pititas en Bolivia y en el extranjero, declararon las elecciones actuales de ilegales y fraudulentas, parece que la mala consciencia no les deja dormir, pululan con mala fe y respiran odio, expiran racismo y demuestran miopía e ignorancia política. Al parecer sus estudios universitarios, nos les sirvió para mucho, el humanismo y la solidaridad no se aprende de los libros, sino se aprende en la realidad y se la recrea con los grupos diversos y heterogéneos. Les horroriza el hecho de tener un nuevo gobierno indígena, piden de rodillas al cielo que retroceda el tiempo y que declaren a sus candidatos preferidos como presidente, se olvidan como se olvidó Trump, que para ganar hay que tener la mayoría, ahora no se puede esconder papeletas o hacer votar a los muertos o sobrepasarse del número de votantes. Se arrodillan ante los militares y gritan desesperados, piden al ejército tomar el poder declaré un gobierno de Facto. Piden a gritos que la bota militar aplaste al pueblo indefenso, llenen las cárceles de presos políticos, manchen calles y plazas de sangre, miedo y terror. Indirectamente y sin saberlo exigen un nuevo Plan Condor o el renacer de las dictaduras sangrientas al estilo de Hugo Banzer, Alfredo Stroessner, João Goulart, Videla, Augusto Pinochet, que se dedicaron asesinar lideres progresistas y ha diseminar a las organizaciones de jóvenes de alternativa.

El ejército actual no es tonto, saben que gobernar no es solo ordenar, meter presos, perseguir y beneficiarse de los puestos de trabajo y despilfarrar el patrimonio del pueblo. Gobernar es un proceso complicado que demanda de un equipo de profesionales, muchos años de trabajo, esfuerzo y dedicación, eso no es para ellos, ellos están bien, protegiendo al pueblo y los intereses de los gobernantes y millonarios. Los Pititas al parecer son gente de poca memoria, se han olvidado que el proceso electoral estaba organizado y contralado por el gobierno de facto.
La izquierda, el MAS, los partidos políticos no tenían acceso a las urnas, software y computadoras. Las elecciones en Bolivia ganaron la mayoría, ganó el pueblo, un pueblo cansado de colonialismo, explotación, humillación y falta de privilegios.

Apago la TV, digo: si no escuchas noticias no estas informado y se escuchas noticias estas mal informado. Lo que vemos y escuchamos todos los días no es desinformación, sino confusión, terrorismo medial. Facebook se ha convertido en una plataforma de histéricos, traumados, desconsolados, solitarios, acomplejados, individuos que siembran la desconfianza en la humanidad, en la sociedad, en el futuro y en la solidaridad. Proyectan emocionalmente sus frustraciones, son vampiros psíquicos.

No sé por qué, Trump revivió el Darwinismo social, el odio racial, la nostalgia por un pasado egoísta y de clase, la derecha están convencidos de que antes vivían mejor, tenían más y gozaban mejor, se han olvidado que no llegaron al Abya Yala de turistas o trabajadores invitados, estaban huyendo de la guerra en Europa,  huyendo de la pobreza, huyendo de las persecuciones, con la muerte en los ojos;  nuestro continente les dio acogida, sin pedirles nada a cambio, ni darles fechas para abandonar los países. Ahora se sienten dueños y creen que el desarrollo mediano del continente se los debe a ellos. Sin discusión esa gente se desarrolló, se hicieron ricos, muy ricos, se adueñaron de tierras, bosques y ríos, engañaron a la gente local y sencilla, les obligaron a trabajar como esclavos y sin protestar, tenía de su lado a los políticos y gobernantes, eran sus conocidos y familiares y estaban protegidos por la policía y el ejército. 

Los conquistadores y colonos de Europa llegaron al paraíso, al paraíso que lo conocían a través de la Biblia, las leyendas y cuentos. Se tomaron el paraíso por asalto y convirtieron el paraíso en infierno. Los pobres, los locales, los indígenas, son los habitantes de ese infierno. Destruyeron culturas milenarias, exterminaron pueblos completos, prohibieron lenguas locales e impusieron la religión, las creencias, su moral y su ética. Nunca compartieron sus riquezas, lujos o bienestar. Los pobres para llegar al cielo estaban obligados a entregar lo poco que tenían.

Ahora los pueblos han despertado, no se pueden defender, no saben cómo defenderse, pero han despertado, algún día se alzarán, exigirán derechos, ventajas y privilegios, nadie los podrá parar, no tienen nada que perder.

Los conquistadores y colonos fueron recibidos con los brazos abiertos, se aprovecharon de la solidaridad y hospitalidad de los indígenas, ellos eran dueños las tierras, no los individuos, no los jefes, sino la nación, los colectivos, el sistema.
Los indígenas tenían los recursos, las riquezas, despertaron y no tenían nada, solo la Biblia, los prejuicios, el despotismo, la crueldad, un cielo y un infierno extraño.

Los descendientes de los conquistadores y los nuevos colonos lograron que sus gobiernos, ejército y policía tengan el control absoluto de la sociedad y de las vidas de sus habientes, de sus recursos, de las finanzas, de las tierras, de la fuerza de trabajo. La vida de un pobre no vale nada, ni siquiera los consideraban humanos o dignos de esa sociedad, odiaban a los indígenas y ese odio han heredado las nuevas generaciones, que odian al indígena, aunque no saben por qué, tampoco pueden argumentar por qué. La justicia era solo para los pobres, utilizan la palabra democracia, para justificar persecuciones, encarcelamientos y asesinaros de líderes y personajes populares. 

El continente despierta, eso es inevitable, no se puede esperar más, se ha llegado a los límites, sé ha llegado al final de la tolerancia y paciencia, los indígenas ahora son conscientes que son la mayoría, saben que la mayoría decide lo que pasa en las sociedades o con la minoría. Sin embargo, los indígenas no se aprovechan de eso, y quieren que la minoría también se integre a la sociedad y sean parte del crecimiento y desarrollo social y parte de un sistema colectivo.

En el momento actual muchos hijos de los colonos están regresando a los países de origen de sus padres, allí no les recibirán con bombos o platillos, se los considerará como mano de obra barata y no calificada, tendrán que hacer colas y esperar como todo el mundo espera, sin privilegios, ni reconocimiento alguno, si crean malestar, desconfianza u odio, serán amonestados, sorteados o aislados.  En estas sociedades  modernas, posiciones neonazis o racistas no son bien vistas y son fuertemente criticadas, si es necesario  son penadas: Esta gente huyen del supuesto socialismo y comunismo del continente Abya Yala, cuando llegan a Europa, se asustan porque aquí hay estructuras de carácter socialista, donde la salud, la vivienda, la educación y recreación es un derecho, y no un privilegio, tienen todo gratis, ellos no construyeron estos países, sus antepasados estaban ocupados contrayendo su propio mundo, fuera de la realidad social y económica. Mucha de esta gente se aprovecha de las condiciones y estructuras, pero de ninguna manera quieren que los países, de los que ellos provienen, no permiten el progreso de la sociedad, y les es difícil aceptar que la mayoría tenga derechos universales, tengan derecho a vivir bien, derecho a tener bienes materiales, educación de élite, medicina moderna, infraestructura y sociedades con mentalidad contemporánea. Para ser aceptados o percibidos en Europa empiezan a mal utilizar el patrimonio cultural de los indígenas, sin respetar su origen, reconocer el valor moral y el valor ideal. Se adueñan de manifestaciones culturales, que sus países de origen las odiaban o los rechazaban.   

Los políticos y gobernantes entregaron a las empresas los monopolios las corporaciones, como es el caso de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, con la esperanza de que ellos les ofrezcan tecnología, progreso, modernismo y civilización, cosa que nunca paso y nunca pasará.  Al contrario, se llevaron todos los recursos, el capital que produjeron se lo llevaron, contaminaron los suelos, agua y aire, dejaron enfermedades incurables y muerte, esa es la triste herencia que dejaron los consorcios y emporios. Los únicos beneficiados fueron sus cómplices y facilitadores, si eso es progreso, entonces cualquier tipo de revuelta, resistencia o lucha está justificada.

Siempre me pregunté cómo es posible tener edificios o coches de lujos, haciendas, campos de Golf, aviones y yates, si tu sueldo mensual es de máximo 3000 0 4000 dólares al mes, en condiciones normales necesitarías 100 años, o sacarte la lotería, mínimo una vez por año, durante 10 años seguidos. Algo estaba mal, la corrupción se había apoderado de los políticos y las clases altas, ahora como en el caso de Bolivia o Ecuador, no les da vergüenza, y compran terrenos, casas, abren cuentas en el extranjero, todo con el dinero del pueblo, todo con el dinero de los contribuyentes, hasta cuando mi Dios, hasta cuando nos toman el pelo, hasta cuando nos tratan como idiotas e inservibles.

Si Dios existiese, seguro que le daría un ataque cardiaco, se llenaría colera y desilusión, de ver tanta crueldad humana, tanta injusticia social y tanta pobreza innecesaria. Se pondría a llorar al ver los pecadores golpeándose el pecho, hojeando sus Biblias gigantes, buscando la frase elegante, para pedir más y más a Dios. Esa gente no se cansa de pedir y exigir a Dios.

Les duele Bolivia, les duele Venezuela, les duele Cuba, les duele Argentina, los países ya no sus países, no pueden más adminístralas, como si fuesen sus haciendas o propiedad privada. Los países ahora son de la mayoría, las alambradas, los muros, las paredes gigantes de sus palacios, mansiones, villas, fabricas van a desaparecer o tendrán que cumplir una función social o colectiva.

Los conquistadores y colonos foráneos se adueñaron del país y declararon a los locales e indígenas; extraños. los tildaron de vagos, haraganes, ladrones y los volvieron invisibles.

La Amazonia en Brasil Bolivia, Perú, Ecuador esta extremadamente contaminada, los indígenas están enfermos, la flora y fauna desaparece de manera acelerada. Como puede ser posible que se quemen los bosques tropicales, solamente por satisfacer el consumismo de Europa y EEUU, se destruye espacios verdes, hábitats, zonas ecológicas y sagradas, tierras y viviendas indígenas. Siembran Soja manipulada, destruyen árboles gigantes, desaparece la fauna y flora única, la llenan de ganado de todo tipo. Por Dios en qué mundo vivimos. Un cambio, un supuesto progreso, a que costos.

La Amazonía tiene una capa de humos de apenas 10 centímetros, eso significa, que se la puede explotar solo un par de años, luego se convierte en zona árida en desierto inaccesible. La Amazonía es un sistema cerrado, que se provee, alimenta, reconstruye y destruye de manera armónica y autónoma, es un río volante o volador, vuela de norte a sur, de este a oeste, un paraíso perfecto, el pulmón del mundo y el paraíso verde sobre la tierra.

 La Amazonía es una obre de arte de los mejores Dioses del Universo

Hoy vivimos en el siglo XXI, donde la información no es más un Tabú, el conocimiento no se puede esconder, falsificar o tergiversar fácilmente, ahora sabemos exactamente cuáles fueron las intenciones de los conquistadores y colonos, que les movió / motivo hacer lo que hicieron en nuestro continente y con nuestra gente, por qué dividieron y sembraron la discordia entre Hermanos.
Acaso fue solo para gobernar y dirigir en paz, creyeron que podían mantener eternamente ese estilo de gobernar. Se equivocaron, nada es eterno, todo cambia, todo se desgata, todo se termina, todo tiene que renovarse. Si queremos existir como humanos, como planeta, tenemos que cambiar, tenemos que vivir diferente.

Muchos creen que se crearon las redes sociales, se crearon exclusivamente para sacar a relucir demonios internos, satanizar todo lo que te rodea, acusar de comunistas, socialistas anarquistas al que no esté de acuerdo con ellos, proyectar insuficiencias emocionales y frustraciones y traumas de la niñez, amenazar lideres o desprestigiar activistas sociales o políticas, hacer llamados al odio y venganza.
Las redes sociales no son cuevas de ladrones, todo lo dicho se grava y todo lo dicho tiene consecuencias, no importa si te escondes en el anonimato, avatares o dobles.
Lo bonito de la técnica, si uno se propone puede encontrar fácilmente a los infractores de normas y reglas, alteradores de la paz social, tergiversadores de la verdad, si es necesario hacerles responsables por lo dicho, obligarlos a retractarse de sus conductas asociales o responder con sanciones dolorosas o draconianas

Por eso lo digo en alta voz, parte de ese mundo es irreal, es una mentira, tampoco te puedes desahogar a costa de los demás, o utilizar las redes sociales cómo una especie de medicina. Las redes sociales no son medicina ni terapia, al contario, pueden agudizar depresiones y remarcar paranoias y acentuar conductas o trastornos disociales.

El virus Corona o COVID 19, no solo ha causado muerte, confusión y desorden social y mental, sino también nos ha dado la posibilidad de reconocer el color de los ojos de nuestros semejantes, mirar sin tener miedo, ver a los ojos, reconocerse al espejo, una opción para revivir, aprender a sobrevivir, reconstruir y refundar las relaciones familiares y sociales.

El COVID 19 nos ha demostrado que no somos inmortales, somos temporales, somos pasajeros, somos débiles y no podemos decidir sobre nuestro futuro, tampoco necesitamos esperar la vejez para morir, desaparecer, dejar de existir.
La muerte nos puede sorprender dormidos, llegar sin avisar, cogernos descuidados y sin defensas.

El tiempo actual es para reflexionar, meditar, perdonar, agradecer, reconocer, entender, informarnos mejor, informarnos de manera neutral y objetiva, respetar los valores de los pueblos ancestrales, reconocer la cultura y los importante de las estructuras sociales colectivas. Sortear completamente el pasado y presente; proyectarnos en dirección presente futuro y futuro presente.

Ayudar a la deconstrucción de las sociedades caducas, exclusivistas y racistas, ayudar a la construcción de una sociedad de derechos, chances, bienestar para todos y cada uno de nosotros, esto no es comunismo, sino humanismo y una necesidad de construir un mundo nuevo.

Nuestra responsabilidad de gente siglo XXI
es romper la continuidad colonial,

descolonizar conceptos,
deconstruir pensamientos
y formas de vivir arcaicas.
Eliminar creencias coloniales,
preatenciones darwinistas sociales,
erradicar de la cabeza y el cuerpo,
sentimientos de superioridad,,
prepotencia e intolerancia.

.Por Walter Trujillo Moreno, Noviembre 2020


ANATOMIA DE UN DICTADOR(A)

Dictador (a) sale de tu laberinto oscuro,
acepta que eres la sombre de un pasado oscuro
tu presente y futuro sigue cubierto de oscuro
la claridad, la razón, la esperanza y la luz,
son la oposición y contradicción de lo oscuro.

Si me pidiesen describir a un(a) dictador(a),
empezaría diciendo lo que dice todo el mundo,
lo dicen en alta voz, en silencio o escondidos en el anonimato:
abuso de poder, prepotencia, intolerancia, represión, fanatismo, violencia desmedida,
fanatismo y culto a la personalidad.

El analista político diría: un títere, un manipulado, una víctima de las circunstancias, un producto de un pasado negro, un personaje que representan lo que los demás callan.

Yo como poeta, psicólogo y humanista digo, un dictador(a),
un personaje encerrado en su sueño paternalista, un ser fuera de tiempo y contexto,
un sociópata con  una conducta disocial encerrada dentro de una burbuja de ilusiones,
el crédulo perfecto con ínfulas de grandeza. Se creen infalibles e indestructibles a pesar de saber que son, como una escultura con pies de arena. Son títeres, se mueve cuando les dejan mover, hablan cuando les exigen, piensan sin contenido real, obedecen y repite al pie de la letra lo que les dictan u ordenan del norte o de occidente.

La humanidad desde un principio se ha visto obligada a soportar reyes, emperadores, dictadores, políticos, querulantes, delirantes, capitanes y dirigentes políticos, sociales y religiosos que se han aprovechado de la ingenuidad, de la ignorancia y credibilidad de la gente.  Se han impuesto por la superioridad numérica, ya sea con las armas, con el miedo y las amenazas. Dictadores poseídos de sus instintos de poder y grandeza, su perfil de asesinos o sus cualidades morales de ser vengativo están remarcados por su educación, frialdad, hilaridad y crueldad. Han asesinado en nombre de Dios, de una idea, de un principio, por el sistema, por nada.

Al final son los pequeños, los oprimidos, los desclasados, los olvidados, los marginados, los pobres, los derrotados, indigentes, los desdichados, paradójicamente la mayoría, los que pagan impuestos, a ellos les toca vivir con las consecuencias y efectos secundarios de esa política errada, de esa ideología oscura.

La línea del tiempo y la biografía de la represión, abuso y destrucción, se repite una y otra vez a largo de la historia de la humanidad, a través de los siglos, décadas, culturas, sociedades, nacionalidades y civilizaciones. El hombre aprende poco, al parecer la memoria de corto y largo plazo se confunde con tanta interferencias e información, al momento de elegir, prefieren actuar de manera espontánea, sin pensar en las consecuencias, basados en las apariencias, proyectando sus rencores, recreando sus frustraciones, en contra de los supuestos enemigos, eligen a los falsos profetas de la liberación, a los vendedores de ilusiones y falsedades, a los predicadores del fin del mundo y el juicio final.
 
Un dictador(a) nunca recatará un país, no son capaces de hacer cambios esenciales o profundos, tampoco les interesa, ni tienen la voluntad para hacerlo.

Elegir significa libertad de pensar y actuar, adquirir responsabilidad y compartir tareas,
elegir en nombre de la religión, elegir fuera de la realidad y necesidad, elegir a nombre de la injusticia, elegir a nombre o favor de las élites o poderosos, elegir en contra del pobre, elegir en contra del nadie y en pro del Señor y amo de las finanzas, elegir a nombre de los dueños de los minerales y el agua o elegir a nombre de la Naturaleza, de los ríos. montañas, del viento, del Abya Yala o elegir  a nombre del futuro colectivo de las sociedades,  

¡Cuándo desparecen los dictadores!, algunos mueren de viejos y cansados, otros mueren repentinamente, otros como Somoza mueren de un atentado dirigido y otros mueren con el estómago lleno y una sonrisa en los labios. Convencidos, que hicieron lo correcto y estaban cerca de lo verdadero, como le paso a Hitler y Pinochet, quisieron cambiar el mundo a la fuerza, con astucia, con violencia desmedida y se dejaron asesorar por el mal; sus protectores eran los monopolios, el capital, los defensores de las doctrinas del control, el dominio, el nazismo y el neoliberalismo. Nunca les intereso la gente pobre, defendieron sus intereses, los intereses de las élites, los intereses de las fuerzas imperiales y dominantes.

El continente Abya Yala, se encuentra en constante lucha, rebelión y resistencia, se han ofrecido demasiadas vidas, existencias, destinos y futuro por una sociedad mejor, por una sociedad de derechos y chances, por una sociedad que de cavidad a todos.
Las fuerzas de derecha no dejan de sembrar represión y violencia, se regeneran, se enmascaran y se mezclan constantemente entre ellos, aparecen como renovados y actúan como si lo pasado nunca existió o fue correcto y verdadero. El dictador (a) no es el bueno ni el malo, sino el miserable, impávido, insolente, desvergonzado y desalmado.

Sabemos muy bien, los cambios no se los consigue de la noche a la mañana, ya sea a nivel personal, individual o colectivo, los cambios son una inversión grande de tiempo, energía, finanzas y vida. La constancia, lealtad, firmeza, prolijidad, ahínco, insistencia y renovación de fuerzas nos dará algún día el triunfo definitivo, debemos reconstruir, construir un nuevo Abya Yala desde Alaska a la Patagonia.

Por Walter Trujillo Moreno, septiembre 2020


EL ESPEJISMO DE LA SOCIEDAD DE CLASES – EL COLOR DE LA PIEL ”Ñ”-

En un mundo de colores no existe el odio ni la miseria
En un mundo de mentes claras no existe la oscuridad
En mundo oscuro no existe la luz en las noches grises
En un mundo donde eliges el color que más te gusta
no existe la diferencia
En un mundo donde los colores son para dar vida
no existe la objetividad blanca o negra
En mi mundo donde no existe el negro y el blanco
los tonos y tonalidades
ofrecen paz celeste y alegría naranja

El concepto de raza, el concepto de la tonalidad blanca o negra, que define a un grupo exclusivo de personas, desde finales del siglo XX es completamente obsoleto, científicamente insostenible y moralmente inaceptable. Existe solo las tonalidades de piel que van desde el marrón al pálido, los responsables son los *melanocitos y no la mano divina del Dios de los genes o genomas.

En un día de sol, lluvia, gris y húmedo, se encuentran dos personalidades fuera de este mundo: Arthur Schopenhauer, el filósofo de la voluntad y el derecho de tener la razón y Abraxas el espíritu más allá de Dios, del Bien y del Mal.

….Schopenhauer, afirma “…La esencia es voluntad, detrás del velo de la realidad, detrás del noúmeno Kantiano, está la voluntad.  Los objetos de deseo son solo Representaciones que la voluntad pone delante de nosotros…”

– Hermann Hesse, escribe en Damián „.nuestro Dios se llama Abraxas él es Dios y es Satanás, él tiene la luz y el mundo oscuro en sí.  El pájaro está luchando para salir del huevo. El huevo es el mundo. Quien quisiese nacer, debe destruir un mundo. El pájaro vuela a Dios. El dios se llama Abraxas. „

Arthur pregunta, si exista la razón sobre la existencia del blanco y el negro, quién es el creador o quién asume la responsabilidad.

Abraxas contesta, si el hombre se creó a semejanza de Dios, Dios debería ser de colores excepto blanco o negro, la responsabilidad sobre los tonos de la piel, lo tiene la Naturaleza, ella es sabía, nunca se equivoca. Lo que ha cambiado es la percepción del hombre, antes a nadie le importaba el tono de la piel, el hombre era nómada y el cambio de tonalidad dependía del lugar donde se encontraba, cuando ardía el sol, se ponía rojo, marrón, donde el so estaba ausente y sin fuerza, primaba el frio y nieve, se volvía, azulado, pálido y rosado.

Arthur pregunta, si el hombre puede hacer y decir lo que quiera, sin importarle si eso es cierto o no. Adapta sus deseos a la realidad a pesar de que su voluntad está afectada por apreciaciones y deseos egoístas.

Abraxas contesta, el hombre está perdiendo su condición humana, al principio el hombre vivía en grupo y comunidad, ahora cree que no necesita de nadie, que la libertad es el individualismo, que se pueden comportar y razonar, sin importar las consecuencias o lo provocado. Resultado de esa actuación, es la distancia entre los hombres, el odio social, la violencia estructural, la venganza personal y grupal.
Si un grupo vive la Libertad en el sentido propio de la palabra, el resto tiene derecho de conquistar su forma de libertad y vivir la vida a su manera.

Arthur replica, el hombre actual, el privilegiado, el atrevido, el conquistador, el dueño del poder, la minoría, se impone con el dinero, con la fuerza policial, con la ideología, con su forma de vida y con la palabra. No importa si tiene la razón o no, sino la tiene, simplemente impone sus teorías y posiciones, por encima de la realidad, y a la fuerza si es necesario. Ellos tienen el derecho de poseer la verdad, o son la verdad. Se olvida que la verdad es un razonamiento lógico deductivo, o un silogismo, compuesta de una premisa universal, una premisa particular y una conclusión.

1.-Todas las tonalidades de la piel existen libremente en la Naturaleza,
2.-Todos los humanos tienen tonalidades de la piel,
3.-Por tanto, todos los humanos existen libremente en la Naturaleza.

1.-Todos los seres vivos son parte de la Naturaleza,
2.-Todos los humanos son seres vivos,
3.-Por tanto, todos los humanos son parte de la Naturaleza.

Abraxas dice, los privilegiados, la minoría tienen su propio silogismo, algún rato tendrá que responder por ese error mental, esta sociedad sin la mayoría no privilegiada, que construye con sus manos, fantasía y creatividad. La mayoría son más importantes que cualquier dinero del mundo y cualquier distinción racial, étnica o clasista. Sin la mayoría no se mueve una máquina, ni las empresas, ni habrá ningún desarrolla. Los privilegiados solo consumen, destruyen, desunen, ordenan, obligan, nunca se manchan las manos, morirán ahogados en las montañas de dinero poseído o morirán de tedio, abandono y aburrimiento.

Los señores dicen:
1.-Todos los ricos son hijos predilectos de dios.
2.-Todos los blancos / privilegiados son ricos.
3.-Por tanto, todos los blancos / privilegiados son hijos predilectos de dios.

Arthur pregunta, el día de hoy se ha reforzado la idea de raza, los colores de la piel, o la ventaja genética. Ideas obsoletas han vuelto a tomar fuerza y vigencia, En el tiempo actual se gobierna como hace 500 años, se impone leyes sin consultar, se persigue gente solo por sospechas, se desaparece dirigentes y se criminaliza a los dirigentes sociales y políticos. Todo con la espada y el hierro en la mano y la biblia como garantía, los pobres tiene miedo, se dejan engañar como hace 500 años.
Los políticos y gobiernos te ofrecen lo imposible, lo tomas o si no te atienes a las consecuencias, podrías ser sancionado, castigado, en peor de los casos te desaparecen a ti y tu familia. Lo más triste es, que el trabajo sucio lo realizan los pobres. El trabajo que realizaron los conquistadores en nuestro continente fue/es macabro, se ha implantado un programa en las cabezas, un programa de sumisión, violencia, miedo y duda, un especia de lavado de cerebro colectivo. Han pasado 500 años, mucha gente no ha logrado desprenderse y liberarse de esa imposición.
La mayoría se han resignado, aceptan su impotencia, debilidad y falta de fuerza y valor, inclusive se venden a cambio de que les dejen en paz o los ignoren.
Vivimos en mundo donde un poco de comodidad y confort puede cambiar una vida, la forma de pensar y la inclinación ideológica. Te hacen creer que eres igual, cuando en el fondo te odian y te desean la destrucción y la muerte. La pregunta es, si existe la verdad absoluta, la verdad que no admite refutación o contradicción alguna, quién la define o quién tiene el monopolio de esa verdad.

Abraxas dice, si yo hubiese creado ese mundo, lo hubiese creado en colores, me imagino un mundo de seres, llenos de vivos colores, como en un cuadro de Vincent van Gogh, “El viñedo rojo de Arles“, un otoño eterno, donde priman los colores intensos, donde todo tiene vida, hasta la muerte es de colores. En un mundo así, nadie puede sentirse único, los colores son bellos, únicos, cálidos, importantes y esenciales dentro de ese mundo diferente. Arthur, la verdad absoluta no existe, todos tenemos una verdad, hasta yo, tengo la verdad de ser dios y la verdad de no ser dios, nadie tiene la verdad absoluta, la verdad es transitoria, temporal, local, personal, colectiva, política, ideológica, universal.

El hombre en si es una verdad, la verdad de que existe una sola humanidad,
 la verdad de que todos somos humanos, la verdad que tenemos el mismo color de la sangre, la verdad de que no existen hombres blancos o negros.

El Negro es la absorción de todos los colores, en la paleta artística es la mezcla del rojo, verde y azul, el negro es la impresión visual que se experimenta cuando ninguna luz visible llega al ojo, un color sin matiz. En la física, un cuerpo negro es un absorbente perfecto de la luz y el mejor emisor, algunos elementos conocidos con esta tonalidad son la noche sin estrellas y lo infinito del universo.


El Blanco, está presente en todos los colores, es la luz solar no descompuesta en los diferentes colores del espectro, blanco se obtiene al mezclar los colores primarios rojo, verde y azul. El blanco refleja la luz que le llega, de esta forma la radiación incidente se refleja o pasa a través del cuerpo blanco. La luz blanca puede ser descompuesta en todos los colores del espectro visible por medio de un prisma dispersión refractiva o las gotas de agua actúan a modo de prisma y descomponen los rayos de luz en ondas de colores. Blanco es la suma o síntesis de todos los colores, algunos elementos conocidos con esta tonalidad son la nieve y el algodón.

El blanco y el negro son colores opuestos, son colores acromáticos puro gracias a los dos colores existen todos los colores existentes, es decir mezclando los colores primarios se obtiene blanco o negro. Si el hombre fuese Negro, sería el Dios de la oscuridad, de las tinieblas, del infierno, Hades, Gaia, Kali, Osiris. Si el hombre fuese blanco sería el Dios de la Nada, del Vacío, el Dios Sol, Aton, Inti, Helios.

Ningún hombre emite calor y ningún hombre refracta los colores. En ese sentido no existen hombres blancos o negros, sino hombres con diferentes tonalidades de piel, Nuestra piel toma distintos tonos, desde un marrón profundamente oscuro como el de algunos africanos, hindúes, indoamericanos o aborígenes australianos, hasta el pálido, casi transparente, aspecto que ofrecen los nórdicos.  
Esa es la Verdad de ser blanco o negro.

EL TIEMPO ACTUAL XXI

Los colores de la piel en la sociedad actual, en el darwinismo social o la clasificación de la gente en razas, clases, clanes o castas, son estereotipos inherentes al sinónimo de poder, de crueldad, de injusticia, brotes libertarios, rebelión justificada. El tono o belleza de la piel no es sinónimo de valores, ética o moral, en muchas ocasiones están envueltas por la denigración social, degradación cultural, por el desprecio de sí mismo, errores mentales y una educación manipulada o dirigida.
 
El tono claro, tono obscuro, en las culturas milenarias han pasado desapercibido, los dioses hindúes, egipcios eran de tonos oscuros y los dioses griegos, romanos y nórdicos de tonos claros. En los tonos oscuros dominaba el sol y la claridad en los tonos claros, el frio y la oscuridad. Los gobernantes o políticos de la India, China, Japón, Corea, no son políticos de ascendencia europea, si no gente local, gente de la región. En América Latina, pasa lo contrario, los políticos o gobernantes indígenas son escasos en la esfera del poder y dirección.


Tenemos que cambiar de alguna manera ese error mental, esa aberración social, esa depredación humana y la civilización antihumana.

LA EDUCACION SIGLO XXI, tiene que tener un carácter universal, humanitario, libre de estereotipos, con valores que salgan desde adentro hacia afuera, desde el cerebro, corazón, estómago y alma. Necesitamos una nueva generación de políticos, gobernantes, dirigentes, científicos libres de prejuicios, valores distorsionados y ética sin moral conocida.  Es necesario despertar los recursos humanos y activar la naturaleza del Hombre y perfeccionar el diálogo cordial con la Naturaleza.

De una vez por todas dejemos de contemplar a los pueblos milenarios en las fotos y museos como exóticos y valiosos, mientras que en la realidad se destruye su hábitat, se les prohíbe su lengua y cultura, se censura sus conocimientos, métodos curativos y medicina ancestral. En la realidad se les deja morir en el olvido y muchas veces de hambre y desesperación. Los pobres heredaron la tristeza, la desconfianza y la desesperanza.

 América latina el continente más desigual e injusto del planeta, donde el 70% de las riquezas están en manos de apenas un 10% de la población, países que producen tonelada de alimentos y con sus recursos naturales abastecen a todo el mundo, sin embargo casi el 50% de la población viven en la pobreza total, no tienen acceso a ningún tipo de educación, salud, recreación o infraestructura necesaria para vivir dignamente. La educación y la medicina élite o de alto nivel es el sueño de los ricos y la pesadilla de los pobres, que muchas veces creen que apoyando las ideas e ideología de dominio, se acercan al menos en intenciones a los ricos.

 Las riquezas para nuestros ricos no solo es poder, vanidad, gloria, esplendor, extravagancia, lujo, derroche, credibilidad, valores únicos,  sino también una especie de parodia vivencial, una paranoia celestial o una *parafernalia o pompa vital.

Las nacionalidades indígenas siempre han sido universales, colectivas, cósmicas y espirituales. La brutalidad ideológica estrambótica y social, el desastre ecológico mal intencionado y a propósito desprecian su significado histórico, mitológico y cultural.

Su *parafernalia es de armonía y de poseer elementos necesarios para dialogar con la Naturaleza y su capacidad de resistencia frente a las agresiones y depredadores de todo tipo.

Una de las últimas experiencias de segregación, intolerancia y estagnación.
Lo vivió y vive la artista mixteca Yalitza Aparicio, nominada al premio Oscar por mejor actriz por su papel protagónico en “Roma” de Alfonso Cuarón de México, fue atacada de una manera impune, sediciosa, mal intencionada, egoísta, celosa y descarada, a pesar de que su rol era un rol de estereotipo, una empleada doméstica, de una familia de clase media en la Ciudad de México al comienzo de los años 70, les dolió aún más, cuando Aparicio apareció en la portada de la revista Vogue México, y cuando la revista de modas Vanity Fair, le invito a modelar. Ese modelaje rompió todos los patrones de belleza y comportamiento conocidos por los medios tradicionales y las revistas de modas. Eso no se puede concebir, eso es un escándalo, algo inaudito, inaceptable y fuera de cualquier lógica posible y moral digna.

Así como no se puede aceptar que en una película de Hollywood, donde siempre el latino es el malhechor, el bandido, el secua, el villano, el tonto, el vago, el desalmado, el violento, el mafioso, el bribón el bellaco, de pronto sea el héroe o tenga el rol principal en una película. Imposible o incensario.

Esta sociedad demostró su actitud intolerante, su mala educación, su egoísmo, sus límites mentales, su falta de reflexión, su deficiente de desarrollo humano, su odio a la inclusión social. Una sociedad racista, donde no hay prácticas de desarrollo humano global. Donde muchos creen, se comportan o piensan como las clases altas o viven en los palacios imaginarios de la alta alcurnia / sociedad.

En una sociedad, donde ser indio es una desventaja, un estigma, una maldición, un destino sin Karma, un callejón sin salida, un paria y una molestia para la sociedad neoliberal. Olvidándose totalmente que los indígenas son la mayoría, sin ellos no se mueve una fábrica, una tuerca, un tornillo y no hay producción de alimentos.

SER SIGLO XXI

Nadie sabe hasta el momento que significa ser una mujer o un hombre del siglo XXI, muchos piensan que tienen que ver con el consumismo desmedido, otros piensan que es la libertad mal entendida, otros creen que es romper reglas sociales y políticas. Pocos deducen que tiene que ver con las cualidades humanas, la solidaridad humana, la sensibilidad humana, ser un SER del siglo XXI, es una nueva forma de vida, una nueva forma de pensar y una nueva forma de ser miembro de la sociedad.
El SER siglo XXI necesita un lenguaje, un nuevo lenguaje, una nueva forma de expresarse. Tenemos que tomar consciencia del lenguaje que utilizamos, de donde viene y porque se utiliza de esa manera, tenemos que cuidar las palabras que denotan dependencia o herencia colonial. Tenemos que dejar de apropiarnos de palabras que nos pertenecen o pertenecen a una forma antigua de moral y ética. Tenemos que crear un lenguaje positivo, palabras nuevas que habitan y sean aptas para una nueva sociedad.

Todos tenemos responsabilidades sobre nosotros, sobre nuestros hijos, nuestra familia, nuestros amigos, nuestro barrio, nuestro país, responsabilidad por los demás y responsabilidades por el funcionamiento y la integridad del planeta.

Los triunfos individuales, son los triunfos de la sociedad entera, los fracasos personales, son el fracaso del sistema. Toda actuación, toda acción, toda actividad realizada tiene consecuencias, nada es libre de una reacción.

El SER siglo XXI debe ser un ser libre de cargas morales y éticas. Crecer libre de las aberraciones sociales y culturales del siglo XX, una persona capaz de pensar en función de sí mismo y la sociedad entera, capaz de sentir un amor a sí mismo y amor por los demás, desear su bienestar personal y el bienestar de todos.

El SER siglo XXI no debe repetir los actos de los antepasados anquilosados o egoístas, Se debe recrear una sociedad libre de prejuicios de clase, distinción social o hegemonía racial.

El SER siglo XXI no debe tener miedo en crear nuevas formas de organizarse, integrarse, participar, pensar, hablar, expresarse. Para conseguir necesitamos un continente completamente nuevo, debemos sortear las finanzas, privilegios, élites, lagunas mentales y errores mentales

Por Walter Trujillo Moreno, Mayo 2020

*El viñedo rojo de Arles“, de Vincent van Gogh, te recuerda los cálidos días de verano,
un intenso juego de colores.

*El blanco es el color de la inocencia, pureza, paz, apertura, esterilidad, el bien. El blanco crea una impresión luminosa de vacío, positivo infinito.
En las culturas del Lejano Oriente, el blanco es el color de la muerte y el dolor.

*el negro representa la muerte, el final, misterio, soledad, la tristeza individualidad y el mal, la extravagancia y la elegancia, para los indígenas es el símbolo de la tierra y para los anarquistas negro significa libertad.

En las culturas de extremo oriente, el blanco es el color del oeste, del otoño y del elemento metal, representados por el tigre blanco, que es a la vez una constelación y un animal mítico.

Similarmente, para los antiguos pueblos nahuas (mexicas o aztecas), el blanco era el color del oeste, relacionado con Quetzalcóatl.

También se relaciona el color blanco con Dioses como al Dios Huiracocha , Quetzalcoátl y Kukulkán.

*parafernalia o pompa, exhibición gratuita o alarde de la riqueza o importancia, a un acto o una ceremonia.
*parafernalia, conjunto de instrumentos o aparatos que se necesitan para un fin determinado, menos parafernalia escénica, sino se concentra todo el potencial de un espectáculo en la música.


EL CLANDESTINO VIVE EN EL MAR DE COLORES

Clandestino hermano de nadie
dueño de nada y sin nada
víctima de las circunstancias
intentaste cambiar el mundoinocente de la historia
traicionado y engañado

El clandestino refugiado se despierta de un largo letargo lleno de confusión, ideas falsas, realidad distorsionada, caminos cerrados y acciones complicadas sin futuro.
Se durmió segundos, horas, meses y años. Rodeado del discurso multicultural compensativo, nublado de la igualdad de los pueblos, impulsó leyes para evitar el racismo craso y la discriminación por el color de la piel, el cabello y la actitud, compensar las desigualdades diferenciadas y entrelazadas, se atrevió a disminuir la pobreza a reconocer a los ancianos e incluir a los desvalidos.

Se habló de un mundo para todos, un mundo globalizado en todo sentido, con valores globales y documentos universales. Se idealizó a una Naturaleza con derechos, Naturaleza que hay que dejarla descasar o crecer en paz, se habló de los pueblos hermanos de lengua propia, identidad definida.
 
Aseguro que el mundo lo ha dejado solo, que los progresistas, los humanistas, y hasta los anarquistas, lo querían devolver un espacio de poder y mando. Aunque ellos estaban ocupados en dar nombre a las estrellas y los contrarios ocupados en llevarse todo y cargar la mayor cantidad de cosas posibles, repartirse un país sin el menor esfuerzo, si fuese posible llevarse el  mundo a la casa.

Se despertó de pronto en un horizonte lleno de banderas amarillo, verde y rojo, fogatas gigantes, banderas arco iris, tiradas, rasgadas y ardiendo sobre el pavimento, música de trompetas, quizá una bachata o ballenato apurado y violento, gente bailando frenética y desmedida, el sol brillaba en el cenit; había calor, las piedras ardían hasta ponerse rojizas, pánico en las miradas y miedo en las sonrisas. Pensó, el fin del mundo, el Agamenón, mi fin y el fin de todo lo creado por mí, con la ayuda de Dios y sus mejores hijos.

La gente se reía burlesca, en alta voz y murmuraba ofensas y vituperios, señalando con el dedo de su nueva religión al hombre que estaba atacado a un árbol de una plaza, al parecer el más grande de la ciudad y sentado sobre una piedra húmeda, osca y marcada por los años y la erosión. Cerro los ojos herméticamente, esperanzado que cuando los habrá, todo desaparecería. Dijo, esto es una alucinación o una percepción distorsionada, no puede ser verdad o me metí por equivocación en la máquina del tiempo o soy víctima de la broma  más pesada de esta nave espacial, llamada tierra.

Intentó incorporarse pero no puedo, estaba inmovilizado, atado con un cordel de pies, cintura, mano y cuello, atado como una bestia salvaje o animal raro e impredecible.
Un hombre de baja estatura, brazos anchos, con una gorra en la cabeza, una mezcla entre jugador de béisbol, rapero o vendedor de agua, su cara no era bella y su mirada indefensa y falsa,  sus ojos reflejan ira y se dibuja una cruz y dos zetas en sus pupilas. Su semblante es desviado y gastado por los años, este hombre emana venganza y frustración, se acercó al clandestino, le escupió en la cara y le vociferó, “indio de mierda te dije que te vayas al llano o la montaña”, no me escuchaste, ahora te vas al infierno porque te vas, que te lleve el Diablo sin vergüenza, ladrón, ratero, hijo de satanás y rencarnación del mal, comunista; se agarra el estómago como señal de miedo, impotencia y estrés. Exclama, al fin estas en el lugar donde debías estar, bajo la suela de mis botas enlodadas, sentirás el peso de un Dios verdadero y su profeta de Santa Cruz, sentirás mi ley, nuestra ley, nuestras necesidades y nuestra manera de arreglar el mundo.


Hoy  recibirás el castigo de los siglos, sentirás el lado oscuro de la religión, el lado feo de la justicia. Te vamos a patear, flagelar, maltratar, latigar hasta que brote sangre de tu maldita espalda, del culo y tus cortas piernas.

Creíste cambiar el mundo, mentira. Nosotros decidimos cuando el mundo cambia, el mundo no ha cambiado, somos los mismos que llegaron a este país en el siglo XV, después de la primera y segunda guerra mundial, somos los dueños de las tierras, ríos, montañas, agua y a veces del cielo y del sol.

Clandestino naciste sobre una cama vacía, fría, mugrienta, con alma de esclavo, pensaría que no tienes alma; tu espíritu es pequeño, tu cuerpo es indigno, naciste para obedecer, para trabajar en exceso, para bajar la cabeza, para ser un estorbo en el mundo de brillo, claro y radiante.

Detrás de las alambradas de la plaza se veían un grupo de indígenas tristes e indefensos. El hombre pequeño grito descabelladamente al público, como un poseído y dijo: hemos repartido piedras planas con números, vamos a sortear, igual yo seré el primero y mi mujer la segunda, los elegidos pueden latigar al reo indeseado, al sedicioso, al provocador, al terrorista, al pobre indio, al sucio, al clandestino.

La gente enardecida gritaba maten al indio colla, maten al atrevido, al rebelde, al que creía y oso cambiar el país sin consultarnos, sin pedirnos permiso. Un país donde predominan los blancos: Nadie cambia nada sin nosotros, nosotros somos el cambio, somos la verdad absoluta, somos la inspiración más perfecta de Dios.

Levantaron al reo y le amarraron a un poste de madera, áspero, alto, delgado, desgastado por el clima húmedo, engrasado la noche anterior. “El clandestino” hasta hoy, no podía entender lo que estaba pasando, seguía creyendo estar atrapado en una pesadilla sin fin ni salida. Se decía así mismo, porque tanta maldad, me atrapo un dios desigual, un dios manchado de sangre, un Dios lleno de complejos y diferencia, un Dios con falsos profetas.

Miro a su Dios Inti, que quemaba todo, sin diferencia alguna, la Quilla brillaba al fondo, Venus curioso se encendía esporádicamente, al fondo, el verde de la madre tierra,  más al fondo, fuera del horizonte; estaba la gente que algún día creyó en él, al final lo dejaron solo, como a Túpac Katari. Expresaban temor en su semblante y sus piernas tenían prisa, como diciendo, yo no tengo la culpa, igual no se puede hacer nada.

El clandestino fue azotado repetidas veces, por los favorecidos en el sorteo, por los que se metían a la fuerza, por los que tenía derecho a todo. Sangraba su cuerpo entero, su piel no era más del color de la tierra, sino del color del infierno ardiente, era sangre viva y dolor de los siglos de conquista, una conquista que nunca abandonó el Abya Yala.
Le gargajearon, lo golpearon, le insultaron, lo putearon, le mancillaron, le arrojaron las piedras planas con números.

Su alma dejo de respirar, su cuerpo se rindió, su corazón ya no era de este mundo.
No mataron al clandestino, sino la idea de una libertad diferente, de un mundo casi igual, asesinaron un sueño sabor a nuevo, un mundo con igualdades y similitudes.

Por Walter Trujillo More, Diciembre 2019

Emociones que se convierten en dolor.

Espalda… Falta de afecto y apoyo.
Pecho… Tristeza, decepción y pérdida.
Abdomen… Miedo, impotencia y estres.
Cadera… Temor al cambio
Rodillas… Orgullo, egoismo, inflexible y miedo avanzar.
Pies… Depresión y culpa.
Espalda baja..Problemas financieros, falta de apoyo emocional.
Cuello… Cargas emocionales excesivas y falta de flexibilidad
Garganta… Problemas de expresión y confianza.
Cabeza… Estres y preocupación en exceso.


 

Walter Trujillo Moreno en Poemas del Alma


 Traduzca la página / Translate the page / Übersetzen Sie die Seite

Contacto: info[a] vulcanusweb.de